Categoría | Info general

Qué es la “Zona 30″ que se busca establecer en Chacras de Coria y por qué

Por MDZ.

Conforme al crecimiento urbano en la “joya” de Luján de Cuyo, desde la Unión Vecinal plantean la urgencia de aplicar una norma vigente desde 2009 que obliga a señalizar las principales calles y accesos para evitar los excesos de velocidad. Dicen que la vida allí ya no es la misma.

Conforme a los cambios sociales, económicos y culturales que marcaron un nuevo de rumbo entre las elecciones de los mendocinos a la hora de decidir dónde habitar, el pueblo comenzó a cambiar su entramado urbano. Nuevos emprendimientos inmobiliarios -amparados en excepciones a las leyes vigentes- se establecieron en zonas en donde antaño existían fincas, casi al mismo ritmo que coquetos barrios privados de alta gama y ostentosos proyectos comerciales, obligaron a replantear formas de equilibrar la convivencia entre las familias que vieron crecer al lugar y los nuevos llegados que adoptaron a Chacras de Coria como su lugar en el mundo.

Quienes habitan esta codiciada localidad de Luján de Cuyo -tanto por la belleza de sus paisajes, como por lo emblemático de su arquitectura y su microclima, entre otras cualidades- son testigos de las variaciones que con el pasar del tiempo fueron modificando el entramado urbano sobre los trece kilómetros y medio cuadrados que delimita este singular rincón mendocino.

El crecimiento poblacional que trajo aparejado el boom inmobiliario en la zona, es justamente uno de los planteos más repetidos por los vecinos ante las autoridades. Consideran incluso, quienes se trasladaron allí hace veinte años, que este sitio, que solía ser un paraíso productivo para la cosecha y donde reinaba la armonía, hoy presenta un colapso que se evidencia en las calles y que obliga a replantear prioridades. Más aún cuando este sitio lleno de historia y riqueza cultural es el elegido por excelencia por los viajeros de todas partes del mundo a la hora de visitar Mendoza.

Hoy, las altas velocidades en las que los vehículos atraviesan el pueblo en horas pico, sobre calles que quedaron “pequeñas” en relación al actual movimiento, son el común denominador de quejas repetidas y cambios en los hábitos de las familias que se acostumbraron al silencio de las tardes y las corridas de los niños en las veredas. Hoy, esas postales, aseguran, parecen haber quedado en el olvido como consecuencia del repetido riesgo de sufrir accidentes viales en las principales arterias vehiculares de la localidad, donde hasta 2001 vivían apenas 5.600 personas.

La “Zona 30″

Adriana Cervos es la vicepresidenta de la Unión Vecina de Chacras de Coria. Asegura que desde la entidad se ha buscado plantear que la Municipalidad de Luján de Cuyo reflote una ordenanza que data del 2009; es la N°  9003 y fue aprobada el 4 de diciembre de ese año. En esa disposición establece en el artículo N°7, la necesidad de delimitar un espacio, denominado ”Zona 30″ comprendida por todas las calles, callejones y calzadas que integran el cinturón urbano de la localidad. Varios intentos desde 2010 hasta la fecha se plantearon desde diferentes iniciativas surgidas desde el Concejo Deliberante, aunque en lo concreto, nunca se llevaron efectivamente a la práctica.

Lo cierto es que la declaración de estas vías de acceso en esta categoría implica un refuerzo en la señalización y la primacía hacia el respeto de los transeúntes, se manera que quienes por allí transitan estén obligados a reducir la velocidad a menos de 30 kilómetros por hora. Tal como lo indica la normativa que desde la Unión Vecinal se busca hacer respetar, las calles incluidas en la ”Zona 30″ son las que se encuentran delimitadas por las principales vías de acceso, tales como Besares, Beltrán, Pueyrredón y Álzaga.

“Es fundamental que empiece a haber más controles. Aquí ingresan vehículos a muy altas velocidades  -incluso a más de 100 kilómetros por hora- con todo el riesgo que eso implica para la población. Chacras de Coria es un pueblo que está perdiendo su idiosincrasia y las virtudes por las cuales tantas personas lo han elegido como su lugar para vivir”, alertó Cervos al detallar las problemáticas que trae aparejado este movimiento.

Con la idea de llevar un pedido concreto firmado por los vecinos de Chacras, desde la unión vecinal han solicitado una reunión con la Policía Vial. “Necesitamos que esta ordenanza se cumpla en su totalidad, porque de lo contrario el pueblo sigue siendo un lugar de paso donde además es usado como atajo para llegar a otros departamentos como Maipú”, explica Cervos. Justamente, los vecinos de Chacras de Coria buscarán elevar pedidos para ser escuchados por las autoridades del departamento antes de que se habiliten obras viales de magnitud, tales como la apertura de la ruta provincial N°82.

Enfatizó además, que entre otros inconvenientes a resolver, se plantea el impacto de la contaminación ambiental que podría generar el acrecentamiento en el volumen de autos y camionetas que circulan a diario por calles que no fueron creadas para ese fin. ”Chacras de Coria debe seguir siendo un pueblo sin prisa; si no se hace algo para cambiar este impacto grave que estamos viviendo, las consecuencias serán muy negativas para todos los que vivimos acá desde hace tiempo como así también para las familias fundadoras”, advirtió la vicepresidenta de la Unión Vecinal.

Deje su comentario