Archivo | Cultura

Biblioteca Popular Chacras de Coria: La experiencia del trabajo en cárceles -->

Biblioteca Popular Chacras de Coria: La experiencia del trabajo en cárceles

En la jornada ‘Experiencias en bibliotecas mendocinas: presente y futuro’, la institución lujanina fue la única en su tipo en participar y expuso su labor dentro de las cárceles de la provincia para la promoción de la lectura.

La ponencia tuvo lugar en la Biblioteca+Mediateca Manuel Belgrano y estuvo a cargo de la bibliotecaria Adriana Conte, quien destacó el profundo trabajo de la institución chacrense en uno de los sectores más postergados de la sociedad, como también su compromiso con los principios de las bibliotecas populares: la inclusión social y la educación de la población a través del acceso a la lectura y el fomento de las actividades culturales.

La iniciativa nació en 2012, cuando el espacio de Chacras de Coria creó una sala de lectura en el penal Almafuerte, dotada con donaciones de libros nuevos y usados. Al año siguiente, la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) aprobó el proyecto ‘La Biblioteca a tu encuentro’. “Los objetivos de este proyecto están delineados en tres ejes: generar encuentros con la lectura en el ámbito de la cárcel, ampliar el contacto de las personas en situación de encierro con materiales literarios y visuales, y crear espacios de lectura en los pabellones para que los libros lleguen directamente a los internos”, expresó Conte ante el auditorio.

La sala de lectura de Almafuerte funciona al mismo ritmo que una biblioteca, según Conte: “Se prestan libros y materiales audiovisuales a internos y personal penitenciario, se realizan los procesos técnicos de los ejemplares y se recepcionan las donaciones que, en su mayoría, recibimos en la sede de la Biblioteca en Chacras y son trasladados al penal por nuestros voluntarios. Para todo ello, se capacita a un interno que está a cargo de la sala”.

En ese marco, la biblioteca lujanina capacitó tanto al personal penitenciario como a reclusos con buena conducta, para convertirlos en promotores de la lectura. “El trabajo con los internos fue muy interesante porque ellos mismos se transforman en intermediarios entre los libros y el resto de sus compañeros, ya que llevan los ejemplares a los pabellones y son los encargados de prestar y devolver los materiales. El compromiso que tuvieron nos motivó a seguir en ese camino”, indicó la bibliotecaria.

Por otra parte, la BP Chacras de Coria también trabaja en el penal de mujeres Agua de las Avispas, donde la labor consiste en la colaboración y asesoramiento con proyectos culturales, como la formación de la biblioteca de la cárcel, la capacitación de una reclusa a cargo de la sala y la apertura de talleres como yoga y meditación. “También colaboramos activamente en el proyecto ‘Agüita pa’ las avispas’, de la Biblioteca Mauricio A. López de la Universidad Nacional de Cuyo, bajo el cual se crean talleres para generar instancias de encuentro entre las internas del penal donde se habilita la creatividad y la reflexión”, acotó Conte.

Textos: Nicolás Munilla


Escrito en CulturaComentarios (0)

Conferencias de la Paz en la UNCuyo -->

Conferencias de la Paz en la UNCuyo

Serán en el Auditorio Luis Triviño (Campus de la Universidad) el 13 y 14 de noviembre de 9 a 13 hs.

La Secretaría de Investigación, Internacionales y Posgrado de la UNCuyo invita a la comunidad a dos jornadas en la que expositores locales e internacionales disertarán sobre temáticas asociadas a la paz. Acción Social, derechos humanos y cambio climático serán algunos de los temas tratados del 13 al 14 de noviembre de 2019 en el Auditorio Luis Triviño del Bloque de Aulas comunes de la UNCuyo. La entrada es libre y gratuita con inscripción previa.

Las “Conferencias de la Paz” reunirán en Mendoza a destacados y reconocidos referentes nacionales e internacionales en materia de derechos humanos, acción social, ecología y cultura entre otras temáticas de interés. La intención es promover la convivencia democrática, la tolerancia, la interculturalidad y la defensa de los Derechos Humanos como pilares para un mundo más justo, y en paz para las generaciones venideras.

Como parte del programa se le otorgará el título Doctor Honoris Causa al humorista e ilustrador mendocino Joaquín Salvador Lavado Tejón (mejor conocido como Quino) por sus aportes a la cultura y a la difusión de valores internacionales.

Las jornadas contarán con la presencia de Bruno Rodríguez, joven argentino fundador de “Jóvenes por el Clima Argentina” que junto a la joven activista Greta Thunberg en la Cumbre Juvenil del Clima de Naciones Unidas el pasado septiembre.

Se entregarán certificados digitales a los asistentes.

Los interesados en inscribirse deben ingresar a https://www.eventbrite.com.ar/e/conferencias-de-la-paz-tickets-78205957123

Escrito en CulturaComentarios (0)

Algunos espacios del Teatro Independencia llevarán nombres de artistas -->

Algunos espacios del Teatro Independencia llevarán nombres de artistas

El lunes 18 de noviembre, la sala mayor de la provincia cumplirá 94 años y sus salas, palcos y camarines llevarán nombres de hacedores locales.

Ellos son: Genoveva Sagués; Isolde Klietmann; Hector Cavallini; Lita Tancredi; Galina Tolmacheva; Cristobal Arnold; Felipe Vallesi; Felix Dardo Palorma; Damián Sánchez; Manuel “Nolo” Tejón; Magda Demerolis; Daniel Riolobos; Jorge Marziali; Luis Politti; Gladys Ravalle; Arístides Vargas; Mario Mattar; Santiago Bertiz; Miguel De Mendoza; Ricardo Tello; Pocho Sosa; Ibis Lusetti de Chepparo; Rafael Rodríguez; Armando Lucero; Daniel Talquenca; Hebe Yacante; Marciano Cantero; Felipe Staiti; Sergio Embrioni y Ana María Giunta.

Bailarines, corógrafos, actores y actrices, cantantes, vestuaristas, maquilladores, músicos y compositores estarán representados por los nombres de aquellos maestros que dejaron y, en muchos casos, dejan su legado.

Un espacio con historia

El Teatro Independencia es la principal sala de la provincia de Mendoza. Surgió de un proyecto del gobierno provincial, del año 1922, para desarrollar un corredor turístico sobre la Plaza Independencia. En 1922, el gobernador Carlos Washington Lencinas inauguró el Plaza Hotel y firmó un contrato para la construcción del primer teatro dedicado a la ópera, en la provincia de Mendoza, con Faustino y Mauricio da Rosa, que en esa época administraban el Teatro Colón de Buenos Aires.

Supervisado por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, el proyecto ya tenía los planos aprobados, desde octubre de 1923, diseñados por el arquitecto Alfredo Israel. La ejecución de la obra demandó dos años y estuvo a cargo de la empresa constructora de los ingenieros Perrone y Ayerza. Su diseño seguía el estilo académico francés y su fachada incluía un frontis neoclásico, con columnas corintias, un friso de estilo rococó, el Escudo de Mendoza en bajorrelieve y una balaustrada coronando el conjunto.

El diseño del interior se basó en los teatros de ópera italianos y en el vestíbulo destaca la escalera de mármol gris que da acceso a la sala. El teatro es la sede de la Orquesta Filarmónica de la Provincia de Mendoza.

Tras una preinauguración, por medio de un festival organizado por la Brigada Femenina de la Liga Patriótica Argentina, el Teatro Independencia fue inaugurado el 18 de noviembre de 1925, con la premiére de La emigrada, una ópera del libretista argentino Vicente Martínez Cuitiño, representada por la Compañía Argentina de Dramas y Comedias y protagonizada por Camila Quiroga.

En 1944, el Teatro fue adaptado para la proyección de producciones cinematográficas y la primera obra proyectada fue Casablanca. El edificio sufrió un incendio generalizado en 1963, pero fue restaurado aceleradamente y, en 1965, fue reinaugurado con una presentación de la compañía estable de Ballet del Teatro Colón. Deteriorado por el paso del tiempo, debió ser nuevamente restaurado a partir del año 2000. El 21 de septiembre de 2003, fue reinaugurado con una presentación de la soprano mendocina Fabiana Bravo.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Alberto Ginastera: El alquimista -->

Alberto Ginastera: El alquimista

Es el compositor clásico argentino más renombrado en el mundo y uno de los más distinguidos de nuestro continente. Supo lograr una original y elevada síntesis entre la música académica y  elementos  de la música folclórica nacional.

Por Nicolás Sosa Baccarelli*

Rara avis

Para eso que llamamos “gran público” no es un desconocido, aunque no goza de esa estridente fama que la gloria ha deparado a otros colegas. Su lugar está en los discretos pero sólidos recintos del prestigio, en la palabra cálida y devota de los músicos más versados, para quien su nombre se escribe con mayúscula  en la historia de la música de nuestro continente.

Rara avis es una expresión latina que se utiliza para designar  un ejemplar desconocido, extraño. Pero cuando esa extrañeza es originalidad, solidez y talento, pasa a ser maestría.  El maestro Alberto Ginastera fue un raro. Un raro en el mejor y más elevado de los sentidos. Un argentino que a lo largo de sus sesenta y siete años, desarrolló una obra musical que, por nivel y contundencia, ganó el privilegio de ser, acaso junto con la de Astor Piazzolla, la  más renombrada en el mundo cuando de música argentina se trata.  Más allá de la relación maestro-alumno, y de obvias diferencias,  mediaba entre ambos una coincidencia: una profunda convicción de que el amplio abanico de “música popular” y la “música académica”, no eran antitéticas. Y, en este sentido, la vivencia de los géneros populares -de corte rural en el caso de Ginastera; más urbano, en el de Piazzolla- como una genuina necesidad interior, distante del exotismo.

Su inventiva infinita convivió con su crítica al “experimentalismo” de algunas vanguardias, e hizo que engendrara y mantuviera una  saludable obsesión por el perfeccionamiento técnico.

Alberto Ginastera, desplegó todo su talento en terrenos de la música académica, pero impregnada de elementos folclóricos que imprimieron a sus composiciones un sello inconfundible.  Una alquimia  de alta complejidad entre nacionalismo y  universalismo, concentró la visión musical de Ginastera y conquistó el primer lugar en el podio de los compositores “clásicos” argentinos.

Ese apego a la tierra, esa búsqueda estética permanente de sonidos autóctonos, tratados con la alta formación clásica del maestro,  dieron a luz una obra que, a más de treinta años de la desaparición física de su autor, se redescubre continuamente entre los músicos de nuestro país y del mundo entero.

Una carrera brillante

Nació un 11 de abril de 1916 en una familia de origen italiano y de posición económica desahogada. Desde muy temprana edad se inició en la música: a los siete años ya tomaba clases particulares y a los doce ya ingresa en el Conservatorio Williams.

Los premios no tardarían en llegar: en 1934 recibe el primero, otorgado por la Asociación “El Unísono”. Hacia 1936 Ginastera estudia en el Conservatorio Nacional de Música y Arte de Buenos Aires.  Él mismo recordará más tarde que la música que por estos años había calado hondo en él, era “La Mer” de Debussy y “La Sacre du Printemps” de Stravinsky, compositores con los que, hacia el final de su vida, fue muchas veces y por razones diversas, comparado.

Las partituras anteriores a 1936 fueron destruidas por Ginastera, como se presume fueron destruidas muchas otras composiciones realizadas a lo largo de su vida. El inconformismo con su propia obra fue en Ginastera casi una obsesión.

En 1939, ya habiendo finalizado con éxito sus estudios, hace conocer la obra que sería su primer trabajo destacado en el ambiente musical de la época: el ballet “Panambí”.  Se trata de una composición inspirada en la leyenda guaraní. La obra no fue ejecutada sino parcialmente, hasta 1940 fecha en la que el maestro Juan José Castro la estrenó en el Teatro Colón con un éxito rotundo.

Becado por la Fundación Guggenheim estudió música contemporánea en los Estados Unidos donde tuvo entre sus maestros a Aarón Compland. Esta experiencia ejercería sobre Ginastera, una influencia de enorme valor para su obra futura.

Ya de regreso fundó el Conservatorio de La Plata y luego, el célebre Centro Latinoamericano de Estudios de Música Avanzada, en el Instituto Torcuato Di Tella. También fundó junto a otros colegas la Liga de Compositores de la Argentina y la Facultad de Música de la Universidad Católica Argentina.

Luego vinieron nombramientos y distinciones en la UNESCO, la Academia Nacional de Bellas Artes, de organismos internacionales y universidades americanas y europeas… la carrera de Ginastera resplandecía.

En 1952 se conoció la suite orquestal de su ballet “Estancia”, acaso una de sus obras más difundidas. La obra consta de un solo acto y cinco cuadros y está inspirada en escenas de la vida rural en una estancia de nuestro país.

Entre sus obras más conocidas encontramos sus “Variaciones Concertantes” para orquesta de cámara, sus dos conciertos para piano (hay otro, sin número de opus, excluido de catálogo, que ha interpretado la mendocina Dora De Marinis), la “Cantata para América Mágica”. Compuso conciertos para cello, para arpa, y para violín. Entre sus obras para piano, tal vez las más conocidas sean sus “Tres danzas argentinas”: Danza del viejo boyero, Danza de la moza donosa y Danza del gaucho matrero. Además compuso malambos, milongas, oberturas, piezas infantiles, obras para órgano, para voz y piano, entre muchas otras creaciones.

Señala el historiador de la música y ensayista, Sergio Pujol, en una obra reciente: “Ginastera fue un titán de la música académica argentina, una especie de institución en sí mismo, protagonista principalísimo de la vida cultural del país a lo largo de prácticamente cuatro décadas.” (“Cien años de música argentina”, Buenos Aires, editorial Biblos, 2013)

“Sexo, violencia y alucinación”

Compuso tres óperas que adquirieron merecida notoriedad: “Don Rodrigo”, con libreto del escritor español Alejandro Casona; “Beatrix Cenci” con libro de William Shand y Alberto Girri; y la conocida “Bomarzo” cuyo libreto estuvo a cargo de Manuel Mujica Láinez con base en su novela homónima.

Esta última protagonizó un hecho escandaloso que puede encontrarse desmenuzado en el libro “The Bomarzo Affair” de Estaban Buch. Estando previsto su estreno en el Teatro Colón, las autoridades nacionales -al mando del general Juan Carlos Onganía-  y de la Ciudad de Buenos Aires, tomaron conocimiento del contenido de la obra y resolvieron su prohibición, por haberse enterado de que “el argumento de la pieza y su puesta en escena revelan hallarse reñidos con elementales principios morales en materia de pudor sexual”. Vieron en la ópera una “referencia obsesiva al sexo, la violencia, y la alucinación”. La obra estuvo prohibida durante varios años. La censura le otorgó, como suele ocurrir, la mejor propaganda.

Barrabás a medias

En las décadas de los 50 y 60, Ginastera compuso una considerable cantidad de obras por encargo de importantes festivales, asociaciones, y orquestas de diversos países.

Hacia fines de los 60 se traslada a Ginebra, donde vivirá con su segunda esposa, la chelista Aurora Natola, hasta el final de sus días. Por entonces experimentaba un momento de síntesis de logros alcanzados pero de franco regreso a algunas  de sus primeras tendencias compositivas en los que muchos ven una auténtica “cuarta etapa” en su trayectoria. Dice al respecto su principal exégeta y biógrafa Pola Suárez Urtubey, “configuraba una parábola en la que las certezas de la juventud retornaban en malambos, chacareras y carnavalitos vestidos con lenguaje sesentesco, al tiempo que acentuaban un sentido de continuidad y de coherencia estilística (…) En tal sentido ha dado una lección de firmeza, de independencia creativa, pero también de fidelidad a sus más profundos sentimientos.”

Alberto Ginastera falleció el 25 de junio de 1983. La muerte lo sorprendió componiendo la ópera “Barrabás”.  Así murió Ginastera, dejando una ópera inconclusa, pero concluida una obra suficiente como para honrar, para siempre, la historia de nuestra música.

*El autor es abogado, periodista cultural y Académico Correspondiente de la Academia Nacional del Tango. Nota publicada en Correveidile en noviembre del 2015.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Benito Marianetti: Un humilde habitante de Chacras -->

Benito Marianetti: Un humilde habitante de Chacras

Fue uno de los escritores más prolíficos que tuvo Mendoza; con más de 60 obras publicadas. El notable abogado fue un destacadísimo habitante nacido en Luján de Cuyo y vecino de Chacras de Coria.


Por Carlos Campana

Benito Marianetti no sólo se destacó como uno de los más grandes en las letras, sino que tuvo una gran participación en la vida política mendocina. Primero como creador del Partido Socialista Obrero y posteriormente como militante del Partido Comunista que lo llevó, desde 1933 y en otras oportunidades, a ocupar la banca de legislador provincial. También fue elegido como Diputado Constituyente en dos oportunidades durante la reforma de la constitución de 1943 y 1949.
Abogado brillante, supo defender los derechos de cientos de humildes ciudadanos por muchos años, inclusive sin percibir sus honorarios. Además llegó a ser presidente del Colegio de Abogados de Mendoza. Por pensar diferente en lo político, conoció la persecución y la cárcel.
Fecundo luchador

El doctor Benito Marianetti nació el 15 de enero de 1903. Hijo de padres italianos quienes como inmigrantes llegaron a Mendoza con el sueño de progresar, se dedicaron al cultivo de la vid. Desde muy niño, Benito trabajó en la finca de la localidad de Lunlunta.

Durante su adolescencia fue alumno del Colegio Nacional y el rector educacionista José P. Dávila influyó en su pensamiento político. Egresado de ese instituto partió a la Capital Federal para seguir abogacía en la Universidad de Buenos Aires, carrera en que sobresalió con sus notas. Allí también, abrazó la política involucrándose en el Partido Socialista de la que también fue uno de los impulsores de la prensa partidaria.

En su retorno a Mendoza, en 1927, siguió militando en ese partido y creó el Partido Socialista Obrero para luego abrazar la causa del comunismo y estrechar filas allí en 1943, como una figura sobresaliente en el ámbito local y nacional.

Benito se radicó a mediados del siglo pasado en una finca de Chacras de Coria, a donde lo visitaron grandes personajes internacionales de la política y la cultura, como el presidente de Chile Salvador Allende, o los escritores Pablo Neruda
y Nicolás Guillén. Por su finca pasaron, también, los cantantes Jorge Cafrune y Mercedes Sosa; el gran artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, los locales Ricardo Tudela, Américo Calí, Jorge Enrique Ramponi, Ángel Bustelo, Jacinto de la Vega, Florencia Fossati y Armando Tejada Gómez, entre otros.

Visionario de la vitivinicultura

Tal vez, una faceta poco conocida de Benito Marianetti fue la gran pasión por la vitivinicultura y las progresistas ideas sobre la industria, que puso en práctica con coherencia, como productor y defensor de los derechos de los trabajadores. Cuando fue legislador, presentó varios proyectos para la defensa de la industria y la producción en la provincia.

Entre sus ideas socialistas, promovió y propuso la formación de cooperativas vitivinícolas con la participación directa de los trabajadores del sector, con la idea de una nueva organización de la economía de la uva y del vino. Esto -según Marianetti- generaría una mayor actividad para la producción y comercialización del vino. También fue un ferviente defensor de la participación del Estado mendocino en el apoyo a estas pequeñas empresas cooperativas con la adjudicación de créditos blandos -lo que hoy podríamos considerarlos como PyME’s- actualmente motores de la economía regional.

Entre otras ideas, este visionario propuso la tecnificación y la investigación científica para obtener una mejor calidad del producto y de establecer la denominación en origen. Además, participó activamente en la Federación de la Industria Vitivinícola  la Asociación de Viñateros de Mendoza.
Benito Marianetti falleció en su casa de la calle Perú 1176 de la Ciudad de Mendoza, el 1 de octubre de 1976. Sus restos descansan en el Cementerio de Luján, departamento que amó hasta su muerte. Su hijo fue el recordado, notable y querido vecino, médico y artista, José Enrique Marianetti.

Escrito en CulturaComentarios (3)

El Museo Fader reabre sus puertas -->

El Museo Fader reabre sus puertas

Después de 7 años, el 29 de noviembre, a las 20, se realizará la reapertura de uno de los grandes íconos de nuestra Cultura.

Tras un importantísimo trabajo de restauración, desarrollado por profesionales destacados a nivel local, nacional e internacional, dentro de muy pocos días se podrá volver a visitar el Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú Casa de Fader.

Este espacio lleno de historias, en el que el pasado se une con la vanguardia y que posee una inmensa colección, recuperará su esplendor, para el disfrute de mendocinos y turistas. En 2012, el centro cultural cerró sus puertas, pero desde el próximo 29 de noviembre, a las 20, los amantes del arte se podrán reencontrar con esta joya mendocina.

El 3 de agosto de 2016, el Gobernador Alfredo Cornejo, junto a Diego Gareca, secretario de Cultura de Mendoza, anunciaron la inversión que realiza la Provincia para restaurar el simbólico espacio de arte.

Luego de un estudio estructural minucioso, a cargo de un grupo de especialistas en estructuras de la Universidad Tecnológica Regional Mendoza, el Ceredetec, la Dirección de Patrimonio y Museos y el Ministerio de Infraestructura, se decidió conformar las bases para el proyecto de restauración.

El ícono

El Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú Casa de Fader, concebido para una función activa como cátedra de arte, cuenta con colecciones originales de importantes artistas provinciales, nacionales y con reproducciones de cuadros y esculturas del arte universal. Lleva el nombre del extraordinario artista plástico Fernando Fader, quien pintó los maravillosos murales del hall y de la piscina interna.

La casona donde funciona fue donada por doña Narcisa Araujo de Guiñazú en 1945 y transformada con una original concepción de museo-parque: trazado geométrico de cipreses que forman salas al aire libre para la exposición de esculturas.

Abrió finalmente sus puertas al público en 1951. En 1998, se declaran Bienes del Patrimonio de la Provincia de Mendoza el Edificio del Museo, su Parque y la obra de Fernando Fader, señal del reconocimiento oficial por el valor patrimonial que el museo tiene para la vida de Mendoza.

Se firmó la tercera etapa del proyecto

El proyecto de restauración fue estructurado en tres etapas, la primera consistió en tareas de consolidación del histórico edificio, que incluyó el recalce de muros, mediante la construcción de submuración bajo cimientos, hasta alcanzar suelo granular; la reparación de fisuras y grietas, mediante relleno adecuado; la vinculación en distintos niveles de los muros de mampostería, mediante perfiles; el refuerzo del muro de fachada; torreones y cubierta de losa de bovedillas y la construcción de cubierta para modificación de desagües pluviales.

En la segunda etapa, pronta a concluir y en inminente inauguración, se trabajó en la puesta en valor, conservación y restauración del conjunto murario existente en el Museo. Esta tarea, fue desarrollada por un equipo de 12 mujeres profesionales, encabezado por la experta mendocina Cristina Sonego. Este equipo fue seleccionado mediante un concurso público, del que participaron importantes profesionales.

Antes de comenzar a trabajar sobre la histórica casona, el plan de trabajo en el Museo Fader contempló un abordaje integral sobre las 1700 obras de arte con las que cuenta. Se categorizó y registró cada obra bidimensional y tridimensional, teniendo hoy un conocimiento detallado del estado de conservación que tiene cada cuadro y escultura, con la restauración preventiva de las mismas.

La tercera etapa, que ya cuenta con proyecto ejecutivo para llevar adelante, consiste en la recuperación de la vieja construcción, ubicada detrás del Museo. El objetivo es sumarla como parte del emblemático espacio de arte.

Para ese fin, se trabaja desde una concepción más moderna, ya no en el sentido patrimonial, sino que este espacio contará con salas de restauración y de guarda, además de nuevas salas de arte.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Vendimia 2020: está abierta la inscripción de artistas -->

Vendimia 2020: está abierta la inscripción de artistas

Se acerca una nueva edición de la Fiesta Grande de Mendoza y los bailarines, actores y acróbatas ya se pueden inscribir para las próximas audiciones.

El trámite se debe realizar, exclusivamente, a través del sitio de la Secretaría de Cultura, www.cultura.mendoza.gov.ar. En el caso de actores, actrices y acróbatas, antes de inscribirse, deberán leer el instructivo de tu categoría y, de manera excluyente, tener el número de aval, otorgado por la Asociación Argentina de Actores.

Desde esta institución destacaron que entregan avales para inscripción a la Fiesta Nacional de la Vendimia 2020, a actrices, actores y acróbatas de piso y aéreos, los días 30 y 31 de octubre, 4, 5, 6 y 7 de noviembre, de 19 a 22, en su sede, Las Heras 682, local 19, Ciudad de Mendoza. En esta categoría se seleccionarán actores y actrices de piso; acróbatas de piso y acróbatas aéreos.

Por su parte, a los bailarines se les solicita leer la información general y el instructivo de cada disciplina, todo disponible en el sitio web de Cultura y el período de inscripción se extenderá hasta el lunes 4 de noviembre. Cabe destacar que se seleccionarán bailarines folklóricos y contemporáneos, mediante un proceso de audiciones, como ya es tradicional.

Ya se cerró la inscripción para músicos

Por otro lado, la Secretaría de Cultura convocó a músicos de la provincia de Mendoza a realizar una audición para cubrir cargos en el Ensamble Estable que ejecutará la música en vivo de la puesta de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2020, Sinfonía Azul para el Vino Nuevo, bajo la dirección musical de Juan Pablo Moltisanti y con dirección general de Rafael Ricardo Ruiz. Los cargos a cubrir serán 27 (veintisiete). Los postulantes debieron inscribirse personalmente de manera presencial, en la Dirección de Producción Cultural y Vendimia, de la Secretaria de Cultura, entre el viernes 25 y el miércoles 30 de Octubre.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Legado arquitectónico y paisajístico en Chacras de Coria -->

Legado arquitectónico y paisajístico en Chacras de Coria

Mes del Patrimonio de Mendoza. El grupo de Historia y Conservación del Patrimonio del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales (INCIHUSA-CONICET) realizó una serie de recorridos a pie dentro de su contexto urbano y social en diversos puntos del Gran Mendoza.

Por Matías Esteves y Paula Martedi*

La cuarta edición de esta serie de encuentros fue en setiembre y las actividades, organizadas por la Secretaría de Cultura de Mendoza, a través de la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos.

El primer recorrido fue el pasado sábado 7 de septiembre en Chacras de Coria. Con el objetivo de realizar una primera aproximación a los principales componentes arquitectónicos, urbanísticos y paisajísticos que identifican y destacan al Centro Histórico de este distrito de Luján de Cuyo, el punto de partida fue la Plaza General Gerónimo Espejo. Allí se hizo hincapié en la historia y en los orígenes del lugar, vinculados principalmente a la actividad vitivinícola. También se habló sobre la importancia de la plaza como núcleo del distrito que favoreció el desarrollo urbano en sus proximidades, acompañado de diversos edificios de encuentro social y la apertura de algunas calles por el entramado agrario de la época.

Luego nos acercamos hasta los edificios más emblemáticos en torno a la plaza, donde se destaca la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, advocación mariana de gran raigambre italiana, cuyo proyecto fue encargado por la curia local al arquitecto Daniel Ramos Correas y que fue inaugurada en 1935. Esta iglesia se caracteriza por su arquitectura neocolonial y está inspirada en las capillas de los pueblos del noroeste argentino. En su interior se destaca la iconografía del altar mayor y laterales, tallados en piedra, y los techos de madera de álamo. La iglesia está antecedida por un gran atrio que se encuentra en relación directa con la plaza, aspecto que se resaltó en la remodelación de la misma, en el año 2006.

Posteriormente se hizo referencia al antiguo Cine Gran Splendid, que funcionaba como cine-teatro y que fue construido en la década del ‘40 empleando también un estilo neocolonial. Su presencia como punto de encuentro de la comunidad con sus actividades recreativas aportó al desarrollo de Chacras de Coria, ya que no era común en la época encontrar este tipo de edificios en distritos rurales. En el año 2006 fue adquirido por la Municipalidad de Luján de Cuyo y desde entonces, se ha destinado a actividades culturales. Fue declarado Patrimonio Departamental en 2012 y su nombre fue cambiado por el de Cine Teatro “Leonardo Favio”. Actualmente se esperan fondos de la Nación con la idea de reactivarlo con su uso original.

Más tarde avanzamos por la calle Viamonte hacia el sur y nos detuvimos primero en la casa Mazzolari-Cerutti y luego en la propiedad de verano de la familia Diez, en las cuales se hizo referencia a sus características constructivas, estilo arquitectónico y la historia de sus ocupantes, con la intención de poner en valor no sólo los aspectos tangibles, sino también aquellos vinculados a estos inmuebles. Finalmente, culminamos el recorrido en la ex Bodega La Misión, donde pudimos reflexionar respecto al pasado vitivinícola de Chacras de Coria y con énfasis en el eje que marca la calle Viamonte, con la presencia de diversas bodegas, viviendas y canales de riego que cuentan la historia de esta pujante actividad productiva que incidió en el crecimiento urbano de Chacras hasta convertirse en el actual centro residencial, comercial y turístico que conocemos hoy en día.

Durante el recorrido, la presencia de vecinos nuevos en la localidad sumado a aquellos de mayor trayectoria nos permitió compartir experiencias y datos respecto al patrimonio cultural de Chacras, sus desafíos en cuanto a transformaciones territoriales y el rol protagónico que han tenido y tienen los vecinos en el reconocimiento, defensa y puesta en valor de su patrimonio. Considerando entonces que los centros históricos son depositarios de una parte importante de la memoria urbana de nuestra sociedad, destacamos al Centro Histórico de Chacras de Coria como ejemplo de una realidad urbana viva que es parte fundamental del sistema urbano del Área Metropolitana de Mendoza.

*Arquitectos que forman parte del grupo Historia y Conservación Patrimonial del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales (INCIHUSA-CONICET).

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Se viene la tercera edición de Luján Natural -->

Se viene la tercera edición de Luján Natural

El próximo viernes 1 y sábado 2 de noviembre el Municipio repetirá, en la Plaza Departamental General San Martín, la presentación del evento que estimula el consumo de alimentos saludables y productos orgánicos.

El encuentro, destinado a concientizar a los vecinos sobre la importancia del consumo de alimentación saludable y orgánica, es organizado por las áreas de Desarrollo Local y Gestión Ambiental del departamento. Recordemos que la propuesta se inauguró el pasado mes de septiembre. Ahora, en su tercera edición, contará nuevamente con productores de la agricultura orgánica y emprendedores locales abocados al desarrollo de alternativas sustentables para quienes buscan convertirse en consumidores responsables. En dicho espacio, los asistentes encontrarán alimentos y bebidas artesanales, cosmética natural, dulces, productos aptos para celiacos y veganos, indumentaria, utilitarios, artesanías, insumos y plantines para huertas propias.

Luján Natural, que se desarrollará el viernes 1 y sábado 2 de noviembre de 17 a 21 hs. y 10 a 21 hs. respectivamente, busca convertirse en un espacio abierto para toda la comunidad, brindando oportunidades de acceso a ofertas saludables. El evento también contará con una grilla de actividades para que los vecinos y visitantes, de todas las edades, puedan participar de experiencias vinculadas con la recreación, el bienestar y el cuidado del medio ambiente. Así quedó conformada la grilla de ambos días:

·         Viernes 1:

17:00 hs – Reciclaje en el hogar (MLC – La Fortaleza de Mi Tierra)

18:00 hs – El Espíritu de las Plantas (Dra. Norma Martínez)

·         Sábado 2:

11:00 hs – Clase de Yoga (Azul y Cristal)

12:00 hs – Las energías limpias (Bambú Energía

12:30 hs – La Biodecodificación (Alejandra López)

17:00 hs – Yoga en Familia (Azul y Cristal)

17:45 hs – Huerta fácil (El Tomillo Espacio Agrourbano)

18:15 hs – Clase abierta de Biodanza (Julieta Borghi)

19:00 hs – Cosmética Natural (Vivero Lunta/Respira/Centro de Bienestar)

Finalmente, con el propósito de proteger el medio ambiente, la comuna sugiere concurrir con bolsa propia reutilizable para las compras, para evitar la entrega de las unidades plásticas. También solicita la colaboración de materiales reciclables como papel, plástico, metal y cartón, para ser entregados a la cooperativa Fortaleza de Mi Tierra, grupo de recuperadores urbanos lujaninos en formación.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Día de festejo: El aniversario de la Biblioteca Popular Chacras de Coria -->

Día de festejo: El aniversario de la Biblioteca Popular Chacras de Coria

El espacio de los libros del distrito fue una fiesta. Hubo encuentro, música, alegría, recuerdos y agradecimientos. El 19 de octubre se cumplieron 23 años de la creación de la Biblioteca de nuestro pueblo, por la iniciativa solidaria de Chela Cocucci y un grupo de vecinos. Su vida comenzó en la casa Mazzolari-Cerutti cedida en comodato, luego pasó a otro local prestado por Fiona Fleming, hasta que logró la actual casa propia, que fue adquirida a la familia Cruz con un subsidio del Senado de la Nación y remodelada por los arquitectos Javier Argumedo y Luciano Badino. Allí se desarrollan múltiples actividades para la comunidad.

Además del natural trabajo de préstamo de libros en sala y a domicilio, la Biblioteca es un lugar de encuentro, un pequeño y cálido centro cultural donde se multiplican cursos de toda índole, muestras, charlas y presentaciones de libros. Cumple tareas de servicio, ofreciendo clases de apoyo a niños de las escuelas de la zona, llevando con sus voluntarios libros y narraciones orales a escuelas, geriátricos y cárceles, o ayudando a sacar turnos para diferentes trámites.

El pasado viernes 18 de octubre, a las 20, se celebró el aniversario con la actuación del Coro Malbec, los Pajaritos de la Biblioteca, el dúo La Fragua y el grupo “A viva voz”.

El Coro Malbec está dirigido por Cecilia De Borbón y ensaya todos los martes en la Biblioteca, mientras que los Pajaritos son el grupo de niños del taller de canto -a cargo de Noelia Montiveros y Jésica Gomenza-. El Dúo La Fragua, integrado por Luciana Benítez Schaeffer y Verónica Barroso, juglaresas que interpretaron romances tradicionales y latinoamericanos, viajaron con la palabra a través de las diferentes culturas, en su espectáculo “De boca en boca”. Josué Parra, integrante del grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Cuyo “A viva voz”, narró una leyenda peruana acompañado por el charango de Verónica Barroso.

Texto: Nicolás Munilla


Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Se siente segura/o en Chacras de Coria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
32°C
sensación térmica: 34°C
humedad: 19%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

noviembre 2019
L M X J V S D
« oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Chacrificados

Edición Papel