Archivo | Destacados

Vecinos unidos para defender el casco histórico de Chacras de Coria -->

Vecinos unidos para defender el casco histórico de Chacras de Coria

La reciente demolición de la antigua casona de Viamonte y Mitre encendió nuevamente la defensa del patrimonio histórico y cultural del distrito. Es que poco a poco, los vecinos de siempre y también los nuevos, ven cómo desaparecen aquellos íconos de este pintoresco lugar. Y si bien no están en contra de los avances, aunque la mayoría asegura que el desarrollo comercial llegó a su tope, consideran que se deben profundizar las acciones para mantener en pie las antiguas edificaciones, o por lo menos sus fachadas, en las manzanas centrales.

Por Pancho Guerrero – Especial para Correveidile

Oficialmente se supo que en el lugar demolido está proyectado otro complejo comercial, similar a los que hay por los alrededores, pero esta vez más cerca del centro chacrense. Por este motivo, numerosos vecinos convocaron a las autoridades municipales para acordar medidas que eviten nuevas demoliciones de este tipo. En este sentido, hablan de modificar la ordenanza de preservación del casco histórico, que no han sido suficientes para frenar el avance urbano en el mismo centro de Chacras.

La Plaza fue el punto de encuentro de una primera reunión vecinal junto al delegado municipal, concejales de la oposición y especialistas en urbanismo y patrimonio, como el arquitecto e investigador del Conicet, Jorge Ricardo Ponte, que asistió a la cita por motu proprio. Muchos quedaron asombrados al ver limpio el gran terreno donde hasta hace unos días se encontraba una vieja casa, donde hace muchos años funcionó el bar Jelacich, sobre Viamonte, en la desembocadura de Mitre. La sorpresa fue mayor porque hace unos meses el Concejo había solicitado un estudio para ver si era posible la apertura de calle Mitre para unir Viamonte con Pannocchia, entre otras razones urbanas. Sin embargo después se supo que los actuales propietarios, un grupo inversor, se encargó de tirar la deteriorada construcción de adobe, que desde hace más de dos años tenía orden de demolición.

Gran parte de los residentes de la zona opina que esta casona de adobe debió conservarse, en el marco de la ordenanza 7632-2007, sancionada en febrero de 2008. Allí se delimitó el casco histórico y, entre otras medidas, se convocó a profesionales lujaninos para participar de una comisión para el ordenamiento territorial de Chacras.

Tras 12 años de vigencia, con algunas excepciones otorgadas los primeros años, el año pasado el Concejo Deliberante de Luján le recomendó al Departamento Ejecutivo el estudio de tres zonas de conflicto por el alto tránsito que experimenta. Y en virtud a este estudio, determinar la posibilidad de expropiar algunos inmuebles para mejorar las condiciones de transitabilidad. Estos puntos conflictivos son la intersección de calle Benito San Martín con Mitre; calle Mitre con la ex estación ferroviaria Paso de los Andes y la intersección de Mitre con Viamonte. Para este último punto se pensó en continuar la traza de Mitre desde Viamonte hacia el este, para vincularla con Pannocchia. Y para ello era necesaria la expropiación del antiguo edificio que albergó el bar de Jelacich.

Un complejo de 22 locales

A pesar de los intentos, resultó imposible comunicarse con los propietarios actuales del terreno de algo más de 2.000 metros. En la reunión vecinal, realizada hace unos días, tanto el delegado municipal, Santiago Sconfienza, como la concejal por la oposición Paloma Scalco, explicaron que desde 2018 los propietarios han presentado un pedido de factibilidad en el municipio para realizar un complejo de 22 locales comerciales y espacio para estacionamiento. Ambos aclararon que desde el municipio se les ha requerido una serie de obras complementarias para que puedan desarrollar este proyecto. Y tales obras prácticamente han frenado la iniciativa porque los desarrolladores consideran inviable su proyecto bajo tales condiciones. Entre otras cosas, según el delegado municipal y la edil, se les pide la donación de parte del terreno para hacer una calle y destinar gran parte del predio para espacios verdes y de otros servicios. Allí se informó que la información sobre el proyecto se encuentra en el expediente 6873.

Conocido el tema, uno de los oradores, Ricardo Ponte, hoy jubilado, se preguntó si pedir “la donación de una calle a cambio de… está mal? Me parece que no, si se utiliza como peatonal o para el tránsito de bicis. No para automóviles”. Ignacio, un vecino de Chacras expresó que es necesario pensar ahora en un código urbano para el distrito del futuro. Gonzalo de Borbón opinó que es “un acto salvaje” el que han realizado con la demolición: “Nos queda conservar los pedacitos que existen para mantener la armonía del contexto, porque ahora construirán un “no lugar”, son construcciones todas iguales. Lo que tenemos que pensar es en cómo hacemos para mantener lo que nos queda”.

En este sentido, Ponte agregó que hay que contar con normativas que impidan este tipo de atropellos al patrimonio. Y si bien la construcción en cuestión tenía orden de demolición, bien se podría haber mantenido la fachada antigua. “Incluso con una buena ordenanza, se podría exigir la reconstrucción del frente, por ejemplo con similares características a las de las propiedades vecinas, la Casa Cerutti es el mejor ejemplo”.  Y agregó que en el Conicet se encuentra el relevamiento de todos los edificios patrimoniales de Chacras y criticó desde el principio de la reunión que el centro del distrito sea considerada por el municipio como una zona comercial mixta. Como ejemplo, la arquitecta Mónica Itoiz resaltó la reconstrucción del Registro Civil de Chacras, que mantuvo el mismo diseño de su fachada.

Otros vecinos, como Rodolfo Cugnini, Silvia Iacobucci, Alberto Cabanillas, Ricardo Duplancic y Horacio Farmache expresaron la necesidad de desalentar el uso del auto en el casco histórico porque observan que las obras que se proyectan siguen fomentando su uso. Finalmente, como próxima reunión, los vecinos han propuesto una asamblea en la Plaza con autoridades del municipio para debatir y presentar propuestas para una efectiva defensa del patrimonio de Chacras.

Sin excepciones desde 2015

Andrés Sconfienza, presidente del Concejo Deliberante y vecino también de Chacras, señaló que en su oportunidad se determinó una zona comercial mixta 4 para el casco histórico. “Esto determina una serie de limitaciones, no se puede construir cualquier cosa, además se requiere de una serie de exigencias. Por otra parte, quiero dejar aclarado que no hemos hecho ninguna excepción desde 2015 a la fecha, nuestra idea es proteger la super manzana de Chacras, pero lamentablemente esa propiedad que perteneció a la familia Linero-Jelacich se venía abajo por falta de mantenimiento y tenía orden de demolición”.

Entre los edificios patrimoniales se encuentra la misma plaza General Gerónimo Espejo, el ex Cine Splendid, la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, la Casa Cerutti (también ex casa de Mazzolari); casi frente a ésta, la construcción donde estuvo la primera farmacia y la estación Paso de los Andes del ex ferrocarril Trasandino. “Bueno, es algo que tenemos que trabajar para recuperar, porque nuestro patrimonio poco a poco se va perdiendo, como los antiguos surtidores de agua (del Río Blanco, del establecimiento Potrerillos), que proveían de agua potable a la población de antaño. Hoy solo queda el de Viamonte y Pueyrredón, el resto se perdió en el olvido”, subrayó Sconfienza.

Guillermo Hernández, abogado especialista en Derecho Ambiental y vecino de Chacras de Coria, señaló: “Por lo que advierto no están cumpliendo con el plan municipal de ordenamiento territorial, ese plan tiene un capítulo expreso sobre Chacras y entre sus objetivos está conservar el lugar de residencia, de amplias viviendas, mucha vegetación, así como evitar conflictos peatonales por densificación poblacional. Hemos pedido un informe sobre cuáles son los proyectos aprobados, si hay excepciones. Nos preocupa que no se cumpla conservar el statu quo de Chacras de Coria”.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Sobre Vinos: Nuevas voces para seducir al consumidor del futuro -->

Sobre Vinos: Nuevas voces para seducir al consumidor del futuro

Comunicar el vino a los jóvenes con mensajes simples: este es el camino para que lo incorporen a su mundo, lo aprehendan y lo compartan.

Por Silvia Avagnina*

Consumidores por excelencia, abiertos a la novedad, los jóvenes demandan nuevos códigos, están predispuestos al cambio y es aquí donde el vino debe presentarse divertido, refrescante y atractivo en su imagen y lenguaje.

Para muchos jóvenes, el vino llega de la mano de sus padres o abuelos. Hay otro camino para comunicarlo: apartarlo de aquellos valores que lo asocian necesariamente con las generaciones anteriores y ubicarlo en el mundo joven, movedizo y placentero. Pero, claro está, sin olvidar la memoria social, con sus tradiciones, sus historias y su filosofía.

En la mayoría de los países vitivinícolas con tradición, el vino es un elemento patrimonial del que sus habitantes obtienen no sólo reconocimiento cultural y social, sino también un negocio de prestigio. En algunos países como España, Portugal, Francia, Italia, entre otros, existen asociaciones de jóvenes amigos del vino abocados a transmitir sus bondades entre sus pares. Son grupos con una cierta capacitación que brindan conocimientos a través de cursos, conferencias, estudios de nutrición y debates, además de realizar eventos culturales. En Mendoza hubo un proyecto en el año 1994, de formar la Federación Argentina de Jóvenes Amigos del Vino, agrupación cuya finalidad sería la de promocionarlo.

En 1998 y siguiendo el modelo de países vitivinícolas de vanguardia, el INTA organizó las Primeras Jornadas de Capacitación Los Jóvenes y el Vino, entendiendo la necesidad de contar con un curso dirigido a ellos (18 a 30 años) para que el consumo inteligente y responsable llegase a este sector de nuestra sociedad. Nada mejor que aprender a tomar vino para concientizar sobre los límites y apreciar en el conjunto, sus características. Durante tres días se llevó a cabo una tarea sostenida de capacitación sobre conocimiento de regiones vitícolas, vides, vinos, iniciación a la degustación y aromas, entre otros. En el año 2000, esta experiencia se repitió durante una semana en la Universidad Nacional de Cuyo, con alumnos de los últimos años de todas las carreras.

Esta capacitación debería continuar y ser generada desde el ámbito que mejor puede expresar el conocimiento: la bodega. Desde hace algunos años, las bodegas comenzaron a abrir sus puertas al turismo, no sólo con restaurantes sino también ofreciendo visitas guiadas. Hoy se vislumbra un mayor interés de la juventud por esta bebida. Nombres extravagantes y divertidos en las etiquetas, vino en latas con atractivos diseños, menor graduación alcohólica, más fruta para seducir, vino con burbujas, todo esto que ha comenzado a implementarse hace que los jóvenes se sientan protagonistas. El gran enólogo Marcelo Pelleriti (vecino de Chacras) llega a ellos con el rock, una interesante propuesta de acercar el vino a los jóvenes en ese mundo tan propio.

Si bien el vino tiene que competir con bebidas que ya pertenecen al mundo joven, posee fundamentos de sobra para ganar terreno y quedarse. Es una bebida social y el desafío está en comprometer a más personas; por eso más que importante es formar jóvenes capaces de distinguir y apreciar esta bebida.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Un síndrome neurológico y psicológico: La abulia, o las ganas de no tener ganas -->

Un síndrome neurológico y psicológico: La abulia, o las ganas de no tener ganas

Sensación de vacío, falta de voluntad. ¿Qué pasa cuando nuestro motor interno se para? “¿Para qué levantarme?”, “Después lo hago, si da lo mismo”, suelen decir las personas que padecen este síntoma. Nada agradable, sin dudas. Ni para ellos ni para su entorno.

Por Lic. Cecilia C. Ortiz*

La palabra abulia deriva del griego “a” (sin) y “boul”, que significa deseo, y es un síndrome neurológico y psicológico específico que implica pérdida de la voluntad para tomar decisiones, focalizarse en objetivos y tener la motivación para lograrlos. Para el abúlico, el slogan sería “todo da lo mismo” y el “¿para qué me voy a molestar en hacerlo?”, el mensaje publicitario. José Ingenieros dice que los abúlicos juzgan la vida sin vivirla.

Las personas que sufren este síntoma se muestran con bajos niveles de energía, desinteresadas por todo y todos. Ningún estímulo o actividad las motivan. Les cuesta iniciar y terminar cualquier tarea, que siempre aparece como titánica. Me acuerdo de una paciente que decía: “Es como si tuviera que escalar el Everest con cada cosa que tengo que hacer”. Obvio, ante semejante desafío, es casi imposible emprender una acción.

Cualquier motivo es siempre la mejor excusa para no terminar (o empezar) algo. Esto se puede observar a nivel doméstico, laboral y/o hasta en las relaciones interpersonales.  Uno puede invitarlo a donde sea, nunca le parecerá una buena idea. No le interesa estar con gente, no le interesa relacionarse. En casos extremos, al abúlico hasta le cuesta hacerse de comer.

La abulia se manifiesta con pérdida de espontaneidad al hablar, dificultad para iniciar una conversación, distractibilidad fácil. El lenguaje es monótono, incompleto y sin afecto, aunque su contenido es normal. Desde el punto de vista cognitivo, puede notarse un enlentecimiento general, con marcada dificultad para tomar decisiones (sobre todo rápidas), alteración de memoria inmediata y reducción de los movimientos espontáneos.

A nivel emocional, pueden pasar dos cosas. O bien el paciente siente una angustia profunda, acompañada de tristeza y culpa, o bien hay embotamiento emocional, es decir, la persona no puede reaccionar afectivamente a hechos significativos.

La abulia es un síntoma que acompaña enfermedades psiquiátricas y neurológicas. En la Enfermedad de Alzheimer, es un síntoma característico que suele llamar la atención de los familiares. En la depresión se presenta con frecuencia. Los pacientes están desesperanzados, desmotivados, con sensación de futuro desesperanzador. En la esquizofrenia la abulia lleva al paciente a modificar su forma habitual de actuar; también puede permanecer como síntoma luego de un brote.

Además, encontramos síntomas de abulia en muchos de nuestros adolescentes, acompañando trastornos alimentarios (obesidad, anorexia, bulimia), consumo de sustancias (drogas, alcohol) y hasta como consecuencia del bullying. En los adultos, puede aparecer como secuela del acoso laboral (“burn out”) y del estrés crónico.

Capítulo aparte merecen las posturas que aclaman que nuestros jóvenes y adultos jóvenes enarbolan la bandera de la abulia como característica generacional.

¿Cuáles son sus causas?

Pueden ser muy variadas. Desde las neurociencias sabemos que hay alteración en las áreas frontales del cerebro, en los ganglios de la base del mismo y en las zonas relacionadas con la motivación y la iniciación de los movimientos. Estas lesiones pueden estar causadas por muerte neuronal (deterioro demencial), ACV, TEC, infecciones. No es raro encontrar abulia en personas anémicas o con trastornos metabólicos.

El tratamiento depende de la enfermedad de base. Siempre será farmacológico, acompañado por terapia psicológica. Resulta muy útil, también, la terapia de apoyo familiar, para impartir estrategias de afrontamiento.

¿Cuáles son los síntomas a los que debemos prestar atención?

1)      Disminución de la actividad motora y verbal espontánea.

2)      Intervalos prolongados para responder a preguntas u órdenes.

3)      Incapacidad para llevar a cabo tareas.

Es poco común que el paciente acuda por propia voluntad. Por lo general, es traído por la familia, ya que resulta llamativo el cambio conductual.

Hay que prestar especial atención cuando una persona mayor se muestra abúlica, ya que podría ser síntoma precoz de algún proceso demencial.

Los marineros dicen que a norte oscuro, temporal seguro. Si hay algo que afecta al ser humano es perder el rumbo, soltarle la mano a aquella razón que nos mueve y nos guía, porque se desvanece el motivo para levantarnos cada día. Pero, como sabemos, los temporales pasan, las ganas de no tener ganas pueden transformarse en más ganas de ganas y el Everest, bueno, todavía será un objetivo difícil, pero, quizás, ya no imposible.

*Neuropsicóloga y Mgster. en Neurociencias. Contacto: licceciortiz@gmail.com

Escrito en Destacados, SaludComentarios (0)

Gastronomía del Piamonte: Salsa Bagna Cauda (para 6 personas) -->

Gastronomía del Piamonte: Salsa Bagna Cauda (para 6 personas)

La artista y chef Patricia Suárez Roggerone comparte la preparación de esta popular fondue de verdura, a la que se la han ido agregando ingredientes con el tiempo.

“Como descendiente de italianos rescato esta receta que no es solamente de cocina, sino para compartir un momento en familia. La Bagna Cauda es el plato típico por excelencia de Piamonte, en la zona llamada Monferrato. Se consumía después de la fatiga de la vendimia y la vinificación”, explica Patricia.

Y describe que viñateros, campesinos, familiares y amigos se sentaban alrededor de un fogón a las brasas, colocando sobre éste un recipiente de terracota con aceite de oliva o nuez, ajo y anchoas saladas. Cada comensal aportaba un vegetal crudo o cocido, como cardo jorobado, remolachas, repollos, papas, pimientos crudos o encurtidos, cebollas cocinadas al horno, trozos de pan y tostadas.

“En nuestra provincia la asociación de familias piamontesas mantiene la tradición anual de elaborarla según la receta original. La bebida ideal para compartir la bagna cauda es un buen vino tinto… Esto es Mendoza, las tradiciones sencillas, cotidianas y naturales”, resalta.

“En el caso de incluir cardos se hierven y luego se untan en la salsa”. ¿Dónde conseguirlos? Patricia recomienda al productor de “Origen Natural”, que está en Corralitos y dice que en el Mercado Central solían tener. La salsa de bagna cauda es buena compañera de ravioles, pollo hervido, carnes asadas frías y vegetales.

Ingredientes:

Manteca 100 grs.

Aceite de oliva 50 cc.

Yema de huevo cruda, 3 unidades

Anchoa 6 unidades

Cabeza de ajo, 6 unidades

Crema de leche 500 grs.

Nueces Mariposa, 4 unidades.

Preparación:

Tomar primero las cabezas de ajo, cortarlas por la mitad en forma transversal, colocar las mitades en un papel aluminio y condimentar con aceite de oliva.

Cerrar formando un paquete y llevar a un horno de temperatura mínima, aproximadamente 160 grados, por el término de una hora. Los ajos deben quedar con una textura de puré.

Colocar en una cacerola pequeña la manteca, el aceite de oliva y llevar a fuego muy suave. Agregar los ajos confitados, la anchoa, calentar sin dorar y sin dejar de revolver. Una vez que las anchoas se hayan desintegrado junto a los ajos, batir fuertemente, incorporando las yemas. Seguir batiendo y  agregar al final la crema de leche. Ya está listo: servir en una marmita de fondue, acomodando alrededor todos sus ingredientes cocidos.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Encarnación Rosell: La catalana que conquistó el corazón de Chacras -->

Encarnación Rosell: La catalana que conquistó el corazón de Chacras

Fue una de las más respetadas y admiradas damas del distrito a principios del siglo XX.

Junto a su esposo fundaron la bodega que continúa con el nombre de “Cavas Rosell-Boher”, que ofrece excelentes vinos y espumantes gracias al tesón de sus descendientes.

Por Carlos Campana

Su nombre era Encarnación Rosell-Boher. Nació el 2 de febrero de 1885 en un pueblo de Cataluña, llamado Sant Salvador de Toló, en Lérida, España. Fueron sus padres, don Pedro Rosell y Rita Boher.

Como muchos inmigrantes europeos, escogieron nuestro país como el lugar para cristalizar sus sueños de una vida próspera, algo que Argentina ofrecía a fines del siglo XIX. Y así fue que esta familia llegó a Buenos Aires y luego se afincó en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, en donde el matrimonio tuvo más hijos.

Una nueva vida en Chacras

En 1905, con sólo 20 años, Encarnación se casó el 4 de noviembre,  en la localidad santafecina de Villa Constitución, a orillas del río Paraná, con su coterráneo Bernardo Martínez. Unos meses después, decidieron partir a Mendoza para luego establecerse en nuestra localidad.

Aquí, Bernardo y Encarnación compraron una propiedad en la calle Pueyrredón 1210. Fue en ese lugar que formaron su hogar y luego construyeron una pequeña bodega que con el tiempo fue prosperando hasta convertirse en un importante establecimiento vitivinícola de la zona.

Doña Encarnación, no sólo supo ser una ejemplar madre y esposa sino que también se dedicó a realizar obras de caridad en Chacras para los más necesitados. Además, participó activamente junto a otras damas de la alta sociedad, en la construcción de la capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que fue consagrada en 1910 y finalizada a mediados de la década del ‘30. No sólo la parte religiosa fue su meta; también colaboró junto a su esposo en la Biblioteca “Mariano Moreno” y en la Sala de Primeros Auxilios.

Doña Encarnación Rosell falleció a los 46 años, el 25 de julio de 1931, en su casa de Chacras de Coria. Sus restos fueron sepultados en el Cementerio de la Ciudad de Mendoza. En la actualidad, uno de los vinos espumantes más reconocidos de “Cavas Rosell-Boher” lleva su nombre: “Encarnación”.

Escrito en Destacados, Historias del PagoComentarios (0)

Demolieron parte del casco histórico de Chacras -->

Demolieron parte del casco histórico de Chacras

Finalmente la propiedad de Mitre y Viamonte fue derribada y muchísimos vecinos se comunicaron para expresar su malestar por la falta de defensa del patrimonio histórico y cultural del distrito. La obra pertenece a un privado y fue a partir de esta resolución, de la que se desconoce quién la autorizó y qué harán en el lugar, que se organizó una reunión vecinal esta tarde. Recordemos que en 2020, el Concejo Deliberante de Luján de Cuyo resolvió facultar al departamento ejecutivo a iniciar los trámites de expropiación del inmueble en cuestión.

Escrito en Destacados, MunicipalesComentarios (0)

Foto en el recuerdo: José Félix Suárez en los ‘70 -->

Foto en el recuerdo: José Félix Suárez en los ‘70

El periodista deportivo -un imprescindible del plantel de Correveidile-, notable por sus artículos que recorrieron el país en las revistas y diarios con mayor prestigio, aparece en esta postal junto a uno de los granates más queridos de la época: el riojano Francisco Nicolás Monárdez. En esa imagen está en el centro el DT Pastor Acosta Barreiro. Quien hace la entrevista es José Félix Suárez en sus tiempos del diario Los Andes, cuando seguía a Luján Sport Club, que en dos años celebrará su centenario (ver nota en P. 19).

Escrito en Destacados, Info generalComentarios (0)

Un fenómeno ni aislado ni casual: Trump y el populismo -->

Un fenómeno ni aislado ni casual: Trump y el populismo

Entre tantos debates apasionantes surgidos en Argentina a lo largo de enero -¿Y si en vez de dos dosis de la Sputnik les ponemos una sola y al doble de personas?; ¿A Cristina le conviene un indulto o una amnistía?; ¿Puede el sistema educativo garantizar la salud de docentes y alumnos?- compartimos también, con la parte del mundo que presta atención a los fenómenos políticos de occidente, los acontecimientos que tuvieron lugar el miércoles 6 de enero en Washington DC.

Por Dr. Alberto Montbrun – Universidad Nacional de Cuyo

Allí, cientos de partidarios y partidarias del saliente presidente Donald Trump, después de escuchar su arenga quejándose de que le habían hecho trampa en la reelección, se trasladaron al Congreso que en ese momento estaba sesionando. Invadieron el edificio, interrumpieron los debates de ambas Cámaras, vandalizaron el espacio público e ingresaron en recintos, oficinas y despachos causando destrozos y llevándose “recuerdos”. Cinco personas murieron, una de ellas un oficial de policía que defendía el edificio.

El tema generó asombro y cierto estupor. Un hecho así es inédito en la política norteamericana y su primera consecuencia fue acelerar, ese día, la aprobación de la elección del nuevo presidente Joe Biden.

Pero el fenómeno de Trump no es para nada ajeno a la creciente entronización de un tipo de régimen político de características al mismo tiempo fascinantes y preocupantes. En la teoría política en general se lo denomina “populismo” y, aunque reconoce un largo arraigo histórico, en los últimos veinte años se ha consolidado en muchos escenarios acompañando la crisis de la democracia representativa tradicional y el extraordinario empoderamiento de la gente a partir de las redes.

Más allá de variantes y matices, el populismo presenta caracteres comunes que pueden observarse tanto en gobiernos reivindicados como “de derecha” -Berlusconi, Putin, Trump- como también desde los que se asumen como de izquierda -Chávez, Maduro, Correa- (*).

Hay en todos estos regímenes una escasa adscripción a los valores democráticos tradicionales: tolerancia, pluralismo, respeto a los disensos, canalización de las diferencias a través del debate y la votación, el Congreso como caja de resonancia de los sectores de la sociedad, partidos políticos autónomos y no condicionados por el Estado, libertad de prensa y opinión, etc. Estos valores en el populismo son relativizados frente a la urgencia de las necesidades sociales y la búsqueda de respuestas más directas. Por otro lado, la crítica a esos principios de la democracia liberal, configura una parte del discurso populista desde siempre.

El politólogo argentino Ernesto Laclau advierte que el populismo surge cuando un conjunto de sectores de la sociedad es excluido, ignorado o descalificado como interlocutor. Por eso el fenómeno no es un tipo de movimiento -identificable con una base social especial o con una determinada orientación ideológica- sino una lógica política que articula un discurso de confrontación.

Los liderazgos carismáticos y providenciales son propios de este modelo. En el discurso superficial y emocional de las redes y en el contexto super simplificador del esquema “pueblo y líder contra la oligarquía” crecientes masas humanas comienzan a pensar que los problemas económicos se resuelven con rapidez y facilidad una vez que una “autoridad legítima” ha llegado al poder. El fenómeno político de Trump exhibió muchas de estas características y logró, además, un reposicionamiento económico importante en sus primeros años de gestión. El pésimo manejo de la pandemia llevó al país a una crisis muy importante pero aún así obtuvo una impresionante cantidad de votos de una amplia franja antes silenciosa y ahora crecientemente activa.

En los populismos se identifica al líder con la totalidad de la patria, la nación o el pueblo. La retórica discursiva plantea una cosmovisión sobre la base de dicotomías irreconciliables: “el pueblo” versus “la oligarquía” y “la Nación” versus “lo extranjero”. La potencia discursiva del líder está en su capacidad de representar lo primero. El enemigo interno es una de las imágenes más reveladoras de los populismos en general. Acelerados por el poder de las redes, los mensajes que plantean falsas opciones terminales (pueblo y antipueblo; aliados y traidores; trabajadores y burgueses rentistas; nacionales y extranjeros, etc.) adquieren fuerza y vigor y movilizan la participación en términos de una adscripción acrítica e incluso fanática. Esto se vio con nitidez en los últimos años en EE.UU.

El fenómeno de Trump no es aislado ni casual. El mundo, entre tantos desafíos que enfrenta hoy, tiene por delante uno crucial: cómo recrear una política que actúe sobre valores de convivencia y no de interposición y enfrentamiento. Desafíos que nos interpelan.

(*) Puede ampliarse sobre el tema en Aguirre, Julio Leónidas y Montbrun, Alberto; “Temas de Teoría Política Actual. Un enfoque sistémico”; Comunidad Editora Latinoamericana, Buenos Aires, 2019.


Escrito en Destacados, Info generalComentarios (0)

Estos textos, estos restos: Tiempo de lectura adolescente -->

Estos textos, estos restos: Tiempo de lectura adolescente

El semiólogo Roland Barthes decía que la lectura engendra necesariamente escritura. Leemos para escribir; leer nos induce -como un dispositivo conductor- al deseo de escribir. El lector ya no es un agente impasible, es un actor activo que produce significados y significantes nuevos.

Por María Eleonora Laurumbe*

La experiencia de lectura, a la que le asignamos un valor fundamental, y sobre todo a la lectura de ficción, aporta a la construcción de un espacio “otro” ligado a instancias imaginativas y de producción de otros enunciados posibles, para aquellos miembros que forman parte de talleres para adolescentes.

Podríamos referirnos a múltiples aspectos que estas prácticas literarias y escriturarias aportan, tales como aquellos efectos de una época en la lengua; la legibilidad siempre borrosa de los textos ficcionales, sus múltiples asociaciones con el presente, sus articulaciones con el pasado, la hermenéutica siempre insuficiente a la hora de abordar un texto; lo ilegible en lo legible y viceversa; el aprendizaje como producto de las derivas de unas lecturas que, si bien se ajustan a un determinado derrotero conceptual en el marco de los talleres, no dejan de producir intervenciones de esas que yo denomino de alta calidad intelectual o especulativa.

Estas prácticas se ponen en juego en el pensar metaforizando: doble jerarquía que posibilita ese espacio abierto en las lecturas que los alumnos aportan. Nosotros trabajamos con el lenguaje, esa palabra anómala que todo lingüista conceptualiza, pero cuya cualidad sustancial resiste toda forma de nominación. En el seno de esa abstracción que forma una palabra, un enunciado, una oración, una obra poética, o un texto de ficción, circula el tejido referencial, siempre inasible y polémico, y sus diferentes modos de representación.

Leer es siempre una actividad en conflicto que no siempre evoca las razones que organizan el tejido de un texto ficcional. Y este cruce de lecturas posibles sobre un texto funda una praxis, una manera de apropiarnos o no del mundo y de lo circundante; eso inagotable y enigmático que rebasa la palabra misma y la vuelve tensión irreductible, amenaza, cruce, resto, “máspalabra” como quería el ensayista Nicolás Rosa.

Y esta idea de lectura es la que pretendemos y deseamos, porque creemos que este desplazamiento tematiza la lucidez, el hallazgo simbólico de eso que ya no pertenece a la circulación y al consumo y que, por el contrario, preserva y despliega aquello que la realidad administrada destierra, sofoca y degrada por inútil, por resto, por inadmisible, por improductivo.

Lo que queda latiendo de las palabras es su potencia más prístina, más segura e intransferible; eso que las palabras y el lenguaje tienen de imposible, en el decir del semiólogo Roland Barthes. Eso que el lenguaje deja irremediablemente en el silencio, como cuando evocamos este enunciando del poeta Juan Gelman, que nos remite a “las palabras logran decir lo que dicen y además decir lo que no dicen, y de esa manera logran callar lo que dicen”.

Un no decir, un no saber lo que el lenguaje se empeña en comunicar. Porque asistir a esa soledad, a esa aporía entre la relación siempre anómala y conjetural entre significado y significante, entre concepto e imagen representada, también es un modo posible de darle voz y espacio  a las voces otras de la literatura.

Por último, intentamos que esta tarea de sensibilidad que desarrollamos esté ligada a la idea de que toda lectura es por asociación, sabiendo que nadie puede garantizarnos, dentro de los límites de toda poética, la última palabra.

*Coordinadora del Taller de Escritura y Literatura para Adolescentes “Malentendidos”. Biblioteca Popular Chacras de Coria. Para más información escribir a mariaeleonoralarumbe@hotmail.com

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Don Cecidio Conte: el italiano que conquistó Chacras -->

Don Cecidio Conte: el italiano que conquistó Chacras

Su muerte reciente nos llevó a recuperar este encuentro cálido y memorable. Hasta siempre.

Tiene una de las tiendas más antiguas del pueblo, llegó a la Argentina expulsado de su patria natal con una familia dividida y experiencias que marcaron su identidad. A los 86 años, Cecidio comparte del otro lado del mostrador su historia con el Correveidile.

Don Cecidio en su tienda de calle Viamonte, frente a la Biblioteca Popular Chacras de Coria.

- ¿Cómo era Chacras de Coria hace 50 años?

- ¡Ahhh! Éramos los fundadores de Chacras, se sentía el perfume a jarilla, a flores, también al guano de los caballos porque había huertas y chacras. Estaba la bodega que llegaba al fondo, hasta la vía del tren, había una fábrica de aceite de oliva. Hubo una clase privilegiada que se dio cuenta que este lugar era especial entonces invadieron Chacras. Ahora están los políticos traficando drogas, pasa de todo…

- ¿Qué más recuerda de esa época?

- Uh, en ese entonces veníamos con el espíritu de producir y trabajar, fabricábamos vinos, mandábamos a Buenos Aires, le habíamos puesto nuestro apellido como marca, estábamos yo, mi hermano y mi padre. Hasta hemos mandado vino en barco a Mar del Plata… Después se me hizo viejo mi padre, mi hermano falleció a temprana edad, sufría un poco de asma y me quedé solo. En Italia fui campesino, aquí trabajé en mecánica, cervecería y después aproveché el capital que se había formado y seguí con el boliche este. Son varios años que estoy al frente de esto, desde el ´69, cuando falleció mi hermano.

- ¿Cuántos hermanos tuvo?

- Una hermana quedó en Italia, ya tiene 88 años. A ella la vi en el ’93, que me tocó un viaje gratis. Los italianos tuvimos que emigrar; el fascismo no nos dejaba salir, en fin, las ambiciones de los dictadores. Me tocó el servicio militar estando allá, estuve un año en el límite de Austria y Eslovenia. Cuando terminé, preparé la valija y con mi padre y mi hermano tomamos el barco grande y tardamos 18 días en llegar a Buenos Aires. Era un barco mercante que paraba en cada puerto. Mi sobrina que quedó allá tiene ahora 64 años, cuando yo me vine tenía apenas uno.

- ¿Qué pasó con su madre?

- La perdí cuando tenía cinco años, se llamaba Assunta, murió en el parto de mi hermano Gabriel, que también murió en el parto. Mi padre se llamaba Pietro en italiano, o Pedro. Resulta que mi padre se volvió a casar y tuve una hermana, Assunta, porque antes se acostumbraba a poner el nombre de los muertos.

- ¿Y cómo es que llegaron a Mendoza?

- No íbamos bien con el clima de Buenos Aires, muy húmedo. Cuando conocimos Chacras mediante un paisano decidimos quedarnos acá. En el año ’59 le compramos esta propiedad a Doña Carmelita Tejo de Gómez, sería la suegra de la señora que encabeza la biblioteca. Mi casa y la tienda están vinculadas.

Junto al gran peluquero y amigo Víctor Hugo Sirera en una mañana invernal de 2014, horas antes de que Argentina disputara un partido en el Mundial.

- ¿Qué podemos encontrar en su tienda, Cecidio?

- Mira, antes era una tienda de ramos generales y mercería. En ese entonces se trabajaba el Bremer que era una maravilla. Ahora estoy de a poco cambiando de rumbo porque la indumentaria está ya muy quemada, estoy introduciendo blanco: sábanas Palette, John Cartier, acolchados, frazadas, manteles, hay camisas escocesas manga corta fabricadas por italianos, y abundantes telas. En cuanto a la mercería, estamos potenciándola porque es un medio que atrae clientes, se han multiplicado las manualidades en Chacras.

- ¿Formó su familia en Mendoza?

- Sí, me casé a los 62 años con Raquel Freites y luego tuvimos un varón que ya tiene 24, José Alberto Conte. Me hice adulto demasiado pronto por la guerra, el servicio militar, las migraciones y mucho sacrificio. Le relato algo al margen: Resulta que la Cámara de Comercio de Pescara, mi región de Italia, llamó a concurso para historiar la vida del inmigrante, yo concursé y así fue como me dieron el diploma de benemérito con medalla de oro “por haberse afirmado en la Argentina, en el mundo del trabajo y de la profesión aportando lustro y prestigio a la provincia de Pescara”.

- ¿Hace cuánto que no va al médico?

- Una pila de años, soy medio naturista, sé cuáles son los medios para salvarse: estar en el equilibrio térmico. El hombre enferma por desequilibrio térmico, tiene más temperatura en el vientre que en la piel.

- ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

- Tengo una huerta donde hay tomate, chaucha, cebolla y calabaza. También hay durazno. Es una maravilla. Hago todo tipo de trabajo. Me gusta leer, me gusta José Ingenieros y “El hombre mediocre”, es el libro de la juventud: rejuvenece. Dice: “La patria está implícita en la solidaridad sentimental de una raza y no en la confabulación de politiquistas que medran a su sombra…” Después dice: “Cuando la miseria moral asola a un país, la culpa es de todos los que por falta de cultura y de ideales no supieron amarla como patria, de todos los que viven de ella sin trabajar para ella”. Tengo un libro ahí que me entretiene: “Magia, la ciencia del futuro”.

- ¿Cree en Dios?

- Yo no me puedo resignar a una creencia dogmática. Dogma quiere decir verdad absoluta y yo no tengo otra verdad que la que poseo. El hombre tiene etapas bien definidas: evoluciona, se nivela y decae. Frente al hombre va a existir siempre el misterio, por eso no me puedo resignar a un credo religioso. Ahora, cuando se tiene una fe intensa, esa persona concentra una poderosa energía para salvarlo. Hay fenómenos energéticos que no podemos explicar. En la primera etapa del ser humano, en la llamada evolución moral, quiere cruzar mares, subir la montaña, cometer hazañas; esas aventuras son los alimentos psíquicos de la vejez, lo ayudan al viejo a hablar del pasado como un libro abierto.

Cecidio en la huerta que armó en el jardín de su casa.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Considera que la velocidad vehicular en Chacras es excesiva?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
19°C
sensación térmica: 19°C
humedad: 93%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

marzo 2021
L M X J V S D
« feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Chacrificados

Edición Papel