Archivo | septiembre 26th, 2011

Gente que sale -->

Gente que sale

El Ballet Nostalgias Criollas se lució en el Club YPF, durante la elección de la Reina de la Tercera Edad, y acompañados con la Reina de Luján.

Marcela Rinaldi - nuestra eficiente correctora ortográfica -, presentó su colección de Alta Costura en el Hote Aconcagua, de la Ciudad de Mendoza.

Juan y Darío de la 1º Zona de la Inspección Oeste, riegan los arbolitos que Correveidile plantó con personal de la Delegación, en la curva del zanjón.

Chacras de elecciones El candidato a intendente por el PJ, contador Carlos López Puelles, inauguró su sede de operaciones en nuestro pueblo. Vimos a varios vecinos compañeros. Dante Levis, Johnny John, Roberto Gil, Mario Barbizzotti y José Jeria. Detrás el matrimonio docente y también bailarines folklóricos de todos los actos de la Escuela Teresa O'Connor.

Vecino hacendoso. Roberto San Blas aprovecha los domingos para hacer los trabajillos de mantenimiento en su hogar. ¡Eso sí que está bueno!

De paseo por el Cerro de la Gloria. Bauti y Joaco Rodríguez, Tomás Cabanillas, Fran y Nacho Morichetti.

Escrito en Gente que Sale, Planeta ChacrasComentarios (0)

La gran Paella inaugural de Lagus -->

La gran Paella inaugural de Lagus

La famosa pescadería mendocina abrió un nuevo local en The Market e invitó a sus amigos a festejarlo.

Eduardo Andreu, de Transporte Andreu, en plena faena de hacer la paella.

Carla Bahamonde, del Instituto Arrayanes; Nicola Del Papa, de Montecatini; Roberto Reale, Lagus; Alfredo Cornejo, intendente de Godoy Cruz; Ricardo Bertrand, de Facundo, y Daniel Acosta, de Don Mario.

Escrito en Gente que Sale, Planeta ChacrasComentarios (0)

La Noche de los Chefs -->

La Noche de los Chefs

Nuevamente se reunieron los mejores chefs de la provincia en beneficio de AMEM, la asociación que trabaja por quienes padecen esclerosis múltiple.
Más de 1200 personas disfrutaron de los 18 puestos de comida donde los ches ofrecieron  variedad de pastas, mariscos y carnes.

Escrito en Gente que Sale, Planeta ChacrasComentarios (0)

-->

Cuentos de vecinos

Una montaña de tierra

Por Gabriel Gallar

Distraído miró hacia abajo y vio que había restos de barro. Con disimulo intentó juntarlo con los pies. Peor. Desde la suela de los botines seguía cayendo tierra. La mancha era muy notable sobre las baldosas rojas recién baldeadas.

Imaginó lo que sucedería cuando entrara la maestra y viera el piso sucio debajo de su mesa.

“Hay que mantener la limpieza, no sean mugrientos, los zapatos lustrados, las uñas limpias, la bolsa de higiene…”

No atinaba a nada. Tal vez buscar una escoba y barrer… Pero la maestra llegaría en un instante y se iba a enojar.

Nervioso, torpemente, amontonaba la tierra con los pies, como queriendo arrinconarla.

A pesar del frío comenzó a transpirar. Restregaba las manos húmedas en los pantalones.

Pensó en juntar la tierra y echarla en los bolsillos. Pero seguro que se hacía barro.

De reojo atisbaba la puerta deseando que nunca se abriera, que su maestra no asomara por ahí.

A su parecer, el montón de tierra se hacía cada vez más grande (como si tuviera vida y creciera incesantemente) y más difícil de ocultar. Como si los botines tuvieran en las suelas inmensas grietas llenas de greda.

Si pudiera detener el tiempo y a prisa dejar todo limpio… A su alrededor, por contraste, todo estaba impecable, brillaban las baldosas.

En medio de un silencio sepulcral se abrió la puerta. Cerró los ojos con fuerzas, intentando protegerse en la oscuridad de los párpados apretados. Como si Dios hubiese detenido el tiempo y ya nada transcurriera, la eternidad infinita se produjo en un instante.

El sudor frío recorría su espinazo y bajaba hasta el ombligo.

Otra leve brisa juntó la puerta. Nadie había entrado a la sala.

Se agachó y tomó un puñado de tierra. Rápido lo echó al bolsillo del guardapolvo. Lo apretó para que no hiciera bulto.

El plan parecía sencillo: juntar tierra en los bolsillos y luego pedir permiso para ir al baño y entonces tirarla al inodoro.

Nuevamente se agachó y advirtió sus manos embarradas y embarrado el bolsillo del guardapolvo. Con el pañuelo intentó limpiarse las manos. Lo consiguió a medias, dejando inutilizado el pañuelo.

Seguramente la maestra revisaría que todos tuvieran sus pañuelos inmaculados.

Volvió la vista al suelo. Calculó que toda esa tierra nunca cabría en los bolsillos. Tendría que hacer más de un viaje. Se imaginaba a los presos que intentan huir de la cárcel haciendo un túnel y esconden la tierra con mucha astucia…

Razonó que no era posible pedir permiso dos o tres veces para ir al baño. Tendría que sacar toda la tierra en un solo viaje.

Escuchó pasos que se acercaban a la puerta. Instintivamente abrió la carpeta: las manos sucias mancharon la última tarea, justo la que iba a controlar la maestra. El corazón desbocado le retumbaba en el pecho. Contuvo la respiración casi hasta la asfixia y se quedó inmóvil, pétreo, con los ojos clavados en el piso.

No le gustaban los retos ni las humillaciones (su padre siempre canturreaba “es malo ser indócil y pecado ser triste”) pero estaba dispuesto a aceptarlas en silencio.

Abrió los ojos. La vista turbia de lágrimas contenidas pendulaba de la carpeta al piso. Ya no tenía el pañuelo limpio para pasarse por los ojos, así que usó la manga del guardapolvo. Suspirando comprobó que había entrado un compañero atrasado.

Ahora trataba de concentrarse. Debía aprovechar esta tregua que el destino le regalaba.

Cambiarme de sitio, pensó. Recorrió el aula de un vistazo: solo quedaba una silla sin ocupar. No. No era la solución. La maestra se enteraría y lo retaría por cobarde y mentiroso.

De la mochila sacó la bolsa de higiene. Si sacaba de ella el jabón, la toallita y lo demás, podría usarla como recipiente. Ahí sacaría toda la tierra en un solo viaje.

Era el mejor plan. Pediría permiso para ir al baño. La maestra exigía ir con la bolsa de higiene. Nadie sospecharía que él llevaba tierra en lugar de los elementos correspondientes.

Miró por la ventana hacia el patio. Aún no terminaba de amanecer esa fría mañana de invierno. Apenas, tímidamente, la claridad se anunciaba. Un sentimiento extraño lo invadía. Bronca. Saberse inocente y culpado.

Él, que en su imaginación había inventado un gato que manejaba una motocicleta; él que sabía dibujar una jirafa arrodillada sobre el agua; él que era capaz de sonreír cuando el surco era aún infinito y virgen y ya le dolían las manos… Él, estaba acorralado en una trampa inverosímil.

Esa madrugada el padre lo silbó a las seis y media. Remoloneó con pereza en la cama. Le dolían las manos y la cintura de la jornada anterior. Miró por la ventana: era noche cerrada pero la luna brillaba. Afuera no había movimiento. La helada había dejado su huella negra sobre las plantas.

Se lavó la cara con el agua fría del balde y se arrimó a la amarillenta tibieza del fogón. Sorbió el té apurado mientras intentaba peinarse de memoria, sin mirarse en ningún espejo. Temía llegar tarde a la escuela.

Cuando salió de la casa vio el callejón inundado. Esa noche nadie quiso dirigir el agua a causa del frío y ésta se desparramó por doquier.

Quiso insultar pero no supo a quien. Encaró el callejón a los saltos, evitando embarrarse, pero fue inútil. Sus botines se hundían blandamente en el barro a pesar de sus protestas. Llegó hasta el alambrado, lo cruzó por debajo y ya en tierra firme intentó limpiar los botines con un manojo de hierbas secas.

El frío le golpeaba la cara descubierta. Corrió hacia la escuela buscando un poco de calor. Pensaba, sin querer, en el exquisito perfume a naranjos florecidos que siempre sentía cuando su maestra entraba al aula.

Y ahí estaba el montón de tierra, bajo sus pies, inocultable.

La puerta del aula se volvió a abrir. Se estremeció. Entró la celadora para anunciar que la  maestra  avisó que estaba enferma y no podía venir. Entonces sintió que una fragancia maravillosa, más deliciosa que el de los naranjos en flor, invadía su alma.

Un poco relajado miró al suelo y sólo vio un minúsculo montoncito de tierra seca.

Sonrió feliz, quitándose el barro de las manos.

Escrito en CulturaComentarios (0)

Luján de Cuyo y Vistalba-Tequé, dignos campeones -->

Luján de Cuyo y Vistalba-Tequé, dignos campeones

Dos Campeones

Entre brindis de champán, cotillon y bengalas

Para orgullo y alegría del departamento, el representativo de la Municipalidad de Luján de Cuyo en el torneo A2 de básquetbol y el elenco de Vistalba-Teque en el certamen Apertura de hockey sobre césped se coronaron campeones en sus respectivas competencias. De ese modo, para satisfacción de dirigentes y simpatizantes, alcanzaron los máximos objetivos que se habían propuesto al comienzo del año deportivo por lo que brindaron con champán y activaron un arsenal de cotillón y fuegos de artificios a la hora del merecido festejo. La siguiente es la síntesis de las campañas cumplidas.

Luján de Cuyo

Para el conjunto de la comuna significó el ascenso a la primera división tras permanecer varias temporadas ausentes del básquetbol mendocino. Luján de Cuyo se consagró entre el jueves 17 de marzo y el miércoles 27 de julio después de 30 partidos de los que ganó 24 y solo perdió 6. En las instancias decisivas llegó a cuartos de final donde eliminó a Municipalidad de Junín (61-55, 50-64 y 56-50);  posteriormente en semifinales superó a C.C. Olimpia (58-67, 56-54 y 68-56) y por último en la difícil serie final derrotó a Municipalidad de Las Heras (67-56  y 61-52. El primer partido se jugó el domingo 24 de julio en el estadio Juan de Casas de Las Heras y fue el comienzo de la esperada fiesta de la mano de Gonzalo Bizzotto, Juan José Naman y Diego Oteiza, sus figuras más importantes. El escenario del segundo juego fue el  polideportivo Hipólito Irigoyen de Luján ante un marco imponente y el entusiasmo del público local que celebró largamente el segundo y definitivo triunfo. Esta vez con nuevas actuaciones consagratorias de Juan José Naman y Diego Ateiza, además de Adrián Matrich.

En su crónica posterior a ese encuentro el periodista Gustavo Villarroel, especialista de básquetbol del diario Los Andes, escribía que “el último cuarto fue palo a palo. Las Heras estuvo al frente del marcador por dos o tres puntos promedio. Sin embargo, más allá de que Oteiza y Naman estaban afuera por cinco faltas personales Luján de Cuyo reaccionó a partir de la conducción de Adrián Matrich y restando 2´ 30” pasó al frente por dos puntos: 52-50 y terminó de quebrar la resistencia  de la Municipalidad de Las Heras.  Resultó así un legítimo campeón que volvió a lo grande, desató la locura de todo un pueblo y ahora tendrá el desafío y el placer de codearse con los equipos denominados “grandes”, llámense Rivadavia, General San Martín, Anzorena y Atenas. Esa noche el polideportivo Hipólito Irigoyen presentó un lleno total, con más de 500 personas apretadas en las colmadas tribunas, que trasmitieron toda su pasión y fervor en el instante de la soñada vuelta olímpica.  Se recuerdan también las palabras del “Chingolo” Gustavo Martínez, el entrenador campeón, que no dejaba de repetir: “siento una felicidad enorme. Uno nació, pasó su infancia, su adolescencia y ahora vivo con mi familia en Luján, por eso este título representa una gran satisfacción. Siempre fui de Luján y vivir esta fiesta con tanta gente es impresionante. Cundo arrancó este proyecto apostamos a los chicos. Hasta que un día nos animamos y decidimos armar la primera. Tuvimos que traer gente con experiencia pero que son de Luján. Agradezco el apoyo del municipio que nos permitió jugar y a las familias que nos acompañaron. Este logro es un ejemplo para los chicos de inferiores para que no bajen los brazos y continúen creciendo día a día”.

El plantel campeón estuvo integrado por Adrián Matrich, Mario Luján y Ezequiel Martínez como bases; Fernando Moyano y Gonzalo Bizzotto como escoltas;  Matías Jaime, Andrés Paez y Gerardo Brioude como aleros;  Ricardo Paredes y Gonzalo Silva como alas pivot y Juan José Naman, Ignacio Giner, Diego Oteiza y Javier Yercis como pivot. Cuerpo técnico integrado por Gonzalo Martínez como entrenador principal,  Martín Ramos en la función de asistente y preparador físico y Juan Pelatai en la tarea de psicólogo que cumplió una tarea de apoyo y contención muy importante para el plantel. La nota simpática y emotiva fue brindada por los jóvenes de las divisiones inferiores que cuando sonó la chicharra final invadieron el rectángulo con bengalas de colores, espuma y papel picado. Después brindaron con champagne entre todo el cotillón imaginable.

Vistalba-Tequé

La alegría fue toda verde y amarilla en la final del torneo Apertura de caballeros mayores en hockey sobre césped porque el domingo 28 de agosto, en el estadio del Parque San Vicente de Godoy Cruz, Vistalba-Tequé  derrotó 4 a 2 al Club Alemán. Después de cuatro subtítulos los llamados “Vis-Teq” dieron así la segunda vuelta olímpica de su historia entre bengalas de colores, juegos de cotillón y el festejo interminable de sus hinchas, radiantes de alegría. Legítimo premio a un equipo que hizo del juego ofensivo un arma contundente durante todo el desarrollo del campeonato. Justamente las conquistas de Jeremías San Martín, Gastón Martín, Alejandro Savina       -que habían establecido un 3 a 0 parcial- y de Nicolás Lara Bombal para sellar el resultado definitivo cuando el juego estaba 3 a 2, fueron otra demostración de la contundencia del conjunto dirigido por Gustavo Ortigoza.

Para Pascual Lineaux, uno de los fundadores del club Vistalba, el partido contra Leonardo Murialdo resultó un antes y un después porque se le ganó 2 a 1 a un rival que estaba cumpliendo una magnifica campaña. La posterior victoria sobre Andino 5 a 1 allanó el camino hacia el triunfo final, largamente celebrado como está señalado.  El plantel campeón se formó con Federico Bermejillo, Rachid Boustani, Diego Leotta, Ramiro Lofvall, Lucas Monteleone, Agustín Taranto,  Emiliano Monteleone, Germán San Martín, Alejandro Savina, Andrés Aliberti, Diego Tahan, Pascual Lineaux, Leandro Leotta, Nicolás Mauro, Lucas Ghilardi, Gianfranco Lucchini, Nicolás Lara Bombal, Juan Consoli, Maxi Díaz, Abel Davi, Jeremías San Martín, Gastón Martín, Leandro Mantello y Federico Casciolli. Como DT. Gustavo Ortigoza. Otro testimonio valioso resultó el del preparador físico, Jorge Visconti, que reconoció que “hicimos una programación estricta a partir de febrero; desde el arranque con cinco turnos por semana, buscando la apuesta a punto ideal y por suerte la logramos. Además los jugadores tuvieron una predisposición permanente y se merecían largamente hacer realidad el sueño de salir campeones”.

CON GOL DE ORO

Vistalba cerró un año fantástico porque el domingo 11 de septiembre también se coronó campeón de la Liga Nacional B al superar en condición de visitante en el partido definitorio al Club La Salle de Córdoba. El encuentro había terminado 2 a 2 y se definió con gol de oro, marcado por Nicolás Lara Bombal a los 6’ del primer tiempo suplementario. Vistalba alcanzó el ascenso tras vencer de manera sucesiva a Banco Mendoza: 8 a 1; Quilla: 5 a 1;  Popeye BC: 3 a 2  y Banco Nación: 3 a 2. Solo empató con La Salle O a 0 y luego 2 a 2 en la final. De esta manera en 2012 actuará en la máxima categoría del hockey sobre césped masculino en el país. Sinceras felicitaciones.

JFS

Por José Félix Suárez. Especial para Correveidile

Escrito en DeportesComentarios (0)

-->

Chacras de nuevo orgullosa de sus muchachos

Finalizó el Campeonato 2011 de Mountain Bike más importante de Sudamérica, el OPEN SHIMANO MTB – Copa Optitech 2011, y Chacras quedó muy bien representada –como siempre- con sus tres campeones, los hermanos Jerónimo y Juan Cruz Páez y Mauricio Flores.

Fue el 3 y 4 de septiembre pasado, última fecha del campeonato, en la provincia de Córdoba, en el country Club Tierra Alta de la ciudad de Carlos Paz. Allí, en un circuito realizado especialmente para la ocasión y que exigió físicamente como ningún otro del Open Shimano, se dieron cita corredores de Argentina, Chile, Ecuador y Perú.

Los más chicos fueron, quizás, los que más dieron que hablar, Уporque tienen el nivel técnico y de concentración de corredores de mucha mayor edadФ, comentaron por allí. Entre ellos, nuestro Jerónimo Páez, Уel ¨Jero¨, se aseguró el título del Open Shimano 2011 y segundo salió otro nuestro, Mauricio Flores.

Por su parte, Juan Cruz Páez, campeón del Open Shimano 2010, aún estando lesionado su hombro corrió igual y salió tercero en la categoría Cadetes.

УLos tres se merecen que les vaya bien, ya que entrenan mucho y además son exitosos en el colegio tambiénФ, asegura un orgulloso papá Pancho Páez babero en mano.

Escrito en DeportesComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con que Chacras sea declarado poblado histórico?

    Loading ... Loading ...
>
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
27°C
sensación térmica: 29°C
humedad: 34%
 
Correveidile en Facebook

 

septiembre 2011
L M X J V S D
« ago   oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Chacrificados

Edición Papel