Archivo | octubre 9th, 2014

Bombas de semillas: otro método de cultivo natural -->

Bombas de semillas: otro método de cultivo natural

El método de cultivo natural del japonés M. Fukuoka es muy fácil, práctico y económico. Consiste básicamente en mezclar semillas con arcilla. Después hacer bolitas y dejarlas secar (la arcilla protege a las semillas).  Una vez secas, se arrojan sobre la tierra. Con las lluvias, la arcilla se deshace y las semillas germinan.


La técnica se puede utilizar en grandes superficies tal y como hacía el maestro Fukuoka o simplemente para cultivar tus propias plantas en jardines o macetas. El sistema de agricultura natural, citando sus propias palabras, “es el cultivo natural basado en una naturaleza libre de la mediación y de la intervención humana”.

El método de siembra básicamente funciona junto a la naturaleza y no en contra. Se hace una profunda observación de la procesos naturales en lugar de trabajar mucho. Fukuoka desarrolló su estudio a partir de la intuición de que gran parte de los trabajos que los seres humanos realizamos, hoy en día, para cultivar requieren mucho esfuerzo innecesario, además de ser muy destructivo para el medio ambiente.

Se hace, entonces, hincapié en el no-hacer o intervenir lo mínimo posible, dejando que la naturaleza potencie los resultados en condiciones óptimas de vitalidad. El sistema supone así una visión más amplia de la relación entre procesos agrícolas y fenómenos naturales.

Principios de trabajo

No arar: de esta forma se mantiene la estructura y composición del suelo con sus características óptimas de humedad y nutrientes.

No usar abonos ni fertilizantes, ni productos químicos: la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en cualquier ecosistema no intervenido.

No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas: la interacción de las plantas enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.

No usar pesticidas: La presencia de insectos puede equilibrarse naturalmente.

No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.

No  regar: es la lluvia la encargada de satisfacer las necesidades de las plantas.

Sobre las bolas de arcilla (Nendo dango)

Al mezclar las semillas, incluir semillas del cultivo que se desea obtener, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) las cuales germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá al suelo del sol.

Se mezcla (mejor en seco) los tres productos en la siguiente proporción:

1 taza de semillas (o cualquier otra unidad de volumen), 3 tazas de compost, 5 tazas de arcilla molida. Se rocía con agua  (solo en la cantidad suficiente) para amasar y obtener cierta consistencia. De esa masa se separan las bolitas que luego se dejan secar al sol sobre papel de diario.

Fuente: Sustentator

Escrito en TendenciasComentarios (0)

El teatro más pequeño del mundo en la Feria del Libro -->

El teatro más pequeño del mundo en la Feria del Libro

Todo se desarrolla en una caja cerrada, construida y ambientada al estilo de las casitas de muñecas donde, con una iluminación adecuada, los muñecos y los decorados hacen las delicias de los espectadores.

Nacido en la provincia de Bahía, Brasil en 1989, este teatro de animación en pequeño formato, más conocido  como Lambe Lambe, está a disposición de los mendocinos que quieran disfrutarlo en la Feria del Libro con cinco increíbles mini espectáculos, de sólo algunos minutos de duración.

A nuestra provincia llegó esta técnica desde Chile, donde un maestro formado en Brasil creó la Compañía Teatral OANI, más precisamente en la bella ciudad portuaria de Valparaíso. Un día se trajo la propuesta a Mendoza y de ese primer taller salieron las diez primeras cajas. Hoy son varias las compañías y artistas dedicados a esto en Mendoza y pueden apreciarse en la Plaza Independencia, en ferias de artesanos y en estos días en la Feria del Libro, donde sorprenden a los visitantes desde una ubicación especial.

“No es condición esencial ser titiritero/a para realizar esta técnica”, nos cuenta Rosana López, a cargo de la caja que muestra una siesta cuyana (Foto). “Yo soy artista plástica y Pablo es metalúrgico, por ejemplo” y sigue:  “Hoy en Mendoza hay cajas por todos lados, una vez que ves una, vas a empezar a identificarlas fácilmente” advierte esta artista.

Será cuestión de andar atentos por las calles para ver si el destino nos premia con la gracia de que una de estas increíbles obras de arte en miniatura nos alegren al alma un día cualquiera en alguna hora cualquiera de nuestra vida.

Escrito en CulturaComentarios (0)