Archivo | Cultura

Cine 2020: Desbalance audiovisual del año -->

Cine 2020: Desbalance audiovisual del año

Decantar recuerdos y sensaciones suele ser el ritual que ejercemos involuntariamente cuando diciembre se acerca a su crepúsculo.

Por Patricio Pina*

Dos mil veinte impone su agenda monotemática con presencia autoritaria: el año más globalizado de la historia de la humanidad, el más increíble e inimaginable. El año en que vivimos en peligro, dentro de una película de ciencia ficción (clase B). El año del Covid-19. El año de la Pandemia. El año inolvidable que más queremos olvidar.

Y también, un año más de películas y series. Quizá, en este 2020 hemos visto más ficciones y documentales que nunca, en la convergencia de circunstancias que unió el encierro pertinaz de la Fase Uno de la cuarentena a los inesperados tiempos libres capitalizables ante las plataformas de streaming, las cuales monopolizaron la oferta audiovisual ante unas salas de cine que jamás lucieron tan oscuras como en estos meses. Entre tantas imágenes que se atropellan en mi memoria, persisten en volver hacia mí unas cuantas, algunas de las cuales son:

- Esty es rapada en POCO ORTODOXA, miniserie – canto a la resistencia femenina ante las tradiciones ancestrales de una comunidad. Éxito global (que el ser humano no separe lo que los algoritmos de Netflix han unido).

-Saul Goodman atraviesa el desierto y su existencia se acerca al abismo del final de su camino como serie independiente, haciendo que ya no extrañemos a Breaking Bad (BETTER CALL SAUL, Netflix).

- Una suerte de Clint Eastwood del mundo de La guerra de las galaxias se encuentra con una cuna flotante y descubre en su interior al personaje del año… (THE MANDALORIAN, Disney +).

- Miriam Maisel abandona su departamento conyugal pero, en la misma escena y sin cortes, observamos cuando llegó allí recién casada. La más precisa y virtuosa opulencia audiovisual en THE MARVELOUS MRS. MAISEL (Amazon Prime Video).

- Bob Dylan canta y canta y canta, y repasando sus letras uno entiende por qué ganó el Nobel de Literatura. Mientras, reescribe su propia historia en el ¿en parte falso? documental ROLLING THUNDER REVUE (Netflix), de Martin Scorsese.

- Ishii Yuichi observa una pecera con peces mecánicos en FAMILY ROMANCE, LLC (Mubi), la nueva fantasía con la Werner Herzog desnuda y retrata la soledad y nuestra búsqueda permanente de alcanzar la felicidad (aunque sea comprándola por un ratito).

- Una mujer mayor camina lentamente hacia su casa, atravesada silenciosamente por la más profunda de las emociones tras ver La madre, una obra de Isadora Duncan (LOS HIJOS DE ISADORA, de Damien Manivel).

- El Concierto N° 2 para violín de Vivaldi, en el último plano de RETRATO DE UNA MUJER EN LLAMAS. Una de las mejores películas del año, dirigida por Céline Sciamma.

*Rector de la Escuela de Cine. Junto a Claudia Nazar llevan adelante un Taller de Cine, que volverá desde febrero, todos los sábados a las 17:30 hs., con todos sus asistentes en casa mientras llega la vacuna. Y esperan, y esperan…

Escrito en CulturaComentarios (0)

En clave de versos: Un poema inédito de Marianetti -->

En clave de versos: Un poema inédito de Marianetti

El médico mendocino José Enrique Marianetti falleció a los 88 años en Viña del Mar, Chile. Fue médico, criminólogo, poeta y artista plástico. Aquí un poema inédito de este querido vecino de Chacras de Coria.

Yo puedo estar contento, porque en mi vida, llena de evoluciones

he recibido muchas denominaciones.

En los comienzos fui “Caro Piccinin”

después “José Richetto”, así llamado en especial por mis abuelos, con caluroso afecto.

Pasé a llamarme luego “José Enrique”

adolecer mediante.

Y siendo aún estudiante

me nombraban “el hijo de Benito”, con aire de bendito.

Después de diplomarme fui “Doctor”

y más de una vez, un “Doc” irreverente dejó paso a un “Tordo” contundente,

quizá queriendo nivelar diferencias

agregándole un toque sonriente. Fui distinguido luego como “Profesor”  transcurriendo mi actividad docente,

reconocida laboriosamente.

A mucha gente se le escapa un “Maestro”

cuando a quien quiera verlas, a mis pinturas muestro.

Llegué a “Emérito”

por el hecho de habérmelas jugado

con tantos avatares dolorosos pasados,

al parecer disueltos, al traducirse como “Jubilado”.

Por años y hasta hoy, sigo siendo “Papá”, el título ostentado de frente, entre la gente, henchido honrosamente.

También soy “Viudo” por haber perdido

el amor, por años cultivados

y hace ya rato que me dicen “Nonno”

los brotes del árbol añejado.

Más cerca de estos días,

los últimos por la vida regalados

los míos me llaman “Viejo”

y en esta corta voz, acrisolados

están todos mis nombres ya sumados.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Chacras para Todos de aniversario -->

Chacras para Todos de aniversario

El proyecto artístico, comunitario e independiente celebra su cumpleaños número 12 con nuevas obras, talleres abiertos al público y un espectáculo que recorrerá las calles del distrito: “De la Plaza al Andén”.

Algunas de las actividades próximas confirmadas son el “Festival de títeres en vacaciones de verano” (desde el 26/12/20 hasta el 10/01/21). También un Taller de Lengua y Filosofía, los encuentros de la Milonga La Jodida, de Country Dance y clases de Yoga. Contacto: 261 340-2476. Redes: En IG: teatrocomunitario. En FB: chacras.paratodos ¡Pronto más info!

Teatro Comunitario Chacras para Todos, uno de los activos grupos de la Red Cultural.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Literatura nacida en Luján: “Estamos llegando”, de Gisela Lupiañez -->

Literatura nacida en Luján: “Estamos llegando”, de Gisela Lupiañez

En la reciente Feria del Libro de Mendoza, realizada en modalidad virtual, la autora del departamento presentó su último material, disponible en Amazon.

“Creo que la fantasía y las letras nos abren una puerta de escape a otros mundos y eso es maravilloso”, describe la tallerista, escritora y docente de Mayor Drummond, Gisela Lupiañez. De niña se acercó al que considera su primer amor, una colección de cuentos rusos de ciencia ficción. A partir de ahí la lectura se volvió parte de sus días y más tarde lo fueron sus propíos relatos. Con suficiente material disponible, este año publicó “Estamos llegando, relatos para viajeros insomnes”, veinte cuentos de distintas temáticas, inspirados en lo cotidiano, transformados a través de la fantasía y la ciencia ficción.

En ellos se puede leer sobre amor, desamor, terror, distopías y también humor. “Estamos llegando” se adentra en otras dimensiones y mundos para mezclar el futuro con el pasado y luego colisionar de frente con la realidad actual. Gatos parlantes, hadas, seres robóticos, androides, personajes de cuentos clásicos y tantos otros, que replantean la forma de vida y las decisiones cotidianas de los lectores. Es un libro para encontrarse en cada relectura con puntos de vista y reflexiones diferentes. Fue publicado por Amazon en formato digital, ideal para leer en dispositivos Kindle, en teléfonos, tabletas o computadoras.

Datos de la autora

Gisela Lupiañez nació en Mendoza, Argentina, durante algún invierno de finales de los años ´70. Vive en Mayor Drummond, Luján de Cuyo, Mendoza, con su hija y su hijo, y sus cuatro gatas. Escritora, tallerista y docente de Nivel Inicial en la escuela Juan José Paso, de Luján de Cuyo.

Coordina el taller literario para adolescentes y adultos Escribir Fantasía en la Biblioteca Popular Chacras de Coria, que este año se dictó en modalidad virtual a través de la plataforma Meet.

Desde el año 2017 participa en diversas convocatorias literarias de Mendoza, la última fue Letra más letra, una iniciativa virtual de la Municipalidad de Guaymallén. Sus relatos han sido publicados en varias revistas digitales de Fantasía y Ciencia Ficción: La sirena varada, Teoría Omicrón, Tártarus y Rigor Mortis.

En 2019 publicó En esta misma Tierra, relatos para compartir la magia, una antología en la que explora la dualidad fantasía – realidad de la vida cotidiana.

La autora y tallerista lujanina puede encontrarse en Instagram y Facebook como @fantasybooksloved

Escrito en CulturaComentarios (0)

Pino Solanas: Con los puños llenos de poesía audiovisual -->

Pino Solanas: Con los puños llenos de poesía audiovisual

Su obra es indiscernible de su posicionamiento político, sus historias son impresiones poderosas de su forma de ver el mundo. Atemperar el fervor ideológico de su cine significa negar su esencia, casi su razón de ser.

Por Patricio Pina*

Las atribuladas desventuras de las pasiones argentinas tienden a establecer antinomias con triste facilidad. La arena política ha sido, casi desde nuestros orígenes, escenario pródigo para que la multiplicidad de miradas y sus consecuentes disensos deriven en posturas irreconciliables y bandos que le niegan cualquier rastro de racionalidad a quienes no piensan exactamente igual a ellos. Esta manera de entender la vida antepone su lógica maniquea a todo aspecto vital de nuestra sociedad, siendo el arte, sus obras y sus creadores, víctimas frecuentes de este peligroso espejo deformante.

Suele ser la democrática mano de la muerte la que (no siempre, claro) impone un manto de piedad y morigera los ángulos ríspidos de nuestros enconos. Recién allí, artistas con adscripción política evidente y sonora son observados a través de un nuevo prisma, donde las consideraciones ven atemperados sus rencores en favor de una mirada más templada y profunda. Solo así la dimensión artística termina alcanzando su justa relevancia.

Pero aquí Pino Solanas nos plantea un hermoso desafío. Su obra es indiscernible de su posicionamiento político, sus historias son impresiones poderosas de su forma de ver el mundo. Atemperar el fervor ideológico de su cine significa negar su esencia, casi su razón de ser. ¿Podemos valorar la dimensión estética de sus films sin reaccionar políticamente con/contra él? De ninguna manera. Su cine partía de convicciones viscerales y abominaba de la indiferencia.

En gran parte de las películas de Solanas, la intención explícita es conmovernos con las imágenes como razones rotundas para convencernos. En el manifiesto Hacia un Tercer Cine, escrito junto a Octavio Getino y publicado en octubre de 1969, deja en claro su necesidad de promover espectadores activos (alejándolos de dos cinematografías “previas”: el entretenimiento hollywoodense y el vanguardismo diletante europeo), dispuestos a articular sus ideas con las de su cine, narraciones que los interpelen e involucren en un accionar político liberador que, según los ojos de Pino, solo podía proveer el por entonces proscripto peronismo. El inmenso documental (por duración, por virtudes) La hora de los hornos y, ya trabajando desde la ficción, Los hijos de Fierro, son muestras excelsas de esta postura, con todo un bagaje audiovisual creativo y poderoso al servicio de sus convicciones. Bastan estas dos obras para otorgarle a Pino Solanas un sitial de privilegio en la historia de nuestro cine nacional.

Un reconocimiento “allende la grieta” es ubicable en sus dos películas de los ochenta: El exilio de Gardel y Sur, puestas en escena de una melancolía que no cede a pesar de los fervores democráticos, antídotos contra el olvido que encuentran en ambos films el punto justo de alegoría y estilización que en obras posteriores resultará fechado y redundante.

El nuevo siglo (con la agitada marejada política del 2001) revitalizará su pasión por el documental, retomando formas y contundencias propias del realismo soviético para escribir una crónica de nuestros tiempos, plagados de luchas y pesares, en una serie que inició Memorias del saqueo y que solo la muerte pudo cerrar. Ojalá el valor de su mirada, su compromiso político modelador de imágenes imborrables, pueda sortear los odios enceguecedores y asegurar la persistencia de su arte.

*Rector de la Escuela de Cine. Junto a Claudia Nazar llevan adelante un Taller de Cine, todos los sábados a las 17:30 hs., con los asistentes en casa mientras llega la vacuna…


Escrito en CulturaComentarios (0)

Los gauchos celebraron su día en Chacras -->

Los gauchos celebraron su día en Chacras

El Día Nacional del Gaucho (6 de diciembre) fue instituido por la Ley N° 24303 sancionada el 15 de diciembre de 1993 en conmemoración a la fecha de la publicación de “El Gaucho Martín Fierro”, escrito por José Hernández en 1872 en el Gran Hotel Argentino frente a la Plaza de la Victoria, hoy Plaza de Mayo.

En Chacras de Coria circularon por las calles numerosas agrupaciones gauchas y 50 jinetes, que partieron desde la Plaza Dr. Levy, siguieron por Benito de San Martín hasta Besares. Luego -a caballo- circularon hasta Loria, Aguinada, dieron una vuelta por la Plaza de Chacras, Viamonte, Mitre y terminaron en la estación de trenes Paso de los Andes. Dijeron presente los Centros Tradicionalistas Chacras de Coria, Luján de Cuyo, Los Andes y El Picadero de Chacras de Coria.

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Campaña Solidaria en el Pedemonte: Golosinas para la bajada de Reyes -->

Campaña Solidaria en el Pedemonte: Golosinas para la bajada de Reyes

Hace ya tres años que los Reyes Magos del Pedemonte sorprenden a las infancias que encuentran a su paso. Niñas y niños acompañan con alegría a los hombres vestidos de Melchor, Gaspar y Baltasar subidos a sus caballos, que reparten golosinas. Y para que este enero de 2021, cuando entre agua y pasto la ilusión se renueve, los organizadores de la movida buscan que nadie se quede sin su golosina. Por eso reúnen en una campaña abierta y solidaria, alfajores, caramelos, tutucas y sorpresas que serán distribuidas entre quienes participen y se acerquen con las medidas que mejor se adapten al cuidado de todos. La agrupación gaucha Picadero del Pedemonte es la responsable de esta iniciativa y de tantas otras que buscan seguir con la tradición de sus ancestros, con la solidaridad como premisa. Durante la pandemia reunieron mercadería que distribuyeron entre jubilados y madres solteras, y ahora el desafío es llevar sonrisas a los más chiquitos, que será el primero o segundo domingo de enero.

Para más información contactarse con Julio Geoia al 261 592-4086.

agrupación gaucha Picadero del Pedemonte

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

“Cine sobre ruedas” en Luján de Cuyo -->

“Cine sobre ruedas” en Luján de Cuyo

La iniciativa diseñada por YPF y es pionera en Mendoza. El departamento fue la única sede elegida por la empresa argentina para concretar la propuesta y la tercera en el país, junto con Ciudad de Buenos Aires y Neuquén.

“Cine sobre ruedas” se llevará a cabo a partir de este viernes 20 de noviembre, en el Aeroclub del distrito de La Puntilla.

El innovador formato escapa de los parámetros tradicionales de los autocines puesto que tendrá exhibiciones novedosas en el pórtico de ingreso y en el túnel de acceso al predio. La experiencia se completará con un photo oppotunity (se fotografiarán a los grupos en los interiores de los vehículos para dejar la ilustración como recuerdo) y con un sorteo del que participarán todos los autos a través de las denominaciones de las patentes.

La mecánica definida para conseguir las entradas y los combos consistirá en el canje por puntos de YPF Serviclub: se necesitan 5 mil o 100 más $800 para 1 ticket de ingreso por automóvil. No obstante, el Municipio sorteará entradas a través de sus redes sociales. Por su parte, para acceder al menú y realizar los pedidos de combos full, los usuarios podrán hacerlo a través del link https://www.passline.com/sitio-evento/combos-ypf o, como segunda alternativa, escanear el Código QR en el flyer del evento. Los invitados también podrán realizar sus pedidos desde sus teléfonos, en el mismo predio del autocine, donde se les hará llegar su requerimiento de manera rápida y ágil sin que tengan que bajarse del auto.

Cabe destacar, que el evento se desarrollará en el marco de los protocolos sanitarios exigidos por la Pandemia de COVID-19. Detalladamente, las normativas establecidas consistirán en rociar con productos sanitizantes los vehículos, controlar la utilización de tapabocas y la temperatura corporal de los integrantes de los automóviles y supervisar que cada vehículo cuente con un dispenser o rociador de alcohol en gel, para la desinfección periódica de sus ocupantes.

A continuación, la agenda de películas de “Cine sobre ruedas” en Luján de Cuyo para el próximo fin de semana:

Viernes 20 de noviembre:

-         17:45hs: Sing

-         20:30hs: The Grinch

-         23:00hs: La Odisea de los giles

Sábado 21 de noviembre:

-         18:15hs: Madagascar 3

-         20:30hs: Jurassic World

-         23:00hs: Huye

Domingo 22 de noviembre:

-         18:45hs: Mi villano favorito 3

-         20:15hs: Kung Fu Panda 3

-         22:45hs: El Angel

Escrito en CulturaComentarios (0)

Un Taller de Cine: Remedio para melancólicos -->

Un Taller de Cine: Remedio para melancólicos

Este será el primer año de mi vida (desde que tengo memoria, claro) en que no pisaré una sala de cine. Sé que aún falta un par de meses para que concluya este inenarrable 2020, así que escribo esto como si fuera un hecho consumado, con la esperanza secreta de que la realidad haga una pirueta de acróbata y, desafiada, se empeñe en desmentirme y me regale la ocasión, antes tan familiar y hoy tan remota, de poder comulgar en mi laica y proteica misa de mirar una película en alguna de las numerosas catedrales erigidas para disfrutar, a oscuras y en silencio piadoso, de la magia del cine.

No solo se pierde la experiencia de dejarse imantar por las historias que brotan de un haz fantasmal y se proyectan en pantallas más grandes que la vida. Desaparece también ese hábito cultural gregario de compartir una obra de arte en comunidad. La grey cinéfila termina de tomar forma en ese momento de comunión, allí cuando, al encenderse las luces de la sala y despertarnos de nuestro sueño audiovisual, nos vinculamos con rostros amigos o mayoritariamente desconocidos, iniciamos conversaciones impensadas a partir del rescoldo que la película ha dejado ardiendo en nosotros, encendiendo chispas de polémicas o simples acuerdos al calor de los comentarios, reavivando la llama del film y perpetuando su recuerdo hasta mucho tiempo después.

En ese tránsito, en la charla y el análisis ligero o pormenorizado, la película crece, muta, se infla y se repliega, nos lleva a volar con ella y finalmente aterriza en nuestra memoria, muchas veces mejor de lo que la creíamos. Y esta sensación es provocada a partir de esa reunión que promueve la sala de un cine, punto de encuentro de miradas y saberes, levadura de opiniones diversas que fermentan en el intercambio de coincidencias y disensos. Sin verdades reveladas que clausuren los debates: solo siendo partes de un todo con el film. Cada ojo construye su propio relato: su mirada particular recrea la película y la unión de esas miradas expande el disfrute del arte.

Un virus de ponzoña peculiar con aglomeraciones en ambientes cerrados, más la cuarentena y su consecuente atomización de consumos culturales, nos llevan peligrosamente a las antípodas de todo lo antes señalado. Pero no todo está perdido.

Retoños de las cinematecas y los cineclubes, los talleres de cine, en principio jaqueados por el distanciamiento pandémico, toman las armas habitualmente tan denostadas de la tecnología (redes sociales, entornos virtuales de reunión) y mantienen viva aquella fogata que antes ardía con fuerza en los cines, una vez que se encendían las luces. Incluso pueden atravesar límites espaciales, potenciando su efecto aglutinador sin más requisitos que una buena (¡ay…!) conexión de internet.

Por todo lo dicho, y aunque no podamos pisar las salas, hoy (y siempre), para resistir y vivir todo aquello que parece por ahora perdido, hacemos un taller de cine.

Patricio Pina

(Rector de la Escuela de Cine. Junto a Claudia Nazar llevan adelante un Taller de Cine, todos los sábados a las 16:30 hs. Obviamente, quedándose todos los asistentes en casa…)

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

El apacible adiós a Quino en Chacras -->

El apacible adiós a Quino en Chacras

Entrevistamos a su sobrino, el abogado de derechos humanos y docente Diego Lavado, quien acompañara a su tío, al igual que el resto de su familia, hasta el día en que finalmente se despidió de este plano de la tierra. Queda su legado universal, su mensaje que trasciende generaciones y su mirada sobre la humanidad que circuló en tiras y viñetas que seguirán dando la vuelta al mundo. Hasta siempre, Maestro. Gracias por tanto.


La música clásica fue una compañía reinante en la vida de Joaquín Salvador Lavado. Lo fue, también y con el carácter de imprescindible, la cercanía de Alicia Colombo, su novia eterna durante los 50 años que permanecieron juntos, hasta que la muerte los separó. “A mí tío también le gustaba la música popular”, dice Diego Lavado, su sobrino, a quien entrevistamos para conocer un poco más sobre la intimidad del creador de Mafalda.

Quino murió en una casa en Chacras de Coria el pasado 30 de setiembre y llegó a sitios recónditos del planeta, la noticia de su partida, las tiras de su grandeza y el recuerdo dispuesto entre viñetas y frases que sí, tienen todo de genialidad. Un accidente cerebro vascular lo mantuvo internado cerca de su familia, en la misma cama donde nacieron los sueños de sus últimos tres años, cuando el dolor por el fallecimiento de Alicia lo trajo de vuelta a Mendoza.

Hasta el 2012, que decidió retirarse, iba a dormir con una libreta que colmaba de anotaciones para luego transformarlas en su arte hecho de historietas y humor gráfico. “Estuvo muy agradecido de la trascendencia de Mafalda, esa niña de clase media, argentina, que le abrió la puerta al mundo. Pero al Quino le gustaban más las páginas libres, que no lo obligaban al cuadro ni a los plazos de entrega”.

Una infancia de orfandad no le impidió hablar en nombre de la niñez, los delirios de la humanidad y la justicia con dulce ironía. Para dibujar, se encerraba. Comía poco al mediodía y dormía tarde por las noches. Nunca usó computadora. A su compañera Alicia la conoció a los 28 años en 1960 y de la mano formaron una familia de a dos con la sabiduría de un árbol.

-¿Quiénes integran la familia mendocina directa de Quino?

-Quino tuvo dos hermanos: el mayor fue Césareo, mi papá, al que le siguió mi tío Roberto. En mi caso tengo dos hermanos, uno mayor -Alfredo-, y Guille, el más chico, de quien Quinito tomó el nombre para uno de los personajes de Mafalda. Además están mis primos Roberto y Eduardo. Quino tuvo relación con todos, también con nuestros hijos, con quienes adoraba compartir momentos.

-¿Cómo fue el vínculo que tuviste con él?

-Cuando falleció mi tía Alicia en el año 2017, el Quino se vino a vivir -casa de por medio a la nuestra-, al  Barrio Rincón de Aráoz. Este último tiempo la relación fue cotidiana. Si bien lo cuidaban unas señoras, nos veíamos dos o tres veces por día y también en los almuerzos de los domingos. Antes era de vez en cuando en Buenos Aires y en mi caso en Madrid; también durante los inviernos que pasaban en nuestra provincia, sobre todo en San Rafael y en Guaymallén, en San José, donde nació. Quino y Alicia residieron en Milán desde 1975 -un mes antes del golpe y luego de que una patota los fuera a buscar sin encontrarlos de casualidad- hasta el 2002. A partir de ahí y hasta el 2014 vivieron en Madrid, con dos o tres visitas por año a Buenos Aires y a Mendoza, para ver a la familia.

Quino y Alicia empezaron a quedarse más tiempo en Mendoza luego de que con mis hermanos compráramos una casa cercana a la nuestra. Ellos la amoblaron y pasaron las últimas tres temporadas allí. Además siempre vinieron para el cumpleaños de él. Su nacimiento real fue el 17 de julio aunque lo anotaron el 17 de agosto. Esas cosas que ocurrían antes… Durante unos 20 años mi tía le organizó su festejo en Mendoza, que coincidía con una semana en la que suelen cortar el agua en Luján.

-¿Por qué decidió regresar luego de vivir casi todo su camino en otras ciudades?

-Porque no tuvieron hijos y al final él estaba solo. Nosotros vinimos a reemplazar un poco ese lugar. Si bien estuvieron 57 años casados, no quisieron tener hijos. Me lo dijo mi tía Alicia (Doctora en Química. Trabajó en la Comisión Nacional de Energía Atómica). El Quino siempre decía que traer un niño a este mundo era hacerle una porquería a un ser querido.

-¿Cómo transcurrieron los últimos años de Quino en Chacras de Coria?

-Él quedó muy triste luego de la muerte de Alicia, porque ella no solamente fue su compañera de toda la vida sino que tenían una relación de novios. Siempre fueron noctámbulos, se quedaban después de cenar y como hasta las tres de la mañana, conversando. Fue increíble esa relación. Cuando Quino volvió a Mendoza intentamos con mis primos y mis hermanos sacarlo de esa angustia. Antes de que empezara la pandemia íbamos mucho al cine, a escuchar la Sinfónica a la Nave Cultural, a comer afuera de noche.

Tampoco caminaba y estaba en silla de ruedas porque tuvo un problema arterial a los 50 años. Le habían hecho una operación en las piernas: inclusive cuando le entregaron el Premio Príncipe de Asturias en el 2014 ya estaba en silla de ruedas. Sí paseamos mucho con él cuando llegó, tanto por Chacras como por el barrio, sobre todo. Escuchaba música y le leíamos mucho, tanto mi esposa como yo. Un amigo le regaló “El Quijote de la Mancha” en CD y siempre estaba pendiente de las noticias. Leía los diario de acá, de España, de Italia también. Casi no veía. Por eso dejó de dibujar en el 2012. Estuve con ellos cuando él lo decidió; ya trabajaba con una lupa y le costaba mucho. La mayoría de sus objetos están en Buenos Aires y le fui trayendo libros a medida que viajaba, también algunas esculturas que tenía. Pero su tablero y sus dibujos, además de su colección de libros de dibujantes están allá. A pesar de tener una pileta en la casa, no le gustaba meterse al agua porque le tenía miedo. Con sus hermanos se bañaban en el Cacique Guaymallén. Una vez casi se ahoga, se lo llevó la corriente y lo salvó el Nolo Tejón, que era tío suyo, aunque tenían casi la misma edad. El Nolo fue hijo de un segundo matrimonio de mi bisabuelo.

-¿Qué representa ser sobrino de una figura admirada a nivel mundial?

-Al principio no nos dábamos cuenta. El libro Mafalda se publicó por primera vez en Italia en 1973 y pegó tanto que se agotó, con prólogo de Umberto Eco: se llama “Mafalda la contestaria”. En Europa Mafalda logró trascendencia y ese exilio le dio a mi tío dimensión internacional y participar de ferias en distintas ciudades. Así fuimos notando que nuestro tío era distinto a cualquier otro. En lo personal era un tipo muy piola de pensamiento abierto y siempre compinche. Era el que nos traía los discos de los Beatles o el que salía con nosotros a la disquería para regalarnos lo mejor que podía encontrar.

-Como familia, ¿qué piensan sobre la idea de que exista un museo en la provincia? ¿Existe esa posibilidad?

-Eso siempre lo hablamos en familia con él. El Quino no quería hacer nada mientras estuviera vivo y “cuando me muera hagan lo que quieran”, decía. “Ahora hay muchas cosas con mi nombre”. Sería bueno hacer, y lo hemos conversado con las autoridades de cultura, un museo con su escritorio y sus cosas, aunque hoy hay tantas urgencias que no sabemos qué va a pasar. Julieta es sobrina por parte de mi tía Alicia y es quien se ocupa de su obra, ha sido su agente luego de que mi tía dejara de hacerlo. Quino volaba a dos metros del piso y la difusión de su obra fue gracias a Alicia.

Sería bueno para la provincia contar con un lugar donde estén sus pertenencias. Por recomendación de mi tío cuando estuvimos en Bruselas fuimos al museo de Hergé (Georges Remi), el dibujante de Tintín No es porque sea mi tío sino porque es un tipo reconocido internacionalmente y hay muchos fanáticos. Tanto, que al morir, el diario más importante de Hong Kong publicó el personaje del dibujante principal abrazado a Mafalda. Mafalda fue publicada en China clandestinamente en los años setenta y fue un boom. Así fue como luego lo llamaron para pedirle su permiso y traducir y publicar toda su obra de manera legal.

-¿Qué te sorprende a raíz de su muerte?

-Yo esperaba que sucediera lo que pasó: que fuera tapa de los diarios, que hubiera homenajes en muchos lugares del mundo y se han hecho cosas muy bonitas, como el homenaje de los dibujantes Rep, Tute o Liniers.

-¿Cuál considerás que es el legado más importante que deja a través de su obra?

-Aclaro que él no elaboraba lo que iba a decir sino que le salía, como le sale a Messi hacer goles. No estaba pensando, pero de cierta manera inconsciente abordó temas que son eternos; “lamentablemente la humanidad sigue repitiendo los mismos errores”, decía. Los temas que tocó con Mafalda en los años ‘60 siguen siendo actuales. Él muchas veces se sorprendía de lo que había hecho porque no lo racionalizaba.

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Considera que la velocidad vehicular en Chacras es excesiva?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
28°C
sensación térmica: 29°C
humedad: 22%
 
Correveidile en Facebook

 

enero 2021
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Chacrificados

Edición Papel