Nuevo destino para la Casa de los Cerutti, ex Mazzolari

Un blanco en Chacras de Coria

Por María Eva Guevara

El pasado 3 de diciembre, el Congreso de la Nación aprobó una declaración de utilidad pública y sujeta a expropiación, para que el inmueble funcione bajo la órbita del Archivo Nacional de la Memoria. O sea que la casa pasará a manos del Estado Nacional que garantizará  su perfil de espacio para la memoria.

El proyecto se viene impulsando desde hace bastante tiempo, primero en la Legislatura Provincial, luego la ex senadora Marita Perceval lo planteó en el Congreso y por un tema burocrático, la misma iniciativa se volvió a presentar a instancia de la diputada Anabel Fernández Sagasti. Contó con el apoyo de diversas agrupaciones de derechos humanos, familiares de las víctimas y también todas las fuerzas políticas que coincidieron en la importancia de concentrar allí actividades de cultura que vayan perfilando una sociedad con espacio para la memoria.

Qué pasó la noche del 12 de febrero de 1977

Durante muchos años se silenció lo sucedido con la familia Cerutti. Como tantas cosas ocurridas en la etapa de la dictadura militar, el episodio se ajustó al perfil de una sociedad que vive como si no se hubiese enterado de nada. De a poco,  el bolsón de la desmemoria se fue aminorando, sobre todo entre los vecinos que alcanzaron a ver o escuchar, aunque sigue faltando un auténtico reconocimiento de lo que pasó.

Hubo un operativo ilegal en la noche, una patota entró a la histórica casa Mazzolari que era el hogar de la familia Cerutti;  patearon puertas, aterrorizaron a  todos, saquearon, y se llevaron secuestrados a un hombre mayor, Don Victorio Cerutti y a su yerno, Omar Masera Pincolini, un hombre de reconocida trayectoria en la docencia y en las familias cristianas, con mujer e hijos pequeños.

Esa era la forma de hacerse de un botín apetecible. Ambos eran socios de la firma Cerro Largo S.A., una vez secuestrados fueron llevados a la ESMA donde estuvieron aislados y fueron obligados a firmar la transferencia de sus bienes.  Ambos desaparecieron, sus familiares se vieron obligados a exiliarse. Esa fortuna fue a parar a una sociedad controlada por el  Almirante Emilio Eduardo Massera, responsable de ese crimen y de tantos más en el marco de un plan político propio por el cual montó un aparato infernal y siniestro para la delación, la información y la conversión de “subversivos”. Hoy la ESMA es un centro para la Memoria. Un espacio activo, de índole social y cultural, para no olvidar.

Para la casa que fuera de la familia Cerutti se ha pensado similar destino. La comunidad de Chacras de Coria tiene interés en ella, años atrás incluso ayudó a evitar su demolición. Se apeló al Estado y se logró una declaración de patrimonio cultural enfrentando un interés especulativo en torno a ese terreno.

2 Comentar este artculo

  1. Daniel Fermani Dijo:

    Excelente la noticia, y excelente el reportaje de Correveidile. ¿Es que ya cambiaron el nombre al barrio Wilri, también hecho por los militares en los terrenos robados a los Cerutti y Masera Pincolini?

  2. Teresa Recupero Dijo:

    Siempre me gustó la casa pero no conocía la aberrante historia. Es bueno conocer todo lo que ha hecho historia en nuestro pueblo. Excelente correveidile…como siempre!

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Considera que la velocidad vehicular en Chacras es excesiva?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
18°C
sensación térmica: 17°C
humedad: 41%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

enero 2015
L M X J V S D
« dic   feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Chacrificados

Edición Papel