Archivo | Vecinales

Natalio Mema: El más joven en décadas -->

Natalio Mema: El más joven en décadas

El chacrense de 31 años fue elegido por Cornejo para conducir Servicios Públicos. Natalio Mema habló con Correveidile sobre sus expectativas al frente de esta secretaría. Entre sus objetivos, se destacan brindar un transporte público de eficiencia y calidad para los vecinos del distrito.

Por Matías Carretero

El gobernador Alfredo Cornejo eligió al chacrense Natalio Mema, de 31 años, como secretario de Servicios Públicos de la Provincia en reemplazo de Sergio Marinelli, que quedó al frente de Irrigación. El joven profesional venía desempeñando funciones como coordinador de gabinete del área que ahora dirige, también fue asesor del Ministerio de Hacienda, además trabajó en el municipio de Godoy Cruz, entre otras actividades.

“Fue una decisión tomada con mucha prudencia, muy conversada con el gobernador debido a la responsabilidad que ésta función importa. Me siento capacitado para llevar adelante esta tarea, con la experiencia que he ido sumando a lo largo del tiempo que vengo trabajando en distintas funciones. Fue importante para mí también el hecho de contar con gente muy capacitada en las distintas áreas que me toca dirigir”, explicó a Correvedile el funcionario.

Noelia Calcagni, Marian Emilia Campoy y Natalio Mema

Con respecto a las prioridades para Luján de Cuyo y a Chacras de Coria en particular, dijo: “Mediante la nueva red de transporte que tenemos que licitar, queremos brindar un transporte público eficiente y de calidad, con la intención principal de desalentar el uso del vehículo particular para ir, principalmente, a la ciudad y sus alrededores”, comentó.

Para Mema es fundamental poder ir a un sistema en el cuál no ingresen todas las unidades del transporte público a la Ciudad y sacar la mayor cantidad de vehículos particulares del microcentro. Y en zonas como Chacras, Vistalba, Luján, Drummond y Carrodilla poder trasladar a los usuarios hacia la línea troncal norte sur y que pueda ser posible ir en forma directa a la Ciudad en menos tiempo y con mayor frecuencia.

En materia de agua y saneamiento se prevé una fuerte inversión en obras con recursos nacionales y provinciales, con el fin de mejorar y ampliar el sistema cloacal de toda el área metropolitana de la Provincia, en la que sin dudas se encuentra Luján de Cuyo y hay un plan de inversiones en materia de agua, tanto para ampliar la red como para ir progresivamente mejorando la red actual.

“En lo que respecta a la energía eléctrica, estamos en un proceso de acuerdo con las distribuidoras que abastecen a la Provincia, en el cual se incorpora un plan de obras que tienen que realizar para mejorar la prestación del servicio con el objetivo de que los cortes de suministro eléctrico sean cada vez menores y que se produzcan con mucho menos frecuencia. También hay un rol de control que tenemos que agudizar contando para ello con la opinión directa del usuario”, explicó Mema.

Estirpe radical. Hijo del Pululi Mema y de Viviana Rodriguez, de larga trayectoria en la UCR.

Otra chacrense en la admimistración pública

María Victoria De Faveri es una de las nuevas integrantes de la administración pública que ingresaron por concurso, en la primera vez que el Estado provincial realiza un llamado a concurso. María Victoria, hija de María del Carmen Mema -la secretaria de la parroquia- y prima hermana de Natalio, es la flamante Secretaria Técnica del Registro Civil. Tema para nuestra próxima edición.

Escrito en VecinalesComentarios (0)

Vecinos Solidarios -->

Vecinos Solidarios

En nuestra comunidad conviven muchas personas solidarias. Hablamos de esas personas comprometidas con lo que pasa en su entorno, siempre dispuestas a enriquecerlo con sus acciones. He aquí algunos ejemplos de ellas que, con variadas propuestas, ponen su granito de arena para que nuestro lugar sea cada día un poco más solidario y agradable para vivir.

Por Adriana Sayavedra

Mujeres con actitud: Las costureras que dieron el buen paso

Armaron diferentes proyectos con la intención de abrigar a niños y viejos, los extremos etarios más vulnerables de nuestra sociedad. Y en ese proceso comparten unos de los mayores tesoros que una persona puede tener: una sólida amistad. Ellas son las Amigas Solidarias, las Tejedoras de Alegría y las Compinches de la Esperanza.

Tiempo atrás visitamos la casa de nuestra buena vecina María Mariquita López para dar a conocer los proyectos que junto a otras grandes mujeres lleva adelante, ligados al tejido de mantas y chalecos para niños y la confección de recibidores y bolsos para bebés recién nacidos y sus madres. Así es como el grupo Amigas Solidarias trabaja sin otra finalidad más que realizar prendas hechas con amor que llegan más tarde a los hospitales Lagomaggiore, Parossien, Carrillo, o Sícoli, este último ubicado en Lavalle. Esta vez, algo de todo lo que dan volvió a sus manos. Al cariño por parte de las familias que reciben su generosa obra, se sumó el reconocimiento de la Cámara de Diputados de Mendoza, que por iniciativa del legislador Alejandro Viadana (PJ-FPV) fueron distinguidas por su labor “humanitaria, solidaria y social que se ha extendido a diferentes espacios de la comunidad”. Conformado por mujeres de Maipú y Luján de Cuyo, nuestras representantes femeninas son un orgullo para la provincia y desde este espacio aprovechamos para agradecerles la tarea inmensa y desinteresada que realizan desde hace años. Una red de acción solidaria que teje puentes, genera cambios y colabora con la comunidad.

2850 prendas entregadas en 2016

Y en lo que va de este año ya llevan confeccionadas más de mil. Recibidores, escarpines, babitas, mantitas y pijamas son algunas de las prendas que generan. “Según el tamaño del retazo es lo que sale”, dice Mariquita en el taller de su casa, punto de reunión para esta iniciativa que en julio de 2004 realizó su primera entrega de mitones en la Escuela Villalobos de Luján. “Este año vamos a ponernos las pilas con la producción para los geriátricos”, sigue. “Este es nuestro compromiso más grande”, cuenta por su parte Coca Marianetti, “para nosotras la sonrisa con que nos recibe la gente cuando llegamos a entregar la ropa es la mayor compensación”. Y entre todas agradecen a la firma Eva Miller que les dona telas, al Club de Leones de Luján, que les arregla las máquinas de cocer y a muchos amigos en particular que también colaboran para que estas valiosas mujeres sigan ayudando a quienes necesitan.

Para colaborar

Ellas necesitan lana, retazos de telas y de lanas, ropa usada en buen estado para reciclar.

Con estas cosas hacen maravillas. Comunicarse al 4960383 o entregarlo en Viamonte 4421 o en kiosco de diarios y revistas del Correveidile, en Aguinaga y Viamonte, frente a la plaza de Chacras.

Distinción en la Legislatura por su labor solidaria. Mariquita, orgullosa.

Los valores en el deporte: La juventud no está perdida

Integrantes de las divisiones juveniles de rugby y hockey del Marista Rugby Club pintaron las Escuela Teresa O’Connor. Ayudar para ayudarse a crecer en valores. Un ejemplo a imitar.

Una muy buena iniciativa de los directivos del club de rugby de Carrodilla quienes, al enterarse que la escuela de Chacras venнa necesitando un arreglo de cara hace bastante tiempo, ofrecieron hacerse cargo del asunto.

Fueron varios los chicos y chicas de las inferiores de rugby y hockey que se prendieron en la movida solidaria. Además, del presidente del Club, Ricardo Podestá, a cargo de la movida, se engancharon entrenadores y personal de mantenimiento del Club.

“Nuestra finalidad primera es ayudar, pero también estimular en nuestros jóvenes la solidaridad, al tomar contacto con las necesidades de la gente” cuenta Carlos Ponce, entrenador y directivo.

“Marista tiene programado llevar a cabo un acto solidario al mes, en distintos ámbitos de la provincia, para además fortalecer los valores que pregona el deporte”, sostiene por su parte Ricardo Podestá. Y finaliza “Agradecemos nosotros que nos permitan ayudar”.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Historias de puño y letra: Cuenta la Nelly -->

Historias de puño y letra: Cuenta la Nelly

Por Gini Palero

POR LA MAÑANA

Doña Nelly Pegorín es vecina de la calle La Falda –o Benito de San Martín-, casi llegando a Pueyrredón. De ascendencia italiana, es la cuarta hija del matrimonio de Ugo y Giulia Pegorín, llegados de Italia con dos hijas pequeñas a principios de la década del ‘30. Hace poco pasé a saludarla. Junto al portoncito bajo la entrada o debajo de la entrada, hay un cartelito de madera escrito a mano que dice: Moyano-Pegorín, y el número de la casa. Siempre he pensado que ese cartelito dice mucho. Doña Nelly está casada desde hace más de 50 años con don Ernesto Moyano, con quien tiene dos hijos –varones los dos-, de modo que el cartelito hace constar la presencia de la única figura femenina de la familia. Varones considerados han rodeado a doña Nelly.

Esa mañana cebaba mate en el jardín, junto a don Ernesto. El jardín es pequeño, arbolado y florido. Bajo un paraíso sombrilla hay una hamaca y dos sillas con almohadones a rayas verdes y blancas, y una mesita de vidrio con la pava y la yerbera. Doña Nelly puede cebar mate y hablar sin que se le trabuquen las cosas. La mañana estaba linda, y Doña Nelly habló. Habló de Chacras.

En un momento tomó conciencia de que contaba sus recuerdos. Limpió la bombilla -rutina de rigor entre mate y mate- y dijo:

-¡Mire si tendré cosas que contar de Chacras!

Y ahí don Ernesto apuntó dos detalles: que el Correveidile publicaba testimonios de antiguos pobladores, y que yo podía escribir lo que su señora contaba.

Volví a la tarde, con un cuaderno. Lo que sigue es sólo la voz de la Nelly.

La familia Pegorín

POR LA TARDE

“Los años que hace que vivo acá. Yo acá vine de 10  años. Y tengo 75.

No te conté de los carnavales que se hacían en la Plaza. Los muchachos buscaban hinojo y lo echaban todo alrededor, así cuando uno pisaba se levantaba ese olor tan fresco. El carnaval lo hacíamos durar dos o tres sábados. El primer baile era en la Plaza. Después nos veníamos con los zapatos en la mano.

Ya el sábado después, el baile era allá arriba, en la calle que ahora es la Panamericana, donde está la estación de gas. Los muchachos traían la luz de abajo, de los caracoles, hasta arriba. Y la policía no decía nada. Los dejaba. Y bailábamos en la calle, autos no pasaban.

Para San Pedro y San Pablo hacíamos la fogata acá en el cerro. Mucha llama, porque era todo rama y yuyo seco. Y los hombres se vestían de mujer y las mujeres de hombre. Estaba la Berta Orozco y la Vivenza Levy -que el padre era picapedrero- y vestidas de hombre se les aparecían a los vecinos. Nos juntábamos toda la muchachada.

Los otros bailes muy lindos eran las retretas. Los viernes y domingos, en la Plaza, con orquesta. Los domingos eran de las siete y media hasta que empezaba el cine, a las nueve y media. Los viernes empezaban a las nueve y media hasta las tres de la mañana. ¡Si habremos bailado!

¿Y va a creer que todavía me encuentro con mi maestra? Es una señora alta, canosa. Me la sé encontrar en lo Chantire. Debe haber sido recién recibida cuando fue mi maestra.

Cuando compró acá el papá, le compró al abuelo de estos Fernández que están ahora, que ya están todos casados, menos el más chico, que la acompaña a su mamá.

Para el tiempo de cosecha se empezaba con un entusiasmo bárbaro. Las viñas estaban de la Esquina de la Virgen para acá, hasta la calle Guardia Vieja.

Un año se empezaba a cosechar de acá para allá, y otro año de allá para acá. Íbamos mi hermana Blanca y yo. A las cuatro de la mañana la mamá nos acompañaba hasta la calle Medrano, que salían las otras muchachas. La Blanca y la Carola cosechaban, y el Luis, mi primo, y yo acarreábamos. Yo empecé a los catorce, quince años. A todo esto la plata no era para nosotros. Era para la casa.

De vuelta, cuando íbamos llegando, en la cancha de los burros, a veces la Blanca y la Vivenza agarraban cada una un burro y lo montaban. Le decíamos la cancha de los burros porque sabían haber ahí.

En el verano íbamos al balneario de los Merlo, en calle Pueyrredón, que nos decían: “Vénganse a la nochecita”, porque de día había que pagar. Así que íbamos todos, con los vecinos, las tres chicas de los Orozco también. Y nos acompañaba la mamá, que no tenía malla. Entonces ella se sentaba en el primer escalón y metía los pies. Al rato se sentaba en el segundo. Al rato en el tercero. Y cuando queríamos acordar, estaba al lado de nosotros, toda en el agua, jugando vestida.

Cuando nos vinimos para acá ya estábamos todos: el papá, la mamá, y nosotros cinco, la Bruna, la Blanca, mi hermano Luis, yo y la Coca, que era la más chica.

El papá ya no tomó más contrato cuando vinimos para acá. Trabajaba nomás una viñita que estaba en la Pueyrredón, entre la bodeguita abandonada y el balneario. Unas tres hectáreas serían. Y las trabajábamos los dos, él y yo, porque la Bruna ya estaba casada, la Blanca no quería trabajar más la viña y trabajaba en la fábrica de aceitunas, y el Luis, que era loco por los caballos, estudiaba herrería, de la Esquina de la Virgen para abajo.

En el mismo año nos casamos la Blanca -la primera Pegorín que salió Reina de la Vendimia de Chacras de Coria-, el Luis y yo. Y después vinieron los nacimientos. Así que era una nueva camada. Y ahora otra, pues los hijos ya están por ser abuelos. Y esta calle está igual a como estaba antes. Sólo que hace dos años le pusieron la luz.

La Blanca se enfermó un lunes y al domingo la estábamos enterrando. Tenía 26 años. La mamá casi vino loca. Entre ella y el papá criaron al Cacho y a la Rosita, que tenían un año y medio,  y seis meses. La Rosita dormía en medio de ellos, y él, que no se había levantado nunca por ninguno de nosotros, se levantaba por la noche a hacerle la mamadera a su nieta.

Y ya cuando él se empezó a sentir viejo, dividió y nos dio un lote para cada uno de sus hijos. La primera que construyó fue la Bruna, que ya estaba casada.

El papá murió en el ‘70, y la mamá en el ‘89”.

Y FINAL

Doña Nelly trae fotos; muchas con el mismo motivo: un grupo de cosechadores, chicas y muchachos, alrededor de una escalera tijera, en el campo.

-Cosecha de aceitunas – me aclara.

Luego trae la foto que ilustra esta nota. La familia completa. Doña Nelly tenía 10 años. Los demás ya no están.

Pero están. No sólo en sus recuerdos. Están también en su cordialidad, en su don de gentes, en su manera de contar, en su apego a la tierra.

A ambos lados de la casa de los Moyano-Pegorín viven dos sobrinos: el Cacho Piccione –hijo de Blanca- y el Hugo Pegorín –hijo del herrero Luis; herrero él mismo-. En la esquina,  junto al zanjón, se levanta todavía la casa paterna, la de Ugo y Giulia. Más acá, la casa de la Bruna, la hermana mayor, desde hace poco deshabitada.

Los italianos son así –pienso ya de vuelta, con la voz de Doña Nelly guardada en el cuaderno-. Viven todos juntos. Y están siempre todos.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (1)

Feria americana a beneficio de ADAS -->

Feria americana a beneficio de ADAS

El próximo domingo 19 de marzo la Delegación de Chacras se convertirá en un espacio repleto de ropa, zapatos y accesorios de mujeres, hombres y niños. De 10 a 20 hs. las puertas estarán abiertas al público para que se lleve buenas prendas a sus casas.

Lo recaudado será destinado a ADAS Luján, Asociación de Ayuda para la Salud, con la intención de colaborar con las necesidades de los centros de salud del departamento.

Escrito en VecinalesComentarios (0)

Chicha Ruiz: Un ejemplo de mujer -->

Chicha Ruiz: Un ejemplo de mujer

En el Día Internacional de la Mujer, saludamos a todas las valientes que día a día se empoderan, hacen valer sus derechos, avanzan a paso firme y luchan por aquellas causas que consideran justas. En esta fecha tan especial que cada vez resuena con más fuerza en todo el mundo, aprovechamos para saludar especialmente a la Chicha Ruiz, una mujer de Chacras de Coria que nos enorgullece.

Más de treinta años de docencia acompañan su trayectoria, fue también directora de la Radio de Luján, imposible no tener en cuenta su trabajo como educadora y luchadora de espacios en los barrios del Pedemonte, su conciencia social, su ayuda incansable. Una calle lleva su nombre, “Srta. Chicha”, ubicada detrás de Olimpo. Nuestro especial saludo para esta mujer en este día.

Foto de 1992 en la calle que lleva su nombre junto a su familia y quien fuera su gran compañero, Maneco.

Chicha Ruiz en un bingo con amigas en el Barrio Santa Elena.

Encontramos a la gran Chicha Ruiz descansando en el banco de la puerta de Dunkler, antes de ir a la fiesta de la escuela a ver a sus nietos Romeo y Máximo.

Escrito en VecinalesComentarios (0)

Tienda y Mercería Don José: El adiós a un clásico -->

Tienda y Mercería Don José: El adiós a un clásico

Cerró uno de los comercios más antiguos de Chacras de Coria, el espacio del querido vecino italiano Cecidio Conte. En su casa repasamos su historia ligada a una vida de esfuerzo y trabajo.

El cartel que durante tantos años lució en la calle Viamonte frente a la Estación de Servicio su orgullosa impronta “Tienda y Mercería Don José” descansa ahora en el jardín de Cecidio Conte, el italiano que un buen día llegó a Chacras de Coria luego de probar suerte en Buenos Aires y tras una triste despedida de su pueblo natal. Fue campesino, mecánico, trabajó en una cervecería y continuó con el negocio familiar que desde 1969 dotó a los vecinos de Chacras de Coria de ropa interior, indumentaria, sábanas, colchas o frazadas, sin olvidar las prendas de bremer y cachemir que a tantos abrigaron.

Desde hace más de un mes y luego de una difícil decisión, don Cecidio cerró su comercio, uno de los más antiguos de Chacras “no tanto por la edad, aunque influye, sino por la exagerada cuenta de impuestos que llegaban”, dice el hombre que recorre sus 89 años y entiende que la situación económica actual es cada vez más complicada, además de lamentar cómo la riqueza del mundo se ha concentrado en pocas manos. “Voy a extrañar el contacto con la gente, las conversaciones, el compartir las noticias y los distintos temas para debatir. Ahora me dedico a la huerta y siempre hay mucho por hacer para mantener la casa”, dice con la escucha atenta de su compañera Raquel Freites, con quien hace 27 años pasa los días. “El amor no tiene fronteras ni límites, está todo predestinado”.

Cecidio dispone de una memoria asombrosa que atesora detalles de la historia argentina, también recuerdos vivenciados en éste, su lugar en el mundo. Conserva la sonrisa intacta, el sentido común, la pasión por el estudio y libros que redescubre sobre temas científicos y políticos. Hay uno que menciona especialmente: “Magia, la ciencia del futuro”, de Joseph Goodavage. Antes de que caigan las primeras gotas de una leve lluvia, Cecidio nos invita a recorrer su huerta distribuida en un verde y amplio jardín en el que crecen tomates, calabazas, chauchas, uvas, duraznos, peras, caquis e higos de una planta traída de Italia. “Soy medio Da Vinci, hago un poco de todo. Ayer por la mañana estuve en el techo colocando una membrana”, dice el hombre ahora jubilado y abierto a las horas por delante desligadas de la atención al público y marcadas por una energía vital que no se agota.

Cecidio Conte y su compañera Raquel Freixas

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Eduardo Romero Gei: El veterinario cumbianchero -->

Eduardo Romero Gei: El veterinario cumbianchero

Desde el 2000 está al frente de la veterinaria que lleva su impronta en la calle Mitre de Chacras de Coria y desde hace cuatro años es la voz cantante de una banda bailable que destila alegría.

De tanto venir a Chacras de Coria de chiquito, sin querer un buen día, Eduardo Romero Gei terminó instalado en nuestro pueblo. Crecido en La Puntilla y en un entorno al que recuerda verde, limpio y en contacto con la tierra, la configuración de este lugar nada tenía que ver con el paisaje ya casi urbano que encontramos a diario. “Chacras era un pueblo tranquilo, sin tantos habitantes y con el movimiento justo. Noto un cambio muy grande en lo comercial y en la cantidad de nuevos barrios que fueron desarrollados”, opina ante la consulta de Correveidile.

En un primer momento no estudió medicina veterinaria por amor a los animales, confiesa, sino por una pasión inocultable hacia la biología. Enamorado del campo, la producción animal y la naturaleza, cursó la carrera universitaria en Río Cuarto y una vez recibido hizo unas pasantías en Jujuy, tras lo cual volvió a Mendoza. Abocado a la nutrición animal en fincas, en la veterinaria realiza clínica de pequeños animales, cirugías oftalmológicas y endoscópicas, artroscopías, además de ofrecer servicio de peluquería, venta de alimentos balanceados y objetos propios de un pet shop.

En cuanto a la música, asegura, siente afinidad desde pequeño. En la adolescencia indagó en el teatro y con el tiempo aprendió a tocar distintos instrumentos. Formó parte de numerosas bandas y durante diez años fue integrante de la Murga La Buena Moza, de donde también proviene su amistad y vínculo con los músicos que se presentan ahora bajo el nombre Los Hilarios (Orquesta Bailable), una formación de cumbias y cuartetos de la cual es cantante.

“Tenemos un montón de temas propios. Somos amigos y nos une la necesidad de hacer música. Convergimos en la cumbia y el cuarteto como lenguaje de encuentro musical y es la primera vez que me corro de la música seria, por decirlo de alguna manera, y de la mera escucha del público, para hacerlo bailar y que todos vibremos en la misma frecuencia. Está buenísimo”, dice.

En clubes de barrio, en fiestas privadas, en eventos municipales, Los Hilarios disfrutan de compartir su repertorio con el público y encaran una etapa de nuevas composiciones y mucho ensayo. Guitarra, acordeón, bajo, percusión y voces alimentan el espíritu festivo de la banda, con ocho integrantes que la pasan bien arriba y abajo del escenario. “No puedo estar sin música, es algo que me atraviesa. Del mismo modo la veterinaria es mi vida”, comparte el vecino de Chacras.

La calle Mitre, el lugar de su veterinaria.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Beba Videla: La señorita de 1º grado -->

Beba Videla: La señorita de 1º grado

Generaciones enteras la recordarán como la maestra que daba la bienvenida a los recién ingresados de la escuela primaria. Visitamos a la “Señorita Beba” en su casa de Chacras para recordar sus historias de guardapolvos blancos y memorias en el barrio.

Beba junto a sus plantas en la casa que hace 45 años habita junto a su marido en Chacras de Coria.

Sobre una antigua mesa de madera, donde posan algunos portarretratos familiares, flores y unos pocos libros, Beba Videla tiene separadas fotografías de otro tiempo que encontró su marido, Jorge Videla. Son recuerdos de su época como docente, etapa por la que transitó durante 25 años, muchos de ellos en la Escuela Teresa O´ Connor como maestra de primer grado. Salir por las calles de Chacras de Coria, donde lleva más de cuatro décadas como vecina, implica muchas veces responder al amoroso saludo de tantos alumnos que aún hoy la llaman: “Señorita Beba”. La emociona el recuerdo de los niños ahora adultos que atesoran anécdotas de cuando el desafío era aprender a leer y a escribir con la inocencia todavía a cuestas. Beba se considera una maestra por vocación, lo suyo fue siempre la enseñanza y el acompañamiento de los más chiquitos en la búsqueda del conocimiento.

En 1961 Beba Videla fue nombrada docente en una escuela de Tunuyán y más tarde trasladada a la Comandante Torres de Luján de Cuyo hasta que permutó y llegó a la Teresa O´Connor. Luego de 25 aniversarios de trabajo en el aula pasó a ser miembro en ejercicio de la Junta de Disciplina del Ministerio de Cultura y Educación a cargo del doctor Hugo Duch durante el gobierno de Felipe Llaver. “Es un orgullo para mí ver que mis ex alumnos recuerdan con cariño a su primera maestra, entre ellos, Alberto Cabanillas, Mario Nápoli, Andrés Sconfianza, Robertito y Gonzalo Merlo, Sergio Mema, Pety, los hijos de la docente y compañera Perla de Gracia, Laurencio Sánchez y los chicos de la Panadería Colovatti”.

Otra vida, otros tiempos. La década del ‘70 y el ‘80 en el pueblo chacrense invitaba, cuando el clima acompañaba, a tener clases bajo la sombra de un árbol en la Plaza y a salir en caravana a conocer el barrio, tema siempre presente en el programa de primer grado. “Recuerdo a Chacras como una gran familia: tranquila, segura, respetuosa de sus mayores y sus tradiciones. Una de esas costumbres era reunirse en la Plaza con los vecinos y los niños. Recuerdo los tradicionales desfiles para las fiestas patrias y también con nostalgia, los tradicionales buzones rojos. Los paseos en bicicleta, los comercios que ya no están; cambió mucho todo”, dice la mamá de Marcela y Jorge, quienes se iniciaron en la vida escolar participando en la misma escuela donde ella ejercía.

“Toda mi carrera como maestra fue por vocación y en la escuela pública, rodeada de guardapolvos blancos. Mis directoras en la Teresa O´Connor fueron la señora de Pannochia y Wadia Eláskar. Algunas compañeras que recuerdo son Cuqui Lúpoli, Perla de Cabanillas, Perla de Gracia, Chita Perone, la Tatana de Merlo, María Gómez y la Chela Cocucci”, enumera y agrega: “No puedo olvidarme de cuando los chicos Cabanillas salieron a recorrer las calles de Chacras con la intención de vivir como linyeras, con el palito y la ropa envuelta”. Padres solidarios con las docentes, chicos respetuosos, ganas de aprender y compartir la tarea en conjunto son algunos de los valores que Beba encuentra de algún modo perdidos en la actualidad.

¿Cómo era una tarde en la escuela por entonces? Después de izar la bandera, cantar el himno nacional y formar fila en la puerta del aula, los niños tomaban asiento y se predisponían para las enseñanzas del día en sus cuadernos de hojas cuadriculadas. El pizarrón era el espacio donde letras y números se agolpaban para ser incorporados por los chicos de seis años. Cuando un niño enfermaba, Beba lo iba a visitar, cuando alguien necesitaba ayuda con la tarea, llegaba entonces a su casa; en el caso de que no tuvieran recursos para comprar libros, Beba fabricaba lo propio en el mimeógrafo, un instrumento utilizado para hacer copias de papel. Y así acobijó con sus enseñanzas a las infancias que pasaron por su vida. Y así son tantos los hombres y mujeres que la recuerdan con cariño como la primera maestra: “La Señorita Beba”.

En la tradicional foto de grado en la puerta de la Escuela Teresa O'Connor. 1º grado - Año 1978

Chacras hoy

“Ya no veo la unión que existía antes. Por empezar los autos no respetan nada, mucho menos al peatón. Los domingos yo salía en bicicleta a las 8 de la mañana a comprar las facturas calentitas, algo que ya no puedo hacer por mi edad, pero que de cualquier manera sería imposible por el tránsito que hay. El saludo en las calles se perdió, quedan pocos amigos. Cambió mucho todo”.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

Obra de pavimentación con ciclovía en marcha: Estrenamos calle Álzaga -->

Obra de pavimentación con ciclovía en marcha: Estrenamos calle Álzaga

Finalmente y luego de mucho tiempo de congestionamientos viales, la calle Álzaga fue rehabilitada para la circulación vehicular. En breve vendrá la ciclovía y luego la fundamental reforestación para que la obra quede terminada por completo.

Grande Álzaga. Ocho metros de ancho en la intersección con Besares, que incluyen dos carriles exclusivos de giro para mitigar el tiempo de espera cuando necesitamos doblar

Según explicó el subsecretario de Obras e Infraestructura del municipio, Esteban Allasino, la obra, de un kilómetro y medio de extensión entre Besares y Pueyrredón, comprendió la reconstrucción de cuneta, cordón y banquina; la demolición de la carpeta existente y creación de una carpeta nueva -excepto en el tramo entre Liniers y Larrea que se realizó bacheo y reencarpetado- y la reconstrucción del sistema de alcantarillado –bocas de tormenta y rejillas-.

Se construyeron nichos para la próxima reforestación, a realizarse en el mes de julio, que vendrá a reemplazar los ejemplares erradicados para la ejecución de esta obra de infraestructura. Especialmente el frondoso eucalipto que señoreaba en el lugar y al que muchos vecinos intentaron infructuosamente salvar.

También “se previeron conexiones subsidiarias en veredas” conjuntamente con AySam, así futuras conexiones domiciliarias “no tendrán que romper mucho de lo recién hecho” en el arreglo de esta calle, explicó el funcionario.

Ahora, con esta casi autopista en que se transformó la antigua estrecha calle Álzaga, las autoridades deberán prever mecanismos que induzcan a los automovilistas a que disminuyan la velocidad de circulación, algo a lo que nuestros vecinos son muy afectos.

Llega la ciclovía

La construcción comenzará en el mes de abril, ya que antes se deben  reubicar los postes de servicios, según palabras del ingeniero Allasino. Ya se están ejecutando los trabajos en Almirante Brown, que quedará conectada con Besares por Álzaga. Serán tres kilómetros de ciclovía que, según afirmó el funcionario, estarán terminados a mitad de año.

Otros tramos de la futura ciclovía -que todo parece indicar este año podremos disfrutar- son: uno paralelo al canal Viamonte entre calles Orsini y Besares; otro por calle Italia entre Besares y Liniers, y finalmente, los dos kilómetros de Almirante Brown entre Viamonte y el Canal Cacique Guaymallén, que están siendo repavimentados y cuyo margen norte, incluirá la ciclovía.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (0)

“Noches de Verano” en Chacras de Coria -->

“Noches de Verano” en Chacras de Coria

La Plaza Gerónimo Espejo se transformará en un circuito artístico destinado al disfrute.

Desde el viernes 13 de enero hasta el sábado 18 de febrero, la Delegación Municipal de Chacras de Coria junto a Encuentro INDI organizan un ciclo de espectáculos artísticos gratuitos destinados a las familias. El objetivo es promover y apoyar a los artistas, diseñadores y emprendedores regionales para que vecinos y turistas se vinculen con el arte y el diseño en espacios públicos.

Títeres, música, ilusionismo, magia, artistas visuales, diseñadores y emprendedores forman parte de la agenda que los días viernes y sábado de 20 a 24 hs., protagonizarán la noche en la plaza distrital de Chacras. Quienes visiten el evento también podrán disfrutar de la propuesta gastronómica de los foodtrucks de la Asociación Mendocina de Gastronomía Móvil (AMEGAN), con comida saludable y apta para celíacos.

El ciclo “Noches de Verano” es con entrada gratuita y comienza el viernes 13 y sábado 14,  con la actuación del Mimo Pachi, la intervención en vivo del artista plástico Nicolás Loüet y el espectáculo de la pareja de baile rosarina Tango Bandoneón.

Escrito en Destacados, VecinalesComentarios (1)

Encuesta

  • ¿Le parece positivo el cambio de sentido en las calles Italia y Loria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Cubierto
Cubierto
9°C
sensación térmica: 12°C
humedad: 81%
 
Correveidile en Facebook

 

mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Chacrificados

Edición Papel