La emblemática heladería de Chacras

Por: Francisco Guerrero

“Aquí la gente llegaba con un mapa en la mano y preguntaba si hacíamos helados”, comenta Guri Salgado, el histórico heladero de Chacras. Al inicio de la década del 80, hacia fines del siglo XX, el distrito se mantenía como un sitio de descanso de fines de semana y vacaciones. Darragueira 286 y Los Ranchos, la famosa esquina de los Helados de Chacras nos remonta a aquella época de los primeros negocios del lugar. Hoy, en una casona de unos 150 años funciona la heladería que hasta mediados de los 80 conservó un palenque para “estacionar” los caballos y un aljibe para abastecerse de agua. “No había carteles ni nada por el estilo, era una casa antigua donde se hacían helados”, comenta Guri y recuerda esos primeros años. “Estaba estudiando la carrera administrativa y música, y en mis tiempos libres nos dedicábamos a elaborar helados y así, muy de a poco fuimos desarrollando una actividad que ya tiene tres generaciones. Hace 40 años había dos o tres negocios por la zona. Chacras, en ese entonces, era un lugar de veraneo, no había calles asfaltadas y la gente se concentraba entre diciembre y marzo. La heladería pegó en el corazón del pueblo y se convirtió en un lugar clásico para visitar. Eran momentos en que los vecinos nos dejaban las llaves de las casas de fin de semana porque siempre estábamos”. Guri explica que venía gente de distintas partes del Gran Mendoza, de la zona Este, incluso de Chile, a pasear y a probar un producto típico de la zona. Y la mayoría se había enterado por comentarios de otros visitantes. Tan es así que luego, en los 90, el local recibió la visita de Brad Pitt y Antonio Banderas, entre tantos personajes famosos.

La demanda por los helados del Guri se incrementaba a medida que pasaba el tiempo y Chacras dejaba de ser ese pueblito de unas pocas familias y se convertía en un lugar de residencia permanente para mendocinos de distintos puntos de Mendoza, incluso  de otras provincias. “Por muchos años funcionamos sin carteles, pero llegó el momento de buscar una marca  y lo sometimos a votación y finalmente decidimos que se iba a llamar Helados de Chacras. Fueron momentos de cambio, necesitábamos una marca que nos identificara y creo que fue una buena elección”, acota el propietario. Así, Helados de Chacras, bajo un formato de franquicia llegó a varios puntos del área metropolitana, como el barrio Bombal, Arístides Villanueva, en el Parque General San Martín, la Galería Piazza y un local propio en el centro de Chacras de Coria.

A la hora de entender el porqué del éxito, Guri piensa y afirma: “fue un poco de suerte, pero fruto del trabajo y las ganas en un momento en que el helado se hacía completamente a mano”, señala uno de los socios fundadores de la Cámara de Heladeros Artesanales de Mendoza. “La innovación es otro de los secretos con un sustento de alta calidad”, señala un cliente de la casa. Y es que durante más de 42 años, el local ha vendido productos con sabores únicos: salado, de plantas, frutas, el de coco quemado y el especial de sambayón. Otros llevan los nombres de las nietas de Guri, como Josefina. Los helados de autor son su especialidad.

La creatividad cruzó las fronteras y sus helados fueron admirados por reconocidos chefs argentinos, Gato Dumas entre ellos; y de otros lugares, como Carlos Arguiñano. “También recibimos la visita de Cocineros Argentinos que probaron nuestras elaboraciones, además nos visitaron personalidades de Discovery Channel, en ese momento presentamos helados de verdura, de flores y de aceite de oliva, productos sustentados por una alta calidad de elaboración”, indica Guri.

Y entre el público local abundan los fanáticos que periódicamente visitan las instalaciones de calle Darragueira. “El mejor helado, lejos”, asegura Adrián Delhez en las redes. Héctor Schweizer destaca: “Los helados son excelentes y el dueño muy buen tipo, la heladería es muy clásica de Chacras”. Por su parte, José Pitella resalta: “Un clásico, buenos helados. Atención de los dueños. Hermosa ubicación. Recomendado”.

Deje su comentario