Categoría | Destacados, Vecinales

Se viene un nuevo distrito en Luján de Cuyo

“Mendoza Futura”, una ciudad pensada en los terrenos del aeroclub de La Puntilla

El municipio creó el distrito tecnológico empresarial, elaboró un máster plan para convertir esta zona en un sitio para vivir y trabajar, pero antes debe concretar el traslado de la entidad aérea, presente en la zona desde 1973.

A pesar de ser un ícono de La Puntilla, el Aeroclub Mendoza no tiene mucho futuro allí, por lo menos así lo explican desde el municipio de Luján, que ya prepara un proyecto inmobiliario en esos terrenos, unas 35 hectáreas. Y como contrapartida ofrece al aeroclub un gran terreno al sur de la ruta internacional 7, a la altura de la refinería para poner en servicio una nueva pista de aterrizaje, hangar y otras estructuras. En 2023 expira el comodato que tiene la entidad aérea sobre el terreno municipal y en el municipio ya tienen todo preparado como para ofrecer un lugar para el desarrollo inmobiliario. Es que según el municipio, en Luján se construyen 200 casas por mes y en este sector, en un radio de 5 kilómetros del aeródromo se concentran las principales inversiones inmobiliarias de la provincia.

Desde la comuna explican que el sitio en cuestión no es agrícola y es apto para que se construya una ciudad densificada. De hecho, desde hace unos años, esta parte alta de Chacras y La Puntilla experimenta un notable crecimiento inmobiliario y de servicios. A la hora de explicar el proyecto de liberar espacio para la construcción y trasladar el aeródromo, Esteban Allasino, jefe de gabinete de Luján expresa que comenzaron a trabajar hace unos años, probablemente a partir de “los dos principales hitos que se han dado en la zona: el centro empresarial Chacras Park , que son aproximadamente 12 hectáreas y el centro empresarial de Palmares Valley, Avatar. Viendo las características de estos proyectos, en 2018 y principios de 2019, mediante una ordenanza, definimos un nuevo distrito, que a nombre de fantasía se denomina Tecnológico empresarial. Consideramos que este polígono puede absorber esa presión inmobiliaria en una zona de piedemonte para que se construya una ciudad densificada, concentrada que permita trabajar, vivir y estudiar, a diferencia del distrito empresarial de Chile, donde todo se termina a las 6 de la tarde y la gente se va a su casa y queda vacío”.

El máster plan, denominado “Mendoza Futura”, según lo llama el propio intendente Sebastián Bragagnolo está respaldado por la construcción de los edificios más modernos de la provincia que se están construyendo en los alrededores. “Hoy en ese sector, los desarrolladores privados llevan invertido 5.000 millones de pesos. Allí está Chacras Park, Avatar, el emprendimiento de Sancor Seguros. Solo Chacras Park tiene un programa de 17 torres, Terrafirme está construyendo un edificio de 6 pisos y hay 4 edificios de 6 pisos cada uno que desarrolla Barbera. Todos guardan características en común: oficinas chicas, grandes amenities y departamentos, para vivir, consumir y trabajar o estudiar, con la posibilidad de que toda la movilidad sea sustentable”, comenta Allasino. Y agrega que se trata de una ciudad de los 15 minutos, de la que hablan los urbanistas, porque está a 15 minutos de los principales centros. Y por dentro se puede recorrer a pie.  Es una zona superconectada: ruta 82, Corredor del Oeste, Paso, Chacras, Luján. Y tiene un detalle que no es menor: el cable transoceánico de fibra óptica más importante pasa por este sitio y de allí cruza a Chile. Por esto existe un gran interés de las empresas vinculadas a la tecnología de radicarse acá”. El funcionario ve que este sitio puede ser un polo atractivo para la industria del conocimiento. El ingeniero expresa: “teniendo en cuenta que Mendoza posee 5 centros de estudio que forma en la industria del conocimiento, entendemos que si se brinda un lugar donde se pueda tener buenas residencias , de buen nivel, sustentables ,y a su vez uno pueda desarrollar su actividad profesional, ese grupo de personas podrían encontrar un lugar dónde desarrollar su actividad y vivir. Y concentrar un polígono de desarrollo de la industria del conocimiento, que es la que ocupa el tercer lugar en las exportaciones provinciales, detrás de las industrias frutihortícola y vitivinícola. Y la tendencia muestra que será el primero”.

El máster plan contempla una propuesta con apertura de calles, exclusividad de algunos usos (se permitirán lugares lúdicos, no discotecas). Edificios en altura, sustentables, con flora xerófila, uso responsable del agua, preservando las propias características del terreno, con un tratamiento paisajístico acorde al lugar. Potencialmente pueden vivir en esta zona casi 40.000 personas. Para el área municipal (el espacio que ocupa el aeroclub) se prevé el ingreso diario de 20.000 personas y que vivan 12.000. El resto es la inversión actual y a futuro. “Ya están definidas las trazas con ciclovías,  el tipo de edificios de planta libre 360° (no colinda con otro edificio), para que no compitan por la luminación para que se pueda convivir con el medio. Es un sitio distinto, innovador”, asegura Allsino.

Destino del aeródromo

“A su vez, pretendemos que el aeroclub siga creciendo y que en algún momento pueda transformarse en aeropuerto alternativo a la zona metropolitana de Mendoza. La idea es que se radiquen en un terreno municipal, al sur de la ruta 7, próximo a la refinería, y así podríamos construir una alternativa, teniendo en cuenta un lugar estratégico para el turismo vitivinícola”, cuenta el funcionario municipal. Si bien el comodato concluirá el próximo año, Allasino aclara que “el aeroclub se retirará de común acuerdo en el momento en que esté desarrollada la infraestructura que necesitan para poder operar en el nuevo espacio”. Y explica que ahora el objetivo es encontrar el financiamiento para construir en conjunto con ellos la alternativa de aeropuerto, siempre pensando en 20 a 30 años para adelante. Porque hay que tener en cuenta que se puede transformar en el aeropuerto de Mendoza”.

Matías Orduña, presidente del Aero Club Mendoza, indica que se trata de la entidad más antigua en funcionamiento del país. Fue fundado en agosto de 1915 como institución sin fines de lucro. Opera en el Aeródromo de La Puntilla desde principios de los años 70, cuando el socio Mario Casale donó los actuales terrenos para el funcionamiento de la pista y el Aero Club. Posteriormente, y por diferentes circunstancias, el terreno fue expropiado por la provincia y dado a la Municipalidad de Lujan de Cuyo, quién entregó la pista en comodato al Aero Club Mendoza, contrato que vence próximamente.

“Estamos trabajando en conjunto con la Municipalidad para desarrollar un proyecto de aeródromo que permita trasladar las distintas operaciones que se desarrollan (Aero Club Mendoza y su escuela de formación de pilotos (con más de 100 alumnos egresados en la última década, muchos de ellos volando en aerolíneas internacionales), empresas privadas en el ámbito aeronáutico como talleres de aviones, servicios de transporte y turismo. En estas instalaciones trabajan cerca de 20 personas en forma directa”.

Por otra parte, Orduña añade que La Puntilla constituye la primera alternativa al Aeropuerto El Plumerillo, recibiendo en forma permanente numerosos vuelos desde todo el país. Como referencia, entre julio, agosto y septiembre, el Aeropuerto Internacional Francisco Gabrielli realizó un promedio de 190 operaciones de aviones de pequeño y mediano porte, de unas 90 aeronaves diferentes. Mientras que el Aeroclub Mendoza tuvo un promedio de 96 operaciones de 30 aeronaves diferentes. “Cabe destacar las 46 operaciones del aeródromo el fin de semana largo del 7 al 11 de octubre, donde recibimos 10 aviones y 40 pasajeros con fines turísticos”, consigna el presidente. Y agrega: “se realizan vuelos turísticos para pasajeros locales y extranjeros. Los recorridos incluyen sobrevolar la ciudad de Mendoza, Cerro Arco, Cerro de la Gloria, Precordillera, Luján de Cuyo y todas sus bodegas, embalse el Carrizal entre otros. De esta forma, los turistas que visitan nuestra provincia pueden conocerla también desde el aire”.

Sobre el desarrollo del proyecto de traslado, destaca: “hemos solicitado la ayuda de la Universidad Nacional de Cuyo para la definición de un aeródromo regional que cuente tanto con los mencionados servicios, como con nuevos, que permitan al aeródromo una proyección regional con perspectivas de largo plazo. Queremos que sea la principal alternativa para vuelos regionales públicos y privados, servicios aeronáuticos de interés provincial y privado, y que se pueda desarrollar un polo de interés general para múltiples actividades que potencian la actividad aeronáutica con el desarrollo turístico, industrial y empresarial de Luján de Cuyo”. Finalmente, Orduña expresa: “es fundamental que la Municipalidad se implique en el desarrollo de este proyecto como prioridad para Luján de Cuyo. La implementación de un aeródromo necesita un desarrollo y construcción que estimamos al menos en tres años y que necesita de la acción coordinada de múltiples participantes. El Aero Club Mendoza está dispuesto a liderar el desarrollo de este proyecto en conjunto a la Municipalidad, la Provincia y a todos los agentes interesados en la concreción de este aeródromo regional”.

Deje su comentario