Archivo | junio 30th, 2014

Fútbol, pasión y patria -->

Fútbol, pasión y patria

El fútbol, ese maravilloso deporte, hoy está de fiesta mundial.

El fútbol, ese gigantesco negocio mundial, hoy está de fiesta.

Los argentinos somos “futboleros”. Cada cual tiene su equipo preferido, somos “hinchas” de los colores de alguna camiseta que representa al club de nuestros amores. No existen explicaciones racionales para justificar por qué, tal vez desde la infancia, nos hicimos hinchas de tal o cual club. Sin embargo defendemos esos colores como si fueran algo propio y nos involucramos en sus victorias y en sus fracasos como si fuesen nuestros. Hay simpatizantes y fanáticos. Lo cierto es que este deporte une y separa a los argentinos.

Ahora que se disputa el campeonato mundial en Brasil todos estamos a favor y deseamos patrióticamente que gane Argentina. De alguna manera extraña, si estos once muchachos que corren, a veces bien, a veces no tanto, detrás de una pelota se clasifican como campeones mundiales, a todos los argentinos nos invadirá una euforia fantástica capaz de hacernos olvidar de nuestras cotidianas penurias.

Saldremos multitudinariamente a invadir avenidas y calles de todo el País, todos con una banderita celeste y blanca y al unísono gritaremos: ¡Argentina! ¡Argentina! Y seremos muy felices. Si por el contrario, este equipo retorna sin pena ni gloria antes del 13 de julio nos volveremos a mirar en nuestro habitual espejo.

Detrás de cada campeonato mundial hay un gigantesco negocio que recauda tanto o más que las entradas que se compran por derecha o por izquierda para presenciar cada evento. Sólo basta con prender la TV para asistir a una desmedida propaganda -estatal y privada- para intentar convencernos de que el seleccionado nacional tiene que ver con la “recuperada” YPF, asociándolo con la historia del 10 y capitán de la selección argentina. O las publicidades de telefonía celular que ofrecen un número liberado para contarle al amigo las estupideces que soñó anoche sobre el campeonato…

Y así estamos, sumergidos en una vorágine mundialista que para todos finalizará el 13 de Julio, pero que mientras tanto nos tiene a todos los argentinos unidos bajo una sola bandera, un solo objetivo, una sola pasión: ser campeones del mundo.

Podríamos imaginar o soñar con una pasión argentina puesta en marcha para intentar solucionar viejos problemas que a todos nos aquejan. Si todos fuéramos “hinchas” de causas comunes que a todos nos benefician viviríamos en un país mejor. Sólo pensemos en nuestro pequeño y hermoso pueblo: cuánto podríamos hacer por Chacras si nos ponemos todos la misma camiseta y defendemos el bien común. No es fácil. Pero si los argentinos nos unimos por un juego de pelota deberíamos ser capaces de aspirar a la unión para conseguir bienes perdurables y para todos.

El Mundial 2014 se acabará. La fiesta se termina y como dice J. M. Serrat:

Hoy el noble y el villano

el prohombre y el gusano

bailan y se dan la mano

sin importarles la facha

Se despertó el bien y el mal

la pobre vuelve al portal

la rica vuelve al rosal

y el avaro a sus divisas.

Se acabó,

el sol nos dice que llegó el final

por una noche se olvidó

que cada uno es cada cual.

Escrito en Destacados, EditorialComentarios (0)

Panza llena, corazón contento -->

Panza llena, corazón contento

Movida solidaria. Existen muchas formas de colaborar con la Fundación Banco de Alimentos de Mendoza, que trabaja para alimentar y crear puentes educativos en distintas zonas vulnerables de la provincia.

La Fundación Banco de Alimentos Mendoza trabaja para reducir el hambre solicitando la donación de alimentos y rescatando aquellos que por diferentes motivos están fuera del circuito comercial pero son aptos para el consumo. Luego de reunirlos y almacenarlos, los entrega a diferentes organizaciones sociales. Esta organización integra la Red Argentina de Bancos de Alimentos junto a otros 17 bancos distribuidos en el país, y trabaja en conjunto con 68 entidades entre comedores, jardines maternales y centros de apoyo escolar en el que se colabora con la alimentación diaria de 16.500 personas, el 75% niños. Asimismo, implementa Programas de Educación Nutricional desde 2007 que involucran a la comunidad en la promoción de hábitos saludables que mejoren la calidad de vida de las personas.

Además de distribuir alimentos, la Fundación ofrece capacitaciones en las organizaciones vinculadas a la nutrición, la salud, la prevención de la desnutrición y la manipulación higiénica de los alimentos.

En los últimos años y en conjunto con la Universidad Juan Agustín Maza, organizaciones y empresas internacionales se han realizado programas en conjunto tendientes a evaluar el campo de acción para generar cambios nutricionales en las comunidades atendidas.

Cómo ayudar

Quien lo desee puede asociarse con una cuota mensual, cuyo monto es voluntario, y así contribuir al rescate de alimentos. Financiar alguno de los programas de capacitación es una inversión en educación y promoción en el desarrollo humano. A su vez, se puede promover la formación de grupos voluntarios para colectas, eventos o experiencias en comunidades de bajos recursos y detectar oportunidades de rescate de alimentos.

Beneficios de la Responsabilidad Social Empresaria

Además de sumar solidaridad, el aporte puede ser implementado como una acción de Responsabilidad Social Empresaria que permite deducir hasta un 5% el impuesto a las ganancias y transformar las donaciones en recursos útiles para los fines de la fundación.

Escrito en Comentarios al margen, Info generalComentarios (0)

Encuesta

> >
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Failure notice from provider:
Connection Error:http_request_failed
Correveidile en Facebook

 

junio 2014
L M X J V S D
« may   jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Chacrificados

Edición Papel