Archivo | agosto 11th, 2015

Rincón de Ciencia: Autodefinido -->

Rincón de Ciencia: Autodefinido

Gran parte de las personas conoce este pasatiempo en el cual, mediante definiciones, se entrecruzan palabras para rellenar una plantilla. Supongamos un caso particular donde se plantearan las palabras biología, ingeniería, investigación, desarrollo, medicina y salud; usted ¿qué palabra colocaría para completar la grilla? ¿Bioingeniería, Biotecnología, Electromedicina? Para que la resolución de este autodefinido no le termine dando dolores de cabeza, en este artículo se evalúan los enfoques y los campos de acción de cada una de las variantes anteriormente nombradas. La respuesta quedará luego en sus manos.

Por María Paula Bonaccorso Marinelli*


*Bioingeniera, INBIOMED-IMBECU-CONICET- Universidad de Mendoza; e- mail: paula.bonaccorso@um.edu.ar

Biotecnología

Es la “técnica o conjunto de técnicas científicas que utilizan organismos vivos o sus partes para obtener o modificar productos, para mejorar plantas o animales o para desarrollar microorganismos con usos específicos.” Según lo indica el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI, Ministerio de Industria, Secretaría de Industria y Comercio).

Sus aplicaciones están destinadas a  procesos y productos industriales, o a bienes y servicios que brinden bienestar o mejoren la calidad de vida de la sociedad. En general se asocia a la Genética y Microbiología, ya que emplea organismos vivos (plantas, algas, hongos y bacterias) y habitualmente se aplica en los campos de la agricultura, del medio ambiente, farmacia y de la industria de los medicamentos.

Por citar algunos ejemplos, los Biotecnólogos desarrollan tecnologías para la producción de vacunas, hormonas y drogas en animales, secuencian ADN para el diagnóstico de enfermedades infecciosas y/o desórdenes genéticos en seres humanos, producen plantas, vegetales y plaguicidas con características mejoradas, realizan controles y pruebas de calidad de medicamentos y emplean tecnologías ambientales para absorber, degradar o transformar  contaminantes y retirarlos, inactivarlos o atenuar su efecto en suelo, agua y aire. Esto último es conocido como biorremediación.

Bioingeniería

Cualquiera de las definiciones expresa que la Bioingeniería abarca todas las posibles interacciones entre las Ciencias Naturales y la Ingeniería. Más específicamente, es una rama de la ciencia aplicada, involucrada en el entendimiento y la resolución de problemas en las áreas de biología y medicina que utiliza métodos de ingeniería, ciencia y tecnología.

El Bioingeniero cuenta con amplios conocimientos de electrónica, mecánica, materiales y computación, como así también de la estructura y el funcionamiento de sistemas biológicos. El entendimiento y manejo de estas áreas en su conjunto, le permite explorar en forma espontánea nuevos caminos para aportar soluciones a problemas de la prevención y atención de la salud y al mejoramiento de los sistemas de salud para la población.

Los profesionales trabajan  e investigan tanto en la actividad médica como en otros sistemas biológicos, procesan imágenes y señales biológicas, administran gestiones y proyectos  hospitalarios, realizan ventas y organizan el mantenimiento de equipamiento de electromedicina, desarrollan biosensores, prótesis y órganos artificiales, controlan e inspeccionan el cumplimiento de leyes y normativas relativas a tecnologías sanitarias y productos médicos e innovan en la biomecánica para la rehabilitación, la salud electrónica y la robótica en medicina, entre otras tareas.

¿Sinónimos?

Es importante aclarar que Ingeniería Clínica, Ingeniería Hospitalaria y  Electromedicina se corresponden con Bioingeniería, pero no son términos equivalentes.

De estas tres especialidades, la Ingeniería Clínica aplica los métodos de la ingeniería y tecnología al cuidado de la salud. Se  centra en el paciente gestionando tecnologías para optimizar la prestación de asistencia sanitaria, pero excluye sus desarrollos.

En cambio, la Ingeniería Hospitalaria, se focaliza en la infraestructura soporte. Es el estudio, diseño y mantenimiento de los sistemas que se encuentran dentro o asociados a la planta física de los edificios de las unidades de salud.

La  Electromedicina se aplica casi exclusivamente al equipamiento electrónico de uso en Medicina. Quienes  trabajan en ella, se especializan en solucionar y facilitar cualquier problema que ocurra en todo el ciclo de vida de la tecnología; ya sea adquisición, instalación, validación, mantenimiento, uso o retiro (al final de su vida útil).

Podemos sellar lo anteriormente expuesto con un análisis de la figura.

Aquí se ilustra cuál es el  principal interés de cada una de estas ciencias. Así como para la Biotecnología el desarrollo es lo vital, para la Ingeniería Clínica es la prestación de servicios y para el caso de la Bioingeniería lo primordial es la investigación. Las demás áreas no dejan de ser relevantes para ninguno de los estudios; de hecho son complementarias e indispensables para  el mejoramiento de las aplicaciones, la realización de adelantos y el impulso de cualquier progreso.

Jugando a crear

Considero importante utilizar estas últimas líneas para plasmar ciertos pensamientos que se observan y se vivencian dentro del ámbito de la ciencia, desde la perspectiva de Bioingeniera e Investigadora.

Es necesario crecer en  desarrollo tecnológico, innovación e investigación para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Fortalecer estas herramientas permitirá construir nuevos conocimientos que contribuyan al perfeccionamiento y a la transformación o invención de técnicas, procesos, métodos y sistemas en el ámbito científico, para brindar soluciones a diversas condiciones de salud de la población.

Es evidente que alcanzar estas metas no será tarea fácil ni rápida, aunque tampoco es una utopía. El avance efectivo sienta sus bases en la conformación de grupos y laboratorios de investigación que fomenten proyectos para el desarrollo de modelos, el diseño de dispositivos y la gestión de plataformas de información para la salud, así como en la actividad académica para la creación y la difusión de los conocimientos adquiridos.

Vale recordar las palabras de uno de los principales pioneros en los progresos de la Medicina y la Bioingeniería a nivel nacional e internacional, el Dr. René Gerónimo Favaloro, quien nos dejó entre todos los grandes regalos de su paso por este mundo la siguiente frase: “La ciencia es la expresión de una necesidad inherente al ser humano, y en todo caso, está ligada a la función superior de su naturaleza inteligente: la capacidad de crear”.

La ciencia es una oportunidad maravillosa, que nos permite ser profesionales en constante crecimiento, donde todo el tiempo parecemos niños jugando a crear.

Para más información véase: Malagón Londoño,G.; Galán Morera,R.; Pontón Laverde,G. (2008) Administración Hospitalaria. 3º edición Ed. Médica Panamericana. Disponible en el sitio web https://books.google.com.ar/books?isbn=9589181988

Escrito en Destacados, Rincón de CienciasComentarios (0)

El emotivo regreso de Roman Salvalaggio -->

El emotivo regreso de Roman Salvalaggio

Por José  Félix Suárez  – Especial para Correveidile

Los últimos resultados de Luján Sport Club en el torneo Federal B, pasaron a un segundo plano después de la emotiva jornada que se vivió en el Jardín del Bajo el pasado domingo 12 de julio. Es que esa tarde, Román Andrés Salvalaggio volvió a jugar oficialmente al fútbol, luego de haber padecido a principios de este año un cáncer de piel que comprometió seriamente su vida, al extremo que permaneció siete días en estado de coma con riesgo de muerte, según el parte médico de ese momento. De ese modo hizo realidad su sueño de regresar a la actividad en la entidad que lo marcó para siempre en su carrera futbolística.

Porque Román se inició en el semillero Granate, institución en la que debutó en primera allá por el 2006, cuando tenía 20 años de edad y ya lucía como un formidable delantero de buena técnica, y excelente disparo de media distancia. Había dejado de jugar en 2010 por razones de trabajo luego de haber defendido los colores de Atlético San Martín, Atlético de la Juventud Alianza de San Juan, Gimnasia y Esgrima y nuevamente Luján Sport Club en su primer retorno a su querido hogar del Bajo, hasta este segundo regreso tan vibrante y emotivo.

Salvalaggio ingresó a los 33 minutos del segundo tiempo con “la 18” en sus espaldas, en reemplazo de su compañero y mejor amigo Lucas Martínez, además de su ídolo, con el que se confundió en un  interminable abrazo cuando se produjo el cambio en el partido en que el Granate igualó 0 a 0 con Atenas de Pocito, de la vecina provincia de San Juan, por la séptima fecha de la zona 10 del torneo Federal B. El ingreso de Román resultó conmovedor y el público que aplaudió de pie coreó largamente su nombre, en un gesto que el recuperado futbolista agradeció con lágrimas en los ojos.

En un sector de la platea se encontraban sus seres más queridos: su papá Rubén, su mamá Marisa González, su pareja Inés, sus hermanos Ana Laura y Leo, sus tíos. Además de varios de sus compañeros de trabajo de la Línea 1 de Luján de Cuyo, donde se desempeña como chofer de transporte de pasajeros. Pese a la igualdad, es como si el Granate hubiera ganado por goleada, por la honda emotividad que produjo la vuelta al fútbol de un jugador tan querido.

Román dialogó con Correveidile aún conmovido por el cariño y las muestras de afecto que recibió en una tarde realmente inolvidable, en la que se puso oficialmente otra vez los cortos luego de superar esa enfermedad que parecía terminal: “Ahora vivo la vida de otra manera, pienso distinto, valoro las cosas, disfruto a pleno todo lo que me rodea.  Tengo cerca a mi familia, mi trabajo como chofer y ahora mi vuelta al fútbol con una casaca que tanto quiero. El “Cabezón” (por Lucas Martínez), que es mi guía, mi apoyo espiritual, me dijo que el destino me había dado una nueva oportunidad en la vida y que tenía que aprovecharla. Él siempre estuvo a mi lado, le debo mucho. En  el vestuario antes del partido todos los compañeros me dieron su apoyo, hicieron una rueda y me palmearon afectuosamente. El “Pollo” (por el técnico Videla) dijo palabras muy bonitas cuando me señaló y expresó en voz alta: “Vamos por Román, nos debemos a él”. Me sentía un poco nervioso pero después se me pasó. Cuando entré al campo me temblaban las piernas y cuando la gente me aplaudió y coreó mi nombre no pude contener las lágrimas. Ha sido la emoción y la alegría más grande que me dio el fútbol desde que juego oficialmente”.

También hizo una confidencia sobre su salud: “Estoy muy bien, muy recuperado. En los próximos días, seguramente ahora en agosto, voy a recibir el alta definitiva. Los médicos, a los que les estoy muy agradecido, ya me dijeron que me van a suspender la quimioterapia, que la estoy haciendo solo con pastillas. Voy a seguir trabajando con el resto del plantel, practicando a la par de los muchachos, entrenando fuerte, respaldando a los que tengan que jugar. Con la esperanza de tener pronto una nueva oportunidad y volver a jugar oficialmente”.

La fe, la voluntad y la pasión y amor por el fútbol de Román lo hicieron posible: Luján recuperó a un hijo muy querido.

Escrito en DeportesComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con la expropiación de un terreno en calle Mitre para continuarla entre Viamonte y Panocchia?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
17°C
sensación térmica: 18°C
humedad: 14%
 
Correveidile en Facebook

 

agosto 2015
L M X J V S D
« jul   sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Chacrificados

Edición Papel