Categoría | Vecinales

Segunda campaña de limpieza en el Barrio Cordón del Plata

Vecinos organizados

La primera fue el primer domingo de julio. Ese día hombres y mujeres del barrio, chicos y grandes, sacaron casi 20 bolsones de basura recogida en las inmediaciones de su plaza, un inmenso espacio verde hasta ese momento casi en estado de abandono.

Previamente los jóvenes habían salido a recorrer el barrio montados en sus bicis informando a los vecinos, puerta a puerta, a través de un folleto educativo, en qué consistiría la limpieza.

El día mismo de la campaña, también hicieron lo propio los vecinos a cargo de la iniciativa: casa por casa avisaban que pasarían limpiando las acequias. Y, en este punto, quieren destacar la actitud del vecino Rafael Sanmartino, quien, cuando le contaron de qué se trataba, de inmediato agarró la pala y se prendió en la cruzada vecinal.

En esta segunda oportunidad, fue el turno de los juegos de los niños y los bancos. Así, uno de los vecinos, soldadora en mano, se encargó de arreglar las hamacas y lo que hiciera falta. El resto, grandes y chicos, se encargó de ponerles color.

Muy entusiasmados con los resultados obtenidos, aseguran que han decidido armar una campaña cada primer domingo de mes y así ir cumpliendo las metas propuestas. Una de los que tienen en mente es establecer la clasificación de la basura domiciliaria y presentarle el proyecto al municipio, ya que es fundamental el compromiso municipal, como responsable de la recolección.

Contra la inseguridad

Este ha sido su mayor logro. Cuentan los vecinos que en un momento la plaza, que lucía abandonada, oscura y sucia, había sido ocupada para otros menesteres, que los tenía bastante preocupados. Es así que decidieron poner un freno a la situación, que ya parecía escapárseles de las manos,  y de común y unánime acuerdo, optaron por dedicarse a embellecer y arreglar su espacio verde, confiriéndole otro destino: el encuentro de todos los vecinos del barrio, grandes, jóvenes y niños.

Para eso armaron una pista de salud y otras instalaciones con la colaboración del municipio, que también construyó bancos de cemento y se encargó de colocar las luminarias necesarias.

“Ha sido una experiencia muy gratificante” asegura el presidente de la Unión Vecinal, Sergio Bonsangue. Ahora la plaza es disfrutada por todos y quien quiera.

Como próxima meta tienen previsto la construcción de un salón de usos múltiples, en una de las esquinas del espacio verde, sector propiedad de la Unión Vecinal, “para armar bajo techo nuestras peñas”, una costumbre del barrio, con varios eventos artísticos organizados: encuentros de teatro comunitario junto al Chacras para Todos – Nicolás, uno de los vocales, es parte del elenco-, sesiones de cine abierto y las peñas con choripaneadas incluídas, a la que suelen concurrir artistas de renombre. Hay que tener en cuenta que uno de los vecinos participativos es el músico Javier Rodríguez, quien se encarga de invitar al barrio a sus colegas.

“La idea es hacer cosas desde la comunidad”, sostiene el vocal Nicolás Donaruma, “y no esperar todo del municipio”, al que agradecen lo cumplido, como el arreglo de los pozos de las calles.

Agua y cloacas

En estos momentos el barrio adolece de dos problemas mayores: la recurrente falta de agua, especialmente en verano, y de cloacas.

Con respecto al agua, esto es así porque el municipio, ente que administra el pozo del barrio, le surte el líquido elemento desde esta misma instalación a los nuevos loteos ubicados al Este de calle Viamonte, a través de dos conexiones abiertas sobre calles Mampu Lien y Peralitos, con los consiguientes inconvenientes para la bomba de agua que trabaja sobrecargada -24 hs al día, por lo que suele romperse reiteradamente- y para la limitada capacidad del pozo, ya que existe la posibilidad que se seque.

Esta situación empeoraría, según temen los vecinos, cuando se habilite el enorme barrio privado proyectado en calle Almirante Brown, ubicado sobre el límite oeste del Cordón del Plata. El reclamo radica específicamente, entonces, en la necesidad de que la infraestructura del conglomerado sea conectada a la red que baja desde el Barrio Santa Elena, donde existe un pozo que recibe agua entubada y una planta potabilizadora del municipio. Para esto hay que cambiar el caño existente suplantándolo por otro más grande. Una obra por demás costosa, que rondaría el millón  de pesos.
Y un tema que desde siempre está pendiente en una amplia zona de Chacras, del cual el barrio Cordón del Plata no es ajeno, es la falta de cloacas (Ver pág. 4).

DESTACADO

Conexión a Santa Elena

Cuando la Cooperativa Agua y Energía urbanizó el Barrio Cordón del Plata hizo un pozo de agua para abastecer a los vecinos. Finalizada la urbanización, el pozo fue transferido a la Municipalidad de Luján. Actualmente es dicho ente quien provee el
agua potable a los vecinos y como tal, está sujeta a los controles del EPAS.

A lo largo del tiempo, el consumo se ha incrementado considerablemente, agravado por las urbanizaciones que el municipio viene autorizando con el agua
del susodicho pozo -pensado originalmente para abastecer solamente a los vecinos del Cordón del Plata-, sin hacer nuevas y necesarias obras de infraestructura. De allí que ahora, la Unión Vecinal reclame que se realicen las conexiones necesarias de su pozo al caño de Santa Elena.

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Considera que la velocidad vehicular en Chacras es excesiva?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
17°C
sensación térmica: 16°C
humedad: 40%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

septiembre 2012
L M X J V S D
« ago   oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Chacrificados

Edición Papel