Archivo | Escribe el Vecino

Anecdotario breve de un médico rural -->

Anecdotario breve de un médico rural

Una cuestión de náutica elemental, Por José Enrique Marianetti

La Segunda guerra mundial terminó a fines de 1945. El gobierno peronista declara la guerra al EJE (Alemania, Italia, Japón ) días antes de ese final.

Perdóneme, ocasional lector, comprendiéndome, por la escasa precisión en los datos, porque no estoy dando una lección de historia, sino usando alguno de sus datos, para dar sustento al ambiente en el que baso mi relato.

En aquellos trágicos pero esperanzados días, ocurre un hecho de repercusión mundial. Un submarino alemán es cercado en el río de la Plata. Ignoro por qué o tal vez lo supe y ya no lo recuerdo, pero, en concreto, bastantes marinos teutones vinieron a dar a Mendoza.

Recuerdo mis paseos adolescentes junto a mi padre, viniendo a Chacras de Coria o yendo a Luján de Cuyo, por el Carril San Martín, a la altura de Carrodilla, haber visto, casi sobre la calzada de la mano derecha, una especie de mástil blanco. “Aquí están los marinos alemanes del Graf Spee”, comentaba papá.

Veintitantos años después, ejerciendo la profesión en la Clínica Luján, junto al Dr. Amadeo A Freire, éste me dice,”Venga, Doctor, vamos a revisar a este marino, perteneciente al Graf Spee”, a lo que respondí afirmativamente.

Era ya un hombre mayor, de impactantes ojos azules y contextura atlética que había sufrido en una caída la fractura de la cabeza el fémur, y había que operarlo.

El Doctor Freire era un médico sabio, de aquellos que respetaron las enseñanzas de Hipócrates y Esculapio, y también al paciente. A
pesar de su fama de gruñón malhumorado, era un fino humorista de gran cultura, con quien compartimos muchas inquietudes literarias, operísticas y pictóricas.

Al pie de la cama del enfermo, en tono de broma Freire le pregunta al alemán: “¿Cuál es la pierna enferma, Hans? No vaya a ser que le operemos la sana”. Sin titubear, Hans respondió: “Depende desde donde me mire, doctor”. Ahora Ud. está en la proa y mi pierna enferma, la izquierda, coincide con su brazo derecho y ambos están a babor. Si Ud. se coloca en la popa (Cabecera de la cama), mi pierna izquierda coincidirá ahora con su brazo derecho también pero estaremos a estribor. Le queda claro”?

Recuerdo las carcajadas del querido colega, que quiso sorprender al alemán con una broma y recibió una respuesta inteligente, de irrefutable lógica, sin dudas insólita, en la que el viejo hombre de mar demostró no haber perdido ni su formación ni su brújula. Entre nosotros los médicos, esto es lo que llamamos orientación espacial. Nunca olvido esta anécdota con el Dr. Freire, siempre presente en mi recuerdo afectuoso.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

Cambio climático: una responsabilidad de todos -->

Cambio climático: una responsabilidad de todos

Por Alberto Lucero, ingeniero

La Cumbre sobre Cambio Climático de la ONU, que se realizó en 2014 en Lima, Perú, denominada COP 20, intentó lograr un acuerdo internacional y vinculante, para reducir las emisiones de CO2 y hacerle frente a la crisis climática y ambiental, causada en su mayor parte por las emisiones de los países industrializados, quienes ahora buscan disponer de un régimen legal para poder seguir contaminando, a través de los llamados Bonos de Carbono.


El programa de los Bonos, llamado pomposamente REDD, que en castellano significa Programa de Reducción de Emisiones por la Deforestación y Degradación de los Bosques, es un programa por el cual las empresas que contaminan, obtendrán créditos de carbono o sea los Bonos, de parte de países que, por su estructura productiva no desarrollada contaminan poco y a los que les pagarán dinero por no cortar sus bosques o plantar nuevos.

De esta forma se permite a los contaminadores comprar esos Bonos de carbono y así podrán decir: “Yo contamino produciendo tantas toneladas de CO2, pero compenso comprando Bonos por igual cantidad de Carbono.”

Y en lugar de que los gobiernos locales y las comunidades afectadas, establezcan normas estrictas y sanciones a las empresas contaminadoras, son estas mismas empresas quienes tienen en sus manos el control de sus emisiones, a través de los Bonos de carbono.

Con más de un millón de especies, incluidos nosotros los seres humanos, en peligro de desaparecer, es totalmente ilógico que la rentabilidad de las empresas forme parte de la ecuación para resolver el problema del Cambio Climático.

Hoy se necesitan soluciones que aborden de manera responsable la crisis climática y no paliativos para facilitar los negocios de los responsables de crearla.

Por eso el presidente Evo Morales les dijo a los mandatarios presentes en la Conferencia COP 20: “No nos roben el espacio atmosférico y el derecho al desarrollo que corresponde a los países pobres; no nos mintamos; no nos engañemos y cumplamos con los acuerdos que ya hemos suscripto; no seamos flojos y hagamos compromisos ambiciosos para garantizar la integridad de la Madre Tierra”.

Y continuó Evo: “Hay países codiciosos que quieren consumir ellos solos, lo que resta del espacio atmosférico y esos países nos han robado desde la época de la colonia; esos países nos han robado la posibilidad de que podamos desarrollarnos de forma sostenible y hoy esos países nos están robando el futuro”.

Las valientes palabras del Presidente de Bolivia, ponen blanco sobre negro en el problema de la contaminación, porque EE UU se negó a cumplir el Protocolo de Kyoto, que allá por 1997 y con la firma de 156 países, propuso que las potencias con mayor responsabilidad en las emisiones de gases de efecto invernadero, redujeran sus emisiones del año 1990 en solo un 5% para el 2012; mientras EE UU, que produce el 20% del PBI mundial, no cumpla este Protocolo, poco incidirá lo que haga el resto del mundo.

La falta de agua que hoy sufrimos no es accidental; es una de las consecuencias del Calentamiento que está haciendo desaparecer nuestros glaciares y esto también lo denunció la representante del Collasuyo en la Conferencia, la boliviana Nilda Rojas, alertando sobre la vulnerabilidad de los países andinos como Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y Chile, que con sus altas montañas nevadas, están padeciendo los efectos del cambio climático; también explicó que desde tiempos inmemoriales, los glaciares han brindado a los pueblos asentados a lo largo de la Cordillera de Los Andes, el agua que brota de sus entrañas para darles vida, pero ahora, concluyó, debido al calentamiento global, algunos glaciares podrían desaparecer por completo y de manera irreversible, en los próximos 20 años.

Por estas razones, el agua también en Mendoza será cada vez más escasa y entonces debemos proceder con cuidado, ante los cantos de sirena de quienes defienden proyectos megamineros que consumen y contaminan el agua, porque cuando nos quedemos sin agua, los mendocinos tendremos que emigrar.

Por eso, como siempre decimos, no se conformen con nuestras opiniones y entren a cualquier buscador, como el Google y escriban COP 20.

Más de 2 millones de páginas, para entender porqué decimos lo que decimos.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

La Zarzuela de la Paloma o el despertar de una siesta de tiempo aletargado -->

La Zarzuela de la Paloma o el despertar de una siesta de tiempo aletargado

Onelia Cobos escribe sobre la alegría de que esta obra emblemática llegara al Salón para Todos en manos de hombres, mujeres y niños, muchos de ellos, de nuestro distrito.


Qué pequeño nos parece el salón después de 60 años o más! Nuestro ex cine Splendid de la primera niñez ya no tiene butacas ni el piso de madera que descendía en cómoda inclinación hacia el escenario-pantalla, para no incomodar la visión de las filas traseras.

Sin embargo una decisión del Asombro de Chacras, por prepotencia de nostalgia, ha querido despertarlo como en los viejos tiempos del cine o de alguna fiesta escolar de fin de año.

Una VERBENA DE LA PALOMA ha puesto música, color, canto y baile al lugar y un impecable grupo  de jubilados (CEJUPEN) ha despertado al fauno de su siesta aletargada.

Adultos mayores junto a jóvenes joviales han dinamizado la escena.

El ASOMBRO ha jugueteado una vez más… “Martes y jueves de aquellos crueles inviernos en que la bolsa de agua caliente sobre las rodillas era insuficiente para descongelar los miembros entumecidos, sobre las duras butacas, mientras nuestros espíritus flotaban en el ensueño con directores como Rosellini, Lelouch, Fellini y actrices como Ingrid Bergman, Ana Magnani…” (Onelia Cobos en ACUARELAS 2002 – Chacras de Coria).

La temperatura ha bajado a cero grado centígrado ¡Aguanieve cae sobre nuestro rostro como en el pasado cuando entramos!

Solo que los tiempos nuevos han puesto calefactores en el salón.

Sevillanas, picardía, palmas, olés, se apoderan del lugar.

¡Una verbena que se empalma y acopla a aquellas viejas e inolvidables retretas del ayer y todos vuelven a ser jóvenes de corazón como en los cuentos de hadas!

¡Aplausos, lagrimones, incontinencia de nostalgia!

Adultos mayores de más de 80 años se desplazan en el escenario con la ALEGRÍA de los realizados y un coro de voces cargadas de vida inician la algarabía.

Cuatro generaciones de una vieja familia, los Borbón, deleitan al público primero con una Cecilia dirigiendo y coordinando la diversión del elenco. Porque está claro que el elenco se divierte y por eso divierte. Después la participación de  NNVocal y el coro del CEJUPEN con la intensidad de las voces en conjunto amalgamadas, el piano en vivo de una dama mayor, Cecilia Guevara, un Don Hilarión en Rafael de Borbón, joven octogenario.

Cato Aguilar felizmente convertido en Julián, llenando con su presencia y humor los acercamientos a Susana, decidida, firme y dispuesta a expresar sus sentimientos.

La Tía Antonia y el Guardia Civil actuando decidida e integradoramente en el drama entre Julián y la chulapa Susana.

Cada una de las pesonificaciones, Seño Rita, Don Sebastián, Casta, Lola, la Mesera se unen con un desplazamiento escénico increíblemente tierno y creando la atmósfera de un típico barrio madrileño donde la condición humana se despliega naturalmente.

Solistas y coros, intérpretes, vestuario, música y canciones nos brindan un momento de solaz y esparcimiento en una Verbena mágicamente despertada.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

Homenaje a los maestros -->

Homenaje a los maestros

En el Día del Maestro

Saludo al pizarrón, Por José Enrique Marianetti

Ayer, blanco sobre negro, con la tiza.

Hoy, negro sobre blanco y marcador.

Frente al aula, pronóstico infinito

enseñando las tablas, Copernico y Nerón,

biología de la hoja, raíz cuadrada,

Colón, la escarapela,

¿por qué vuela un avión?

El Quijote, Demóstenes, Quevedo

Robespierre, Pasteur, Belgrano y Mitre.

El perfecto cuadrado y el isósceles

y también…un borrón.

Dándole nuestra espalda, temblorosos,

dábamos la lección,

mientras en el bolsillo, el tintero “involcable”,

el trompo y las bolitas esperaban recreo

de chupetines, “manchas”, raspón en las rodillas

figuritas y álbumes, de tierra y revolcón.

Cosmos rectangular, inacabable, profundo, fiel testigo, inmutable

herido, como siempre con grandes cicatrices

que el magro presupuesto no logró subsanar

y actual tecnología no puede reemplazar.

Efemérides, notificaciones, avisos de vacunas, planos y capiteles

y láminas antiguas en tí s eresaltaron, mostrándonos lugares

y ciudades remotas, mapas y redacciones en el aula escolar.

Fuiste el punto de apoyo para mover el mundo,

que Arquimedes, a gritos, solía solicitar.

¡Cuánta palabra escrita que, a pesar, de borrada nos logró cautivar!

Sinónimo de escuela, deberes, corrección, de situación de examen

nerviosismo, emoción.

Sin que oyamos dialogar con petisos pupitres y el armario grandote

que allá arriba sostiene al buitre embalsamado que fue, una vez, un cóndor.

En el día del maestro, nadie festeja el tuyo, herramienta insalvable.

De seguro, serás inmarcesible

y aunque no muestras rastros de tu sabiduría,

Viste pasar ejércitos de humanos ignorantes de todas las naciones

y eres para mí el símbolo

de cerebro en acción.

La maestra a cargo del 6º A en 1958: Chela Cocucci, en realidad María Elina, quien con los años fuera una de las fundadoras de la Biblioteca Popular Chacras de Coria y uno de sus pilares.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

El Rincón del Poeta: Amo, por José E. Marianetti -->

El Rincón del Poeta: Amo, por José E. Marianetti

Amo a las tardes de sol

y a las mañanas

cuando el astro de otoño reverbera

en los cristales de mi gran ventana.

Amo el color azul y el amarillo,

amo el canto del grillo.

Amo al gris de las nubes parturientas

que al pasar raudamente, dejan secas

mis pupilas sedientas.

Amo la gelidez

y a la virgen blancura de la nieve

cuando estoy al abrigo

como amo el amor, que, de repente

florece sin testigos.

Amo al verde que vibra

y al violeta

y al rojo que florece en la maceta.

Amo al naranja del álamo otoñal

y al de la llama

cuando ésta bailotea

en fogata invernal.

Amo a la luz y a todo el arco iris

y a la vida

que vuela… como un ibis.

Este soy yo, el invierno, padre de la esperanza

que prepara en su seno primavera y bonanza,

que hoy se tiñe de oscuro para un verde mañana.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (1)

El Rincón del Poeta: Derecho -->

El Rincón del Poeta: Derecho

Todos tenemos derecho

a guardar un secreto.

A defenderlo con dientes y uñas

de la ajena curiosidad,

de la debilidad propia,

de espías y delatores.

Todos tenemos derecho

a practicar un enigma.

A ser y no ser.

A caminar por el borde,

a probar el acantilado

con los brazos abiertos

mirando allá abajo

el seductor mar que nos llama.

Todos tenemos el deber de saber,

de asomarnos al misterio,

a esa boca de lobo de otra vida.

Zúñiga

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

Escribe la vecina: Los árboles de la calle Cubillos -->

Escribe la vecina: Los árboles de la calle Cubillos

“En Calle Cubillos están tapando las acequias para hacer calle, en vez de ampliar para el otro lado. La mayoría de los árboles están huecos. ¿Cómo podemos hacer para parar esto? Encima cuando viene mucha agua esto es un río. Les cortaron las raíces de ese lado a los árboles cuando hicieron la conexión de la cloaca. Y ahora sin agua, no sé… un peligro”, comenta la chacrense que nos escribe sobre la situación en Calle Cubillos y Matheu, y envía estas imágenes que dejan claritas, sus palabras.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (1)

El Rincón del Poeta: Chacras Tierra Hermosa -->

El Rincón del Poeta: Chacras Tierra Hermosa

Esta vez toma la posta, la pluma y los versos Rocco Bauco, con unas sentidas palabras de 2007.

A mi Chacras de Coria

Jamás he de olvidar

Aunque hace más de treinta

Que falto del lugar.

Lugar que me vio nacer.

Lugar que me vio crecer.

Lugar que me cobijó.

Hasta que formé mi hogar.

Allí nacieron mis hijos

Y tengo mis afectos

Y eso es muy mucho

En la vida de este viejo.

Pero algún día he de volver

Para poder gozar

Los últimos años de mi vida

En ese terruño sin igual.

Terruño agrícola por excelencia

Hoy turística sin par

Ha pasado el tiempo

Y no lo puedo olvidar.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

Una cuestión de náutica elemental -->

Una cuestión de náutica elemental

Por José Enrique Marianetti

La Segunda Guerra Mundial terminó a fines de 1945. El gobierno peronista declaró la guerra al EJE (Alemania, Italia, Japón) días antes de ese final. Perdóneme, ocasional lector, comprendiéndome, por la escasa precisión en los datos, porque no estoy dando una lección de historia sino usando alguno de sus datos para dar sustento al ambiente en el que baso mi relato.

En aquellos trágicos pero esperanzados días, ocurrió un hecho de repercusión mundial. Un acorazado alemán fue cercado en el río de la Plata. Ignoro por qué o tal vez lo supe y ya no lo recuerdo, pero, en concreto, bastantes marinos teutones vinieron a dar a Mendoza. Recuerdo mis paseos adolescentes junto a mi padre, viniendo a Chacras de Coria o yendo a Luján de Cuyo, por el Carril San Martín, a la altura de Carrodilla, haber visto, casi sobre la calzada de la mano derecha, una especie de mástil blanco.

“Aquí están los marinos alemanes del Graf Spee”, comentaba papá. Veintitantos años después, ejerciendo la profesión en la Clínica Luján, junto al Dr. Amadeo A. Freire, éste me dice,”Venga, Doctor, vamos a revisar a este marino, perteneciente al Graf Spee”, a lo que respondí afirmativamente. Era ya un hombre mayor, de impactantes ojos azules y contextura atlética que había sufrido en una caída la fractura de la cabeza el fémur, y había que operarlo.

El Doctor Freire era un médico sabio, de aquellos que respetaron las enseñanzas de Hipócrates y Esculapio, y también al paciente. A pesar de su fama de gruñón malhumorado, era un fino humorista de gran cultura, con quien compartimos muchas inquietudes literarias, operísticas y pictóricas. Al pie de la cama del enfermo, en tono de broma Freire le pregunta al alemán: “¿Cuál es la pierna enferma, Hans? No vaya a ser que le operemos la sana” Sin titubear, Hans respondió: “Depende desde donde me mire, doctor”. Ahora usted está en la proa y mi pierna enferma, la izquierda, coincide con su brazo derecho y ambos están a babor. Si usted se coloca en la popa (cabecera de la cama), mi pierna izquierda coincidirá ahora con su brazo derecho también pero estaremos a estribor. ¿Le queda claro?”

Recuerdo las carcajadas del querido colega, que quiso sorprender al alemán con una broma y recibió una respuesta inteligente, de irrefutable lógica, sin dudas insólita, en la que el viejo hombre de mar demostró no haber perdido ni su formación ni su brújula. Entre nosotros los médicos, esto es lo que llamamos orientación espacial. Nunca olvido esta anécdota con el Dr. Freire, siempre presente en mi recuerdo afectuoso.

El Doctor Marianetti durante el Café Literario en la Alberdi.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (0)

Escribe el vecino: Radio. Periódico. Timbre -->

Escribe el vecino: Radio. Periódico. Timbre

Por Gabriel Gallar

El martes 4 de abril estaba, como casi todas las mañanas, escuchando el programa ‘Malos días’ en la emisora de la UTN, tomaba mates y revisaba la edición del domingo 2 de abril del diario Perfil. Casi en simultáneo participé de tres ‘eventos’ que me hicieron pensar. El conductor del programa radial realiza una entrevista telefónica con una señora de Buenos Aires. El tema de la charla me llamó la atención pues hablaban del consumismo. La cuestión se podría resumir así. Dos periodistas del diario La Nación, Evangelina Himitian y Soledad Vallejos se pusieron de acuerdo para consumir sólo lo necesario durante un año. Para ellas este ‘gran desafío’ las enriquecería espiritualmente. No comprarían zapatos, ni cremas, ni vestimentas, ni regalos, tampoco irían al salón de belleza… Algunas excepciones se permitían como obsequiar a sus hijos, salir alguna vez a comer a un restaurante o tomar un café con amigos.

En algún momento se percataron que acumulaban demasiadas cosas que luego no usaban o fueron siempre superfluas e innecesarias. También decidieron ir compartiendo el día a día de esta experiencia a través de las redes sociales. Una especie de crónica o bitácora de lo que iban experimentando según pasaban los días. De hecho muchas personas las siguieron en twitter, facebook e instagram. “La de ayer fue, tal vez, nuestra última tarde como personas normales”. “Podíamos comprar lo que queríamos…” “Para los nuestros seremos extrañas”. “Para los extraños seremos eso mismo: raras” En fin, ya cumplieron el año y según comentan se sienten muy bien como personas a pesar de que muchos no creían que saldrían airosas de semejante desafío. Inmediatamente publicaron un libro que se puede conseguir por poco menos de $400 en las librerías de Mendoza (Deseo consumido; Ed. Sudamericana). Cuando finalizó la entrevista radial volví la vista sobre el diario. Estaba abierto azarosamente en la página 47 del suplemento ‘Sociedad’ de Perfil.

Título: ‘Home planners’: la tarea de ordenar se vuelve negocio. Bajada: Cobran por organizar placares y asesoran a sus clientes sobre qué ropa conviene desechar y cuál conservar. Tienen miles de seguidores en redes. La nota está ilustrada por una foto: tres mujeres jóvenes y un vestidor. En el caso de las hermanas Corine y Bárbara Fonrouge además de ordenar los armarios se ocupan de bucear en la historia personal de cada cliente para ayudarlo a descubrir su mejor versión. Brenda Haines es un claro ejemplo del fenómeno de los ‘home planners’, que se dedican a poner en orden todo el guardarropas de manera eficiente, para que en segundos se pueda encontrar cualquier prenda según su tipo, tamaño y color. Las tarifas por organizar un guardarropas van de los $1.200 a los $3.500. Felizmente para ellas tienen todos los días de la semana ocupados en este trabajo y miles de seguidores en las redes sociales. Cuando finalizaba la lectura de esta ‘interesantísima’ nota sonó el timbre de casa. Al abrir la puerta me encuentro con tres jovencitas que sostenían algunos paquetes en sus manos. El motivo de su visita, según explicaron con cierta timidez, era pedir un alimento no perecedero para un comedor.

Conversando un poco con ellas me informan que pertenecen a un grupo de jóvenes (me dijeron su nombre y lamento muchísimo haberlo olvidado) que destina parte de su tiempo para ayudar a los más necesitados. Concretamente elijen a alguno de los tantos comedores comunitarios para llevar alimentos. En esta ocasión se trataba del comedor San José situado cerca de la penitenciaría de la calle Boulogne sur Mer. Mi padre siempre nos decía que si “alguien golpea tu puerta pidiendo algo para comer, que nunca se vaya con las manos vacías”. Y ciertamente, si tienes la suerte de tener dos paquetes de harina es fácil dar uno. Las chicas siguieron su cometido de timbrear casa por casa para colaborar con el sustento de los que nada tienen. Todo esto que relato transcurrió en un lapso de unos 15 minutos. Entonces apagué la radio, cerré el periódico y en verdad no sabía muy bien qué pensar. Acudieron a mi mente y a mi alma sentimientos encontrados. Algunos rabiosos, otros irónicos.

Un amigo, Miguel, que era muy fino con sus ironías, cuando se refería a los más necesitados decía “esos están ahorrando para ser pobres”. Tal vez, a él también se le ocurriría que dos pobres tipos se pongan de acuerdo para afrontar el gran desafío, durante un año, de comprar al menos algo todos los días y que nos vayan contando qué se siente no pasar frío ni padecer el hambre y luego escriban un libro relatando esa maravilla. O mejor, que le organicen su humilde roperito para que en los cajones vacíos haya, al menos, alguna prenda rota en distinto lugar.

Escrito en Escribe el VecinoComentarios (1)

Encuesta

  • ¿Considera que la velocidad vehicular en Chacras es excesiva?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
20°C
sensación térmica: 19°C
humedad: 28%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

octubre 2020
L M X J V S D
« sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Chacrificados

Edición Papel