Archivo | Cocinarte

La Cocina de Peralta: ¡Correveidile de lentejuelas! -->

La Cocina de Peralta: ¡Correveidile de lentejuelas!

Receta deliciosa si las hay y en invierno todavía más. Puede ser con carne, como sugiere el chef Omar Peralta, o con muchas verduras para un plato vegetariano. Tome nota y póngase manos a la olla para compartir a comida en familia.

Ingredientes:

-Lentejas, 100 gr. por persona

-Chorizo de cerdo, 1 cada 2 personas. A mí me gusta agregarle un poco de longaniza o chorizo colorado, además del chorizo de cerdo. Si quieren, calculen 1 longaniza cada 4 personas. O más.

-Zanahoria, 1

-Papa, 1

-Cebolla, 1

-Ajo, 2 o más dientes

-Agua o caldo, 1 litro o más

-Pimentón, laurel, comino, sal y pimienta

-Aceite de oliva

Procedimiento:

En una olla, poner unas cucharadas de aceite de oliva. Ahí rehogar el ajo cortado chiquito, lo mismo que la cebolla. Al minuto agregarle los chorizos cortados en ruedas y la hoja de laurel. Dejar que se cocinen un poco para que adquieran consistencia y no se rompan mucho. Luego agregar el pimentón y la zanahoria cortada en cuadraditos. Revolver bien, agregar las lentejas. Cubrir con caldo. Dejar cocinar a fuego medio/bajo por 30 minutos. Luego agregar las papas cortadas en trozos no muy chicos. Sazonar. Dejar cocinar hasta que estén las papas, unos 20 minutos más. ¡Listo!

Escrito en CocinarteComentarios (0)

“El Gran Juego del Vino” -->

“El Gran Juego del Vino”

Al estilo de los juegos existentes sobre preguntas relacionadas con temas de conocimientos generales, éste responde al mismo diseño, pero las preguntas están dirigidas al mundo del vino.

Por Silvia Avagnina

“El Gran Jjuego del Vino” es precisamente un atrapante juego que gira alrededor del vino, con preguntas sobre temas que van desde el viñedo hasta su elaboración y otras generalidades. Todo un desafío para enófilos avanzados y también para aquellas personas sin conocimiento en la temática que quieren aprender. Esto es posible ya que algunas preguntas van acompañadas de una explicación que permite ampliar conceptos.

El juego está organizado en seis cuadernillos con aproximadamente 2.000 preguntas en total, que responden a los siguientes temas: finca, vid y viñedo, variedades de uva, bodega y elaboración, el vino y su interpretación, regiones, vides y vinos del mundo así como consultas de interés general. Se complementa con un divertido desafío, el “de los sobres”, donde la pregunta remite a un sobre numerado en el cual hay una serie de cartones que permiten ordenar una secuencia, por ejemplo, los pasos a seguir para la elaboración de un vino. O bien, dibujos con los cuales se debe trabajar para indicar de una serie de racimos, cuál corresponde a una determinada variedad de uva. Sin dudas, una propuesta innovadora en el mundo del vino que pone a prueba los conocimientos.

Y ahora… a jugar con dos preguntas de cada ítem a fin de tener una idea de su desarrollo. Las preguntas están numeradas del 1 al 12 y las respuestas se indican al final.

La finca, la vid y el viñedo

1) ¿En qué parte del grano de uva reside el color?

a. En la pulpa / b. En la semilla / c. En el hollejo o piel

2) ¿Cómo se denomina la infrutescencia de la vid?

a. Drupa / b. Baya / c. Pomo

Las variedades de uva

3) Variedad, cultivar y clon. ¿Significan lo mismo?

a. Sí / b. No

4) ¿Qué variedad de uva blanca elaborada en barricas de roble produce un vino muy apreciado por los consumidores?

La bodega y la elaboración

5) ¿El vino rosado es un corte de vino blanco y vino tinto en diferentes proporciones?

a. Sí / b. No

6) ¿Qué es la fermentación maloláctica?

a. Transformación de un ácido en sal / b. Transformación de un ácido en otro ácido / c. Transformación de una sal en ácido

El vino y su interpretación

7) ¿Qué forma tiene la copa de degustación aconsejada por la Organización Internacional del Vino (OIV) con sede en Francia?

a. Redonda / b. Tulipán / c. Flauta

8) ¿Qué es la enología?

a. Estudio de los aromas del vino / b. Estudio de la vid / c. Estudio del vino

Regiones, vides y vinos del mundo

9) En el vino Tocay (de Hungría) ¿A qué hace referencia la palabra “puttony” (plural: “puttonyos”)?

a. Al alcohol / b. Al azúcar / c. A la acidez

10) ¿Qué significa la sigla “DOC”?

Interés general

11) ¿Cuántas son las capitales que integran la red de Great Wine Capitals (Grandes Capitales del Vino) de la cual Mendoza forma parte?

a. 6 / b. 8 / c. 10 / d. 12

12) ¿A quién pertenecen los versos siguientes?

“Yo tengo una bella ánfora, llena de gerio vino, / que para hacer mis cantos me da fuerza y calor, /en ella encuentra sangre mi corazón latino / para beber la vida, para latir de amor”.

a. Pablo Neruda / b. Rubén Darío / c. Jorge Luis Borges

Respuestas:

1) c. En el hollejo o piel.

2) b. Baya.

3) b. No.

Variedad: Conjunto de individuos con caracteres comunes que permiten ser individualizados y que persisten en sucesivas generaciones multiplicándose por vía vegetativa (estacas, yemas, injertos).

Cultivar: Son poblaciones de plantas de vid (variedades) que sufrieron cambios morfológicos o fisiológicos dando origen a formas o líneas vecinas.

Clon: Es la progenie vegetativa de una sola planta y mantiene fiel identidad con su progenitor.

4) Chardonnay.

El Chardonnay es un vino complejo donde aparecen en el bouquet final descriptores que provienen de la uva, de las fermentaciones alcohólica y maloláctica, de la barrica de roble, de la crianza del vino sobre levaduras y del envejecimiento. La fermentación y crianza en barricas es fundamental para la elaboración de este vino ya que produce cambios notables en el aroma, encontrando -algunos autores- cuatro veces más concentración en alcoholes superiores y ésteres que el fermentado en tanques.

5) b. No.

El vino rosado se elabora a partir de uvas tintas. Dado que el color reside en el hollejo o película del grano de uva, una vez molida, ésta es dejada en maceración un cierto tiempo y luego se procede al escurrido. El líquido obtenido (mosto) tiene coloración rosada, de mayor o menor intensidad, dependiendo del tiempo de contacto que estuvo con el hollejo.

6) b. Transformación de un ácido en otro ácido.

La fermentación maloláctica, como su nombre lo indica, es la transformación del ácido “málico” presente naturalmente en la uva, en ácido “láctico”. Se produce luego de la fermentación alcohólica.

7) b. Tulipán.

8) c. Estudio del vino.

Del gr.: οinos, vino y -logía, conocimiento. Conjunto de conocimientos relativos al vino.

9) b. Al azúcar.

Se denomina “puttony” al recipiente de 20-25 kg. lleno de pulpa concentrada de uva de las variedades con que se elabora en Hungría el vino licoroso Tokay Aszu (o Tokaji Aszu). Un vino cuya etiqueta indique “3 puttonyos” significa que se le ha agregado 3 recipientes de pulpa concentrada. A mayor cantidad de “puttonyos”, mayor calidad y mayor precio.

10) Que ese vino posee Denominación de Origen Controlada.

En Francia la sigla es: AOC (Appellation d’Origin Controlé); en Italia: DOC y DOCG (Denominazione di Origine Controllata y Denominazione di Origen Controllata e Garantita); en América: DO (Denominación de Origen); en Portugal DOC (Denominaçâo de Origen Controlada); en Austria: DAC (Districtus Austria Controllatus); en Sudáfrica; WO (wine of Origin); en Alemania: QBA (Qualitätswein Bestimmter Anbaugebiete), entre otras.

11) c. 10.

Las diez capitales mundiales del vino son: Adelaida (Australia meridional), Bilbao-Rioja (España), Burdeos (Francia), Lausanne (Suiza), Mainz-Rheinhessen (Alemania), Mendoza (Argentina), Oporto (Portugal), San Francisco-Napa Valley (Estados Unidos), Valparaíso-Valle de Casablanca (Chile) y Verona (Italia).

12) b. Rubén Darío.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

La Cocina de Peralta: Merluza a la Gallega -->

La Cocina de Peralta: Merluza a la Gallega

Otra deliciosa receta nos comparte el cocinero con estilo, Omar Peralta, quien brinda clases personalizadas y presenciales en Vistalba o virtuales donde sea que estés. Para contactarte con él escribir a o llamar al 2613619120.

Ingredientes para 4 personas (más o menos):

-Filetes de merluza, 1 o 2 por persona, según el tamaño… y más también

-Papas, 1 y 1/2 por persona

-Arvejas, 1 lata

-Cebollas, 1 grande o 2 medianas

-Laurel, Ajo, Sal y Pimienta

Para la salsa de pimentón… rica, rica:

-Aceite de oliva, 1 taza (sí, parece mucho, pero es así nomás)

-Ajo, 5 o más dientes, a gusto

-Pimentón, 2 cucharadas soperas colmadas. Ideal mezclar pimentón dulce y salado. Si solo tienen dulce, agregar un poco de ají molido, para que tenga un poco de calor.

-Sal y Pimienta

Procedimiento:

En una olla poner las cebollas cortadas en pluma o juliana no muy fina, junto con 3 cucharadas de aceite de oliva. No dejar que se doren, apenas transparentes.

Luego agregar las papas cortadas en rodajas de 1 cm. de espesor aproximadamente (es decir, gruesitas). Agregar el laurel, sal y granos de pimienta y cubrir con agua. Cocinar hasta que estén casi listas.

Mientras tanto, salar y enrollar los filetes de merluza y asegurarlos con palillos para que se mantengan así. Una vez que las papas estén casi listas, agregar las arvejas y el pescado, hundirlo en ese caldo y dejar cocinar unos minutos, hasta que las papas estén y el pescado se haya cocinado.

Para la salsa:

Poner el aceite y en frío agregarle los ajos cortados en láminas no muy finitas, sin dejar que se doren. Agregar sal, pimienta, revolver, apagar el fuego y sumar pimentón.

Servir el pescado con las papas y cebollas, con espumadera y luego agregarle la salsa por encima. Muy importante: ¡retirar los palillos!


Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

A tomar el té: Budín de manzanas, canela y amapola -->

A tomar el té: Budín de manzanas, canela y amapola

Compartimos una receta de la chef Juliana López May, ideal para compartir con los chicos, entre amigos, en familia, y saborearse con una merienda exquisita que con el mate acompaña de lujo. ¡Tomen nota!

Ingredientes:

1 pote de crema de 250 gr. – 1 pote de azúcar común – 1 pote de harina leudante – 1 manzana verde rallada sin cáscara  – 4 cucharadas de amapola – 1 cucharadita de canela – 2 huevos

Modo de preparación:

Batir la crema con el azúcar, agregar harina leudante y huevos al batido. Batir por unos minutos hasta que la preparación esté bien cremosa. Fuera de batido, agregar la manzana rallada, canela y amapola.

Colocar en el molde de Budín Inglés previamente enmantecado y enharinado. Cocinar en horno PRE calentado por 1 hora 15 minutos a 170 C. Dejar enfriar y desmoldar con cuidado.

¡Listísimo!

Escrito en CocinarteComentarios (0)

¡A envasar, a envasar que el invierno está por llegar! -->

¡A envasar, a envasar que el invierno está por llegar!

El otoño es la estación ideal para envasar y acovachar cositas ricas en la despensa, que luego disfrutaremos en los fríos meses del invierno. Como dice el experto John Seymour “no hay nada que alegre más el otoño que la visión de la alacena llena de frascos de ricas conservas”. En esta edición les entregamos dos recetas con frutos de estación, que nos salen -modestia aparte- buenísimas!: ketchup al estilo alemán y dulce de membrillos en diferentes variantes.


Ketchup estilo alemán -dígale no al fast food-

Esta receta nos la pasó hace muchos años, la madre del compadre Groissman, doña Aída, y siempre nos hizo quedar muy bien. Ahora la socializamos con nuestros lectores. ¡Salud!

Ingredientes

4 kg de tomates peritas maduros

1  kg de manzanas verdes

1 kg de cebollas

1 kg de azúcar

1 l de vinagre de manzana

sal, pimienta, pizca de páprika y jengibre en polvo –o rallado- a gusto

Preparación

Cortar los tomates, manzanas y cebollas en trozos muy pequeños y poner al fuego. Cuando estén calientes agregar el resto de los ingredientes y revolver hasta que queden bien integrados. Cocinar revolviendo de vez en cuando hasta que se reduzca bastante y tome el típico color oscuro del ketchup. A partir de aquí puede elegir dos caminos: o envasarlo como está, con toda la pulpa o, si quiere un producto más profesional, pasarlo por cedazo y envasar sólo el jugo –que queda igual o mejor que el comprado-.

Recomendación: no utilizar recipiente de cobre o hierro, porque el vinagre los pica. Deben ser de acero inoxidable o metal esmaltado.

Dulce de membrillos en pan

Ingredientes

Se necesitan solamente los membrillos y azúcar según cantidad necesaria. El verdaderamente profesional lleva la misma cantidad de azúcar y pulpa de fruta. O sea -como decían las abuelas “kilo a kilo”, lo que asegura ese maravilloso color rubio-. Pero, si la economía es más importante, también sale muy bien calculando 800 gramos de azúcar por cada kilo de pulpa.

Preparación

Lavar los membrillos y ponerlos a hervir en bastante agua. Esto es si están sanos, de lo contrario se deben cortar las partes malas. Hay que cuidar esa agüita porque con ella se puede hacer luego la jalea.

Una vez cocidos, lo más fácil es pasarlos por la licuadora, o la minipymer. O si no se pisar a tenedor, con mucha paciencia y esfuerzo. Luego se le agrega el azúcar según la proporción elegida. De esta maravillosa pasta se va retirando pequeñas porciones  y se cocina a fuego mediano sin dejar de revolver hasta que tome punto. Esto es cuando se separa –bien separado- del fondo de la olla, más o menos 10’.

Sugerencia: hacerlo en pequeñas cantidades para que quede claro. Lleva más tiempo, pero vale la pena. Además es menos engorroso, porque puede suspender cuando quiera y retomar en otro momento.

Jalea de membrillo

Medir la cantidad de agua de cocción y agregar ½ kg de azúcar por cada litro. Cocinar a fuego mediano hasta que se vaya espesando y tome punto. Para saber cuál es el punto requerido, se esparce una cucharadita de jalea en un plato. Al enfriarse se espesa, por lo que cada cocinera le da su punto particular.

Sugerencia: hacer en dos días. Esto asegura el punto y el color justo.

Membrillos en cascos al malbec

Un postre exquisito, que con su aroma, sabor y atractivo color, nos inunda el alma de placer.

Lavar y cortar los membrillos en cuartos. Ponerlos a hervir durante 15’ con el agua justa para que los tape. Retirar -¡no vaya a tirar el agua!- y pesarlos. Por cada kilo de membrillos agregar 700 gr de azúcar y volver a cocinar, cubriéndolos con partes iguales del agua de cocción y vino malbec. Estarán listos cuando el almíbar espese.

Envasar en caliente, aunque también puede ir probándolos, si los sirve de postre de inmediato. Quedan muy bien con crema de leche fresca–no hace falta que sea chantilly-, o si cuida la figura con queso crema. Decorar con hojas de menta o de toronjil.

Cuidados del envasado

Todos los implementos –incluidas las manos- deben estar impecables y esterilizados, de lo contrario, se atenta contra la salud de los comensales y contra la duración del producto.

Éste debe envasarse siempre en caliente, recién salido de la olla. Una vez lleno el frasco, se tapa y se lo pone boca abajo. De esta manera, queda sin aire y esterilizado.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

La Cocina de Omar Peralta: Pollo en pepitoria -->

La Cocina de Omar Peralta: Pollo en pepitoria

No sabemos con exactitud el origen y significado de esta palabra. Se sabe que es una preparación que en su base lleva yemas de huevo cocidas y almendras.

Según Joan Corominas, en su Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, de 1954, la palabra proviene de petit-oie, cuyo significado es “pequeño ganso”, ya que de estas aves se hacían en Francia las pepitorias. Aquí va mi versión. Espero que les guste.

Ingredientes:

-Pollo en trozos, deshuesado, 200/250 gr. por persona

-Cebollas, 2 o 3, tiene que ser abundante cebolla

-Ajo, 2 o 3 dientes

-Pan para tostar, en cubitos, 1 puñado

-Almendra (o maní o castañas o nueces), un puñado

-Huevos duros, 2 o 3

-Vino blanco, 1 vaso

-Opcional: azafrán e hígado de pollo. En lugar de azafrán puede ser pimentón

-Sal y pimienta a gusto

-Para acompañar, arroz blanco o vegetales al horno o al wok

Procedimiento:

En una olla o paila, dorar, con un poco de aceite de oliva, los trocitos de pan y los frutos secos elegidos. Con cuidado de no quemarlos. Reservar. Luego dorar los trozos de pollo y los hígados y menudos del mismo si se tienen a mano, sino no hay drama. Reservar.

Procesar el pan tostado, los frutos tostados, los menudos y las yemas de los huevos duros con un poco de aceite o agua o vino blanco (para que ayuden a aligerar la salsa y no fundir la procesadora). Reservar.

En la misma olla o paila, con un poco más de aceite de oliva, rehogar el ajo, la cebolla y el azafrán, si lo desean. Desglosar con el vino blanco, agregar el pollo y la salsa de almendras y yemas. Condimentar. Terminar de cocinar. Servir con un timbal de arroz blanco o los vegetales asados. ¡Salud!

*Sus Cursos de Cocina -en su casa de Vistalba o ahora por Zoom-, son una maravilla. Más info, datos y recetas: 261 361-9120.


Escrito en CocinarteComentarios (0)

El vino y la madera: ¿Barrica americana o francesa? -->

El vino y la madera: ¿Barrica americana o francesa?

Desempeña un papel fundamental en la crianza de un vino y según el tipo de roble, su influencia será diferente. De manera que, dependiendo de la personalidad que el enólogo le quiera imprimir al vino, empleará una clase de barrica u otra durante el proceso de crianza.

Por Silvia Avagnina

Crianza del vino en madera

Cuando hablamos de crianza de un vino, hacemos referencia al período que sigue a la fermentación alcohólica o maloláctica, si es que esta última se realiza. El vino es conservado en barrica de roble seguido de otro período en botella. La crianza en la barrica de roble produce modificaciones en el color, el aroma, el gusto y las sensaciones táctiles. El objetivo es aumentar la complejidad y estabilidad, como también suavizarlo disminuyendo la tanicidad.

El roble demostró ser la madera más apropiada para contener y añejar el vino. Otras como castaño, cerezo, acacia o sauce dieron resultandos inferiores.

El proceso de añejamiento ocurre a través de un intercambio entre el vino, la madera y la atmósfera ambiente. Está en función del grosor de la madera, del tipo de quemado o si es de poro más o menos apretado. Igualmente se produce una disolución de oxígeno lenta y continua por la penetración del aire a través de los poros, la boca y juntas interduelas de la barrica, que actúa sobre los diferentes componentes del vino.

Importancia de la madera

La barrica cede al vino numerosas moléculas aromáticas y tánicas. Es necesario el contacto entre vino y madera para extraer de ésta aquellas sustancias que enriquecerán su perfil organoléptico y permitirán su evolución.

Las principales funciones de la barrica son: mejorar la clarificación del vino al decantar, con el paso del tiempo, los sedimentos y suciedades; aportar sustancias saludables como resveratrol o ácido elágico y agradables como taninos; incorporar componentes aromáticos de la madera, que varían según los tipos de roble, su origen, niveles de tostado, como asimismo permitir la microoxigenación, que logra unir los antocianos con los taninos, formando moléculas complejas que son responsables del color de los tintos. En el caso de los blancos, el carbón producido debido al tostado, aporta mayor brillantez.

La barrica sirve para el trasiego o separación de sedimentos, para el aporte de aroma y sabor al vino y para la fijación del color.

La edad de las plantas

Cuando las plantas de roble son más viejas se producen cambios en la madera y la extracción varía. Sustancias aromáticas como las lactonas y la vainillina aumentan hasta la edad de 80 años, luego las primeras disminuyen y las segundas permanecen constantes.

Otros compuestos como los elagitaninos (clase diversa de taninos hidrolizables, un tipo de polifenol) disminuyen con la edad. Por ello, para no tener una madera cargada de taninos y excesivamente aromática, pero sí con buena vainillina, es necesario esperar más de 80 años para hacer uso de ella.

La edad de las barricas

El uso máximo debe ser entre 5-8 años, perdiendo facultades año tras año. La madera nueva respira mucho mejor que la vieja, sus poros están abiertos y el oxígeno penetra más fácilmente.

Los mejores matices del roble se obtienen cuando es nuevo o seminuevo, ya que aportará mayor cantidad de componentes aromáticos al vino. Cede mayor cantidad de taninos y de sustancias suavizantes, procedentes de la celulosa de la madera, y más aroma de vainilla, propio de la madera nueva. Con el paso del tiempo, el roble pierde estas características y aporta menos componentes aromáticos. Se reduce la oxidación porque los taninos y otras sustancias del vino, así como los cristales de tártaro, se depositan en la madera.

El roble americano

La diferencia con el roble francés está en la estructura de la madera, que es más compacta, más dura y los poros son de mayor tamaño. Esto permite que las propiedades de la madera sean cedidas rápidamente al vino, disminuyendo la astringencia.

El roble americano aporta menos taninos, pero una gran variedad de aromas entre los que se encuentran notas más tropicales o exóticas, como coco, chocolate, vainilla y aromas a café, humo, tabaco y cacao. Es apta para reducir la astringencia y dureza de los vinos en poco tiempo.

El roble francés

Los aromas cedidos por la barrica francesa suelen ser muy delicados, con carácter especiado, de tostados sutiles, vainilla, miel, frutos secos, balsámicos.

Posee poros finos por lo que el proceso de oxidación es lento y por ello transmite sus atributos de manera equilibrada, lo que aporta mayor elegancia y suavidad al vino, acompañando una crianza prolongada.

Conclusión

Los procesos de oxigenación y de cesión de compuestos son los que otorgan al vino mayor complejidad, aromas, gusto y refinamiento. No todos los vinos pueden tener como destino final la barrica. El paso por las mismas será positivo siempre que el vino esté preparado para soportar esa crianza. Debe poseer estructura, alcohol, acidez, caso contrario, la madera tapará las características propias.

La barrica nunca debe ser utilizada con la intención de mejorar un vino compensando algo que le falta, sino que debe potenciar y acompañar aquellos elementos que ya presenta.

Se necesita tiempo y pruebas para encontrar la barrica adecuada con sus diferentes tipos, orígenes, tostados, para cada vino, logrando el ajuste perfecto que no enmascare sus cualidades originales.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Sobre Vinos: Nuevas voces para seducir al consumidor del futuro -->

Sobre Vinos: Nuevas voces para seducir al consumidor del futuro

Comunicar el vino a los jóvenes con mensajes simples: este es el camino para que lo incorporen a su mundo, lo aprehendan y lo compartan.

Por Silvia Avagnina*

Consumidores por excelencia, abiertos a la novedad, los jóvenes demandan nuevos códigos, están predispuestos al cambio y es aquí donde el vino debe presentarse divertido, refrescante y atractivo en su imagen y lenguaje.

Para muchos jóvenes, el vino llega de la mano de sus padres o abuelos. Hay otro camino para comunicarlo: apartarlo de aquellos valores que lo asocian necesariamente con las generaciones anteriores y ubicarlo en el mundo joven, movedizo y placentero. Pero, claro está, sin olvidar la memoria social, con sus tradiciones, sus historias y su filosofía.

En la mayoría de los países vitivinícolas con tradición, el vino es un elemento patrimonial del que sus habitantes obtienen no sólo reconocimiento cultural y social, sino también un negocio de prestigio. En algunos países como España, Portugal, Francia, Italia, entre otros, existen asociaciones de jóvenes amigos del vino abocados a transmitir sus bondades entre sus pares. Son grupos con una cierta capacitación que brindan conocimientos a través de cursos, conferencias, estudios de nutrición y debates, además de realizar eventos culturales. En Mendoza hubo un proyecto en el año 1994, de formar la Federación Argentina de Jóvenes Amigos del Vino, agrupación cuya finalidad sería la de promocionarlo.

En 1998 y siguiendo el modelo de países vitivinícolas de vanguardia, el INTA organizó las Primeras Jornadas de Capacitación Los Jóvenes y el Vino, entendiendo la necesidad de contar con un curso dirigido a ellos (18 a 30 años) para que el consumo inteligente y responsable llegase a este sector de nuestra sociedad. Nada mejor que aprender a tomar vino para concientizar sobre los límites y apreciar en el conjunto, sus características. Durante tres días se llevó a cabo una tarea sostenida de capacitación sobre conocimiento de regiones vitícolas, vides, vinos, iniciación a la degustación y aromas, entre otros. En el año 2000, esta experiencia se repitió durante una semana en la Universidad Nacional de Cuyo, con alumnos de los últimos años de todas las carreras.

Esta capacitación debería continuar y ser generada desde el ámbito que mejor puede expresar el conocimiento: la bodega. Desde hace algunos años, las bodegas comenzaron a abrir sus puertas al turismo, no sólo con restaurantes sino también ofreciendo visitas guiadas. Hoy se vislumbra un mayor interés de la juventud por esta bebida. Nombres extravagantes y divertidos en las etiquetas, vino en latas con atractivos diseños, menor graduación alcohólica, más fruta para seducir, vino con burbujas, todo esto que ha comenzado a implementarse hace que los jóvenes se sientan protagonistas. El gran enólogo Marcelo Pelleriti (vecino de Chacras) llega a ellos con el rock, una interesante propuesta de acercar el vino a los jóvenes en ese mundo tan propio.

Si bien el vino tiene que competir con bebidas que ya pertenecen al mundo joven, posee fundamentos de sobra para ganar terreno y quedarse. Es una bebida social y el desafío está en comprometer a más personas; por eso más que importante es formar jóvenes capaces de distinguir y apreciar esta bebida.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Gastronomía del Piamonte: Salsa Bagna Cauda (para 6 personas) -->

Gastronomía del Piamonte: Salsa Bagna Cauda (para 6 personas)

La artista y chef Patricia Suárez Roggerone comparte la preparación de esta popular fondue de verdura, a la que se la han ido agregando ingredientes con el tiempo.

“Como descendiente de italianos rescato esta receta que no es solamente de cocina, sino para compartir un momento en familia. La Bagna Cauda es el plato típico por excelencia de Piamonte, en la zona llamada Monferrato. Se consumía después de la fatiga de la vendimia y la vinificación”, explica Patricia.

Y describe que viñateros, campesinos, familiares y amigos se sentaban alrededor de un fogón a las brasas, colocando sobre éste un recipiente de terracota con aceite de oliva o nuez, ajo y anchoas saladas. Cada comensal aportaba un vegetal crudo o cocido, como cardo jorobado, remolachas, repollos, papas, pimientos crudos o encurtidos, cebollas cocinadas al horno, trozos de pan y tostadas.

“En nuestra provincia la asociación de familias piamontesas mantiene la tradición anual de elaborarla según la receta original. La bebida ideal para compartir la bagna cauda es un buen vino tinto… Esto es Mendoza, las tradiciones sencillas, cotidianas y naturales”, resalta.

“En el caso de incluir cardos se hierven y luego se untan en la salsa”. ¿Dónde conseguirlos? Patricia recomienda al productor de “Origen Natural”, que está en Corralitos y dice que en el Mercado Central solían tener. La salsa de bagna cauda es buena compañera de ravioles, pollo hervido, carnes asadas frías y vegetales.

Ingredientes:

Manteca 100 grs.

Aceite de oliva 50 cc.

Yema de huevo cruda, 3 unidades

Anchoa 6 unidades

Cabeza de ajo, 6 unidades

Crema de leche 500 grs.

Nueces Mariposa, 4 unidades.

Preparación:

Tomar primero las cabezas de ajo, cortarlas por la mitad en forma transversal, colocar las mitades en un papel aluminio y condimentar con aceite de oliva.

Cerrar formando un paquete y llevar a un horno de temperatura mínima, aproximadamente 160 grados, por el término de una hora. Los ajos deben quedar con una textura de puré.

Colocar en una cacerola pequeña la manteca, el aceite de oliva y llevar a fuego muy suave. Agregar los ajos confitados, la anchoa, calentar sin dorar y sin dejar de revolver. Una vez que las anchoas se hayan desintegrado junto a los ajos, batir fuertemente, incorporando las yemas. Seguir batiendo y  agregar al final la crema de leche. Ya está listo: servir en una marmita de fondue, acomodando alrededor todos sus ingredientes cocidos.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Pizza sin gluten, una opción diferente -->

Pizza sin gluten, una opción diferente

Desde la promulgación a nivel nacional de la ley de celiaquía, y la adhesión de nuestra provincia a esta norma, es un poco más frecuente en los súper e hipermercados encontrar una góndola especial de productos sin tacc (trigo, avena, cebada, centeno). La harina de trigo está tan instaurada en nuestras vidas, que ni siquiera vemos como una opción probar otras. Por eso en esta nota, te dejamos una receta fácil y rápida para hacer masa de pizza con harinas alternativas. Además es una receta apta para celíacos. ¡A animarse!

Para hacer una pizza sin tacc de tamaño normal (8 porciones):

  • 200 gr de fécula de maíz
  • 150 gr de harina de arroz
  • 150 g de fécula de mandioca
  • 1 huevo
  • Medio pocillo de leche
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Una cucharada de aceite
  • Sal a gusto
  • Una cucharadita de azúcar

Lo primero que vamos a hacer es “la espuma” de la levadura. Para ello, en un recipiente tipo plato hondo o bowl ponemos ¾ de una taza de agua tibia, le agregamos la levadura en polvo, y una cucharada de azúcar. Lo dejamos tapado y en un lugar calentito para que vaya leudando.

En otro recipiente tamizamos la harina de arroz y las féculas, le agregamos la sal, y mezclamos en seco. Luego, agregamos el huevo, la leche, un poco de aceite (el aceite de oliva le da un toque especial) y la levadura que ya debe haberse activado. En caso de faltar agua, recordar siempre agregar agua tibia, ya que muy frío o muy caliente mata la levadura.

Al mezclar todo, debe quedarnos una masa similar a la que sale con la pizza de harina de trigo, pero más blanda y menos firme. Con un amasado de unos 5 minutos está perfecto. Esa masa que nos quedó, va a tener que quedar en reposo un mínimo de 15 minutos en un lugar calentito y oscuro.

Una vez que la dejamos leudar, vamos a tomar la masa, y colocarla en un recipiente para pizza de tamaño normal, previamente enmantecado y enharinado. Este tipo de masa no es apta para bolillo, por lo que te recomiendo que la coloques en el centro de la pizzera, y con tus dedos la vayas llevando hacia los costados (si se te pega en los dedos, podés usar un poquito de aceite para ayudarte). Una vez lista, llevar a horno medio, y dejar  10 minutos para que se seque, luego colocarle la salsa y darle otros 10 minutos más de calor. Por último, colocar el queso y llevarla una última vez al horno. Cuando el queso esté derretido, ¡listo! Una pizza rica y diferente.

Una propuesta de pizza apta para celíacos y rica para todos.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con que Chacras sea declarado poblado histórico?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
13°C
sensación térmica: 14°C
humedad: 35%
 
Correveidile en Facebook

 

julio 2021
L M X J V S D
« jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Chacrificados

Edición Papel