Categoría | Foto para el recuerdo

La era industrial en miniatura

El vecino de calle Pablo Casale, Arnoldo Carden, y padre de la querida pediatra del Centro de Salud, dedicó en su vida sus ratos libres al modelismo. Fruto de esa pasión fueron las tres réplicas de locomotoras que creó, verdaderas obras de arte a escala, como así también aviones, trenes, y hasta un tractor a vapor. Su habilidad para el modelismo comenzó con los cinco aviones que creó cuando era adolescente. En 1940 el diario La Nación lo mencionó como un destacado modelista. Sus trabajos se expusieron en la Estación Central del ferrocarril General San Martín en 1984 y en la Feriagro, a comienzos de los ’90. Ya de grande, construyó un tren a vapor a escala, al que armó en el jardín de su casa y en el que paseaba a todo niño que quisiera disfrutar de un divertidísimo recorrido como en los trenes de verdad.

Hace tiempo que don Carden no está entre nosotros. Al igual que su tren maravilloso. Pero vale la pena recordarlo en este espacio melancólico.

Deje su comentario