Archivo | Tendencias

Cómo producir compost en forma sencilla y disminuir la contaminación ambiental -->

Cómo producir compost en forma sencilla y disminuir la contaminación ambiental

Soluciones sustentables al alcance de la mano. Un ingenioso aparato nos permite producir de manera higiénica y eficiente nuestro propio compost para utilizar en el jardín, la huerta y las macetas. De paso contribuimos a disminuir el volumen de los basurales y, por ende, el calentamiento global.

Por Adriana Sayavedra

Heidi Seltzer es una joven emprendedora recibida hace poco más de un año de ingeniera en Recursos Naturales Renovables en la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo. Preocupada por el medio ambiente, de inmediato pasó de la teoría a la práctica, al aplicar lo aprendido en un método de reciclado de residuos familiares beneficioso tanto desde lo individual como desde lo colectivo.

Así fue que, con el aporte de su hermano ingeniero químico, se lanzó al diseño y fabricación de composteras familiares -y, por qué no, comerciales-. “Estoy segura de que entre todos podemos lograr un desarrollo más sustentable”, asegura Heidi en su página de facebook. Y continúa: “Mi empresa tiene como misión desarrollar productos que hagan más fácil una elección de vida responsable y activa con el medio ambiente.

La idea le surgió en sus viajes de especialización por Europa. Es que recién recibida, Heidi viajó becada a Francia y luego a Suiza a capacitarse en el tratamiento de los residuos.

Durante su estadía en el Viejo Continente, a Heidi le llamó la atención el manejo que la gente y los municipios hacen de los residuos, especialmente de los orgánicos, “algo que acá no existe, más allá de los proyectos de clasificación que hoy están funcionando, como el caso de Puntos Verdes. Es lamentable que se desperdicien los residuos orgánicos que cada familia produce. La gente debería encargarse de esto por sí misma ya que no sólo lo puede reutilizar para abonar el jardín o las macetas, sino que contribuye a disminuir el uso del camión recolector que debe trasladar la basura que sacamos, consumiendo más combustible”, fundamenta Heidi su proyecto.

Y cuenta que, según constató en su experiencia europea, “allí la mayoría de las familias tienen dos basureros separados: uno para los residuos orgánicos crudos -que son los que se van a compostar- y otro para todo lo demás que se desecha. Luego arrojan sus residuos orgánicos a su propia compostera”.

Heidi, la joven emprendedora.

La acción estatal: Según relata Heidi, en Europa la concientización se baja desde el sector público. “Los municipios aplican diferentes iniciativas según la idiosincrasia del lugar, por lo que la logística cambia en cada organismo: algunos cobran la recolección de la basura no clasificada, otros pagan al vecino por los residuos clasificados con el mismo concepto que acá te devuelven el dinero del envase cuando compramos una cerveza”.

Peor que el dióxido de carbono: “Concientizarse sobre el reciclado  de nuestros desechos es un gran aporte ambiental porque la mitad de los residuos que generamos son orgánicos. Los basurales a cielo abierto, al no descomponerse aeróbicamente, porque la basura se amontona y compacta, generan mucho gas metano. Este gas genera cuatro veces más calentamiento climático que el dióxido de carbono. Si la gente se acostumbrara a reciclar sus residuos orgánicos –utilizándolo para producir su propio compost- también se reduciría el volumen de los basurales a la mitad”.

¿Qué es? La compostera creada por Heidi es un prisma hexagonal de chapa galvanizada, con aireación lateral y dividida en dos compartimientos, cada uno con su tapa y manija, pintados por dentro con una mano de primer y otra de epoxi, para una mayor durabilidad. Los dos compartimientos son para ir utilizando uno, mientras se completa el otro. “El tema es que el compost debe descansar para ser efectivo. Entonces mientras uno se hace, se va usando el otro”. Viene en dos modelos: uno más grande, de 230 litros de capacidad, como para una familia de cuatro personas o más; y otro más chico de 130 litros.

Cómo funciona: Se arrojan en uno de los compartimientos los deshechos crudos de la cocina y a continuación se gira la compostera. Esto es importante para asegurar el ingreso de oxigeno, ya que los microorganismos que “producen” el compost son aeróbicos. De esta manera, se evitan malos olores, y se acelera el proceso. En tres o cuatro meses el resultado será un material similar a la tierra negra y rica en nutrientes, con olor justamente a tierra nutritiva. Nuestro abono orgánico está listo para usar.

Cómo se adquiere: Hasta ahora Heidi comercializa su producto en ferias ecológicas y a través de Internet. Para contactarse: sel.heidi@gmail.com; en FB: Heidi Seltzer En Mercado libre y en la página de Soluciones sustentables: compostmdz

Qué es el compost: Se trata de un abono orgánico que sirve para mejorar la calidad del suelo y de los productos obtenidos, por eso es tan beneficioso para la tierra del jardín y de cultivo. Es el resultado de la acción microbiana -bacterias y hongos- sobre los residuos orgánicos.

“La mezcla ideal para lograr un buen compost es mitad de residuos crudos de la cocina –no los cocidos porque generan podredumbre-, como frutas, verduras, hojas verdes, café, te, mate, ricos en nitrógeno; y la otra mitad, material seco del jardín: hojas secas, aserrín, papel, astillas cartón, paja, que aportan el carbono necesario. Así se alcanza una adecuada relación carbono/nitrógeno. También es bueno agregar cada tanto las cenizas de la chimenea o de la churrasquera para compensar la acidificación.

Se realiza así un proceso aeróbico que no se fermenta ni produce malos olores y que genera dióxido de carbono al igual que los humanos”. Heidi aconseja combinarlo con un poco de tierra común tanto en el jardín, como en la huerta y las macetas.

Qué compostar

Secos: Hojas secas, Césped deshidratado, Flores marchitas, Ramas pequeñas y blandas, Aserrín, Servilletas y pañuelos de papel

Húmedos: Restos de frutas y verduras, Residuos y filtros de café, Yerba mate usada, Bolsas de té, Césped fresco, Bosta fresca

Evitar: Carne, Pescado, Salsas, Huesos, Aceites y grasas, Excremento de mascotas, Productos higiénicos, Revistas ilustradas, Malezas, Plantas con enfermedades

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Cambio posible: Tomar decisiones sustentables -->

Cambio posible: Tomar decisiones sustentables

En la actualidad, no hace falta argumentar la necesidad de incorporar prácticas sustentables en nuestras acciones cotidianas. El cuidado del medio ambiente es un tema en agenda desde hace tiempo.


Por Victoria Di Césare*

Ya en el año 1987 la ONU definía el concepto de desarrollo sustentable como “el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Esto surge a partir de la preocupación, cuando se empezaron a conocer datos sobre el agotamiento de los recursos naturales, el cambio climático, la desertificación, y demás consecuencias aceleradas por distintas prácticas humanas.

Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido desde que hablamos por primera vez de sustentabilidad en los términos actuales, esos datos no han disminuido, por el contrario, siguen aumentando. Para visibilizar esta idea, los invito a visitar la plataforma de la fundación Global Footprint Network (https://www.footprintnetwork.org/) que nos muestra la huella ecológica. Una herramienta que mide los recursos naturales que demandamos, en comparación con los que la tierra puede recuperar en el mismo tiempo. Esta medición nos dice que, actualmente en el año 2019, necesitamos casi dos planetas tierra para satisfacer esa demanda, en promedio mundial, la humanidad se terminó los recursos disponibles para todo el año el día 29 de junio. Esto significa nada más y nada menos, que el resto del año estamos consumiendo nuestras reservas. Esto sucede hace décadas y cada año se ha ido acelerando esa demanda.

Tratados, pactos y diferentes normativas se han generado alrededor del mundo con la intención de contrarrestar esa tendencia. Como, por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por las Naciones Unidas en 2015, que plantean 17 objetivos a los cuales adhirieron a implementarlos 193 países en el período 2015-2030, donde Argentina fue uno de esos países. Es importante aclarar que la sustentabilidad abarca tanto el aspecto ambiental, como el económico y el socio-cultural.

Todavía falta mucho por hacer, y uno de los puntos clave del problema es la información. Que es lo que permite tomar buenas decisiones. Si desconocemos los impactos que genera un producto, un proceso, un servicio, o una determinada materia prima, claramente, no sabremos si nuestras decisiones como productores o consumidores, son más o menos sustentables. Lo cierto es que no tenemos esa información de la mayoría de los productos de consumo cotidiano.

Existen herramientas específicas para conocer estos datos, y están basadas en el Análisis de Ciclo de Vida, LCA (Life Cycle Assessment, por su nombre en inglés), que permite obtener datos muy concretos de los impactos ambientales producidos en todo el ciclo de vida de un objeto. Estas herramientas de análisis, requieren especialización, uso de software y bases de datos específicas. Por lo que todavía se utilizan solo en grupos de investigación, en Mendoza por ejemplo, está el grupo Cliope de la UTN, referentes en el tema a nivel nacional (https://cliopeutn.wordpress.com/).

Frente a esta realidad, podemos tener en cuenta algunos puntos para ser más sustentables. En primer lugar, tener en cuenta todo el ciclo de vida del producto y tratar de obtener la mayor información que podamos. El ciclo de vida de un objeto se refiere a todas las etapas del mismo que van desde la extracción de las materias primas necesarias, los procesos de transformación que se necesitan en su etapa de producción, la distribución y transporte del producto y sus piezas, el gasto de recursos y energía durante la etapa donde lo usamos o consumimos; y por último el fin de vida, donde observamos si el producto es reciclable, reusable, desarmable para recuperar sus piezas o si es un desecho que termina en un basural.

En cuanto a las materias primas, elegir fuentes certificadas renovables, materiales locales y de pocos procesos de transformación. Observar si la fábrica tiene algún tipo de certificación, si utilizan energía de fuentes renovables, buscar la menor cantidad de procesos productivos necesarios. Optar por productos de larga vida útil, producción local nacional, para bajar el impacto por transporte y distribución. Los electrodomésticos con uso de energía que tengan etiquetado A. Elegir productos con poco material de envases y embalajes, o intentar que sean de materiales reciclables. Tratar en lo posible de usar la menor cantidad de descartables posible, ya que son materiales de alto impacto es su extracción, materia prima derivada del petróleo, un proceso productivo de alta gasto energético y muchos de esos materiales no se reciclan.

Lo cierto es que existen muchos puntos a tener en cuenta para disminuir nuestros impactos ambientales. Pero comenzar por informarnos es un gran paso. Saber buscar fuentes confiables, profundizar la información brindada por los fabricantes y, sobre todo, acercarnos al conocimiento del origen y el fin de vida de lo que consumimos, puede realmente darnos una mirada más sustentable para la toma de decisiones.

*Diseñadora Industrial formada en la UNCuyo. Maestría en Desarrollo Sustentable (tesis en curso) UTN Regional Mendoza. Trabaja en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) como responsable del área de Diseño Industrial, de la sede Mendoza. Forma parte del equipo de Industria 4.0 y coordina el Ciclo del Hábitat Sustentable INTI-Mendoza. Miembro del equipo de implementación del Sistema de Gestión de la Innovación IRAM 50501 en el instituto.

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Talleres sobre Agroecología en La Casita Curandera -->

Talleres sobre Agroecología en La Casita Curandera

Una referente chilena de la agroecología, autoexiliada por las amenazas que recibió en su país, estará dando talleres en Mendoza. Se trata de Patricia Núñez Dedos Verdes, de la Escuela Agroecológica en Resistencia Reberde. Será el Lunes 25 (Siembra con las Fases de la Luna), Martes 26 (Semillas) y Jueves 28 de noviembre (¿Cómo y cuándo sembrar), a las 19 hs. El intercambio propuesto para cada taller es de $600. Si desean hacer los tres talleres el intercambio es de $1500. Para más información: Fb: Casita Curandera; Whatsapp: 261 5252093.

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Consejos a la hora de elegir una escuela de verano -->

Consejos a la hora de elegir una escuela de verano

Se acercan las vacaciones y pensamos en la mejor manera de ocupar el tiempo libre de los chicos. La colonia de vacaciones o escuela de verano, ¿es una buena opción?

Por Laura Georgina Romero

Pues, sí. Es una opción frecuente y válida, siempre que ofrezca el cuidado y la contención socio-emocional necesarias para nuestros niños, que tenga propuestas físico-motrices, recreativas, de vida en la naturaleza y que inicie o continúe con los conocimientos de natación y las actividades acuáticas, que es lo más requerido por los padres.

La colonia de vacaciones es una propuesta más extensa e intensa, ya que comprende doble turno o jornada completa; mientras que la escuela de verano propone medio día, compartiendo actividades de cuatro horas diarias. Esta última es la que está institucionalizada en los clubes y entidades de nuestro medio. No debemos olvidar las ventajas que nos brindan estos programas lúdicos, que además de impulsar el desarrollo de diferentes habilidades motrices, promueven la integración de valores como el compañerismo, el respeto mutuo, el trabajo cooperativo y en equipo, la comunicación, la creatividad y la socialización.

Para algunos papás la elección es sencilla; pero para los que optan inicialmente por esta experiencia, debería ser más pensada y no tan simple. Les recordamos algunos aspectos relevantes a la hora de elegir una escuela de verano para nuestros hijos:

  • Las instalaciones: Verificar los espacios de trabajo, que sean amplios, de césped natural, que estén delimitados y señalizados con el fin de que los niños (sobre todo los más chiquitos) tengan referencias espaciales para su seguridad. Es importante consultar dónde juegan los niños en días de lluvia o mal tiempo.
  • La piscina debe estar cercada, señalizada, contando con un guardavidas que supervise y visualice permanentemente las actividades dentro de la misma.
  • Los baños y vestuarios tienen que estar en condiciones e higienizados, con personal que los cuide constantemente.
  • No olvidemos controlar que la institución posea asistencia médica de urgencia en caso de accidentes.
  • El proyecto: Es importante conocer de qué se trata y cuál es su finalidad. No debe ser una guardería de verano, por el contrario, las actividades deben ser planificadas y organizadas, y la oferta deberá poseer mucho contenido lúdico atractivo, variado y motivador al aire libre dentro de un marco reglado, para que los chicos puedan disfrutar toda la temporada de vacaciones. En la propuesta no puede faltar el clásico “Campamento”, en el que se desarrollan valores significativos en cuanto a la convivencia y a la vida en la naturaleza, ayudando a formar conductas independientes y autónomas.
  • Debemos asegurarnos de que los coordinadores y/o directores del programa de verano, posean el título de Profesor de Educación Física, ya que son los más capacitados para desarrollar esta tarea.
  • La organización: Cada niño debe poseer una ficha médica con los datos más importantes en cuanto a su salud física.
  • La cantidad de niños por grupo es fundamental. Debe asignarse un profesor cada diez niños, con el objeto de lograr un buen control y seguridad, sobre todo en el medio acuático y en las clases de natación.
  • Finalmente, estemos atentos a las necesidades o inquietudes de nuestros hijos; permanezcamos comunicados con los docentes y guías de grupo, acompañando este proceso que para muchos niños es novedoso y desafiante.

*Profesora de Educación Física y Psicomotricista.

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Tienen menos de 30 y modificaron su forma de vivir para cuidar el planeta -->

Tienen menos de 30 y modificaron su forma de vivir para cuidar el planeta

Mientras que en los adultos la idea de colapso climático es difusa, para los más chicos no hay discusión. Shampoo de cannabis, tupper en vez de plásticos descartables y comida orgánica, los hábitos de los activistas ambientales del futuro inmediato.

Por Penélope Canonico, Diario Clarín

Ser sustentable es un estilo de vida, al menos para los más jóvenes. Mientras que en el mundo de los adultos la idea de crisis climática es difusa, en los más chicos ya no existe discusión: hay que hacer algo urgente y ponerse a cuidar el planeta con hechos concretos, domésticos y cotidianos. Uso responsable, colaborativo y reutilizable son algunos de los pilares sobre los que se plantan para prevenir y mitigar el impacto ambiental que producen casi todas las acciones humanas.

Pero ellos dieron un paso adelante. Lo hicieron naturalmente, abrumados de evidencia científica. Y modificaron sus formas de consumo para dar el ejemplo y establecer un nuevo paradigma, basado en el uso consciente de los recursos naturales. Son activistas ambientales de lo inmediato. Muchos  de ellos ahora potenciados por la energía de Greta Thunberg, la adolescente sueca que protestó por la falta de acción de los mandatarios del mundo ante la crisis del calentamiento global.

“Vivimos en un mundo donde se destruyen ecosistemas. Es necesario actuar desde nuestro lugar”, destaca Florencia Beviglia (30) cuya dieta alimentaria se basa en alimentos orgánicos libres de químicos. Abandonó los productos de origen animal y sus derivados por entender a la industria ganadera como la principal emisora de gases de efecto invernadero.

El concepto sustentabilidad también se extiende al make up, los cuidados de la piel y del cabello. Artículos naturales y orgánicos -certificados bajo normas ecológicas y no testeados en animales- forman parte de la oferta cosmética que reemplazó a los productos industriales. Por ejemplo, Sofía Vaca (24) opta por el shampoo de cannabis y elige cremas y pasta dental libres de parabenos, sulfatos y aceite de palma. “No puedo ser tan hipócrita de dejar que un conejo esté a prueba en un laboratorio para que yo pueda tener el pelo más sedoso o usar un mejor rimel”, explica.

Ir a nota completa de Clarín: https://www.clarin.com/sociedad/generacion-conciencia-climatica-30-modificaron-forma-vivir-cuidar-planeta_0_8B90ZpqQ.html

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Festival de Food Trucks en Luján de Cuyo -->

Festival de Food Trucks en Luján de Cuyo

El evento se llevará a cabo los días 15 y 16 de diciembre en el predio de “Luján Playa” de Las Compuertas, ambos días de 11 a 24 hs.

Esta fiesta gastronómica es organizada por la Asociación Mendoza de Gastronomía Móvil junto a FIIS (Festival Internacional de Innovación Social). En esta edición, el Festival convocará a 33 food trucks de Mendoza, espacio de diseñadores, shows en vivo, ballets culturales, clases de cocina y espacio para niños con actividades especiales.

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Se viene el Foro Socioambiental de Mendoza -->

Se viene el Foro Socioambiental de Mendoza

El viernes 30 de noviembre, de 18 a 22 hs. en el Hotel Gala y el sábado 1 de diciembre, de 8.30 a 17 hs. en la Facultad de Ciencias, Políticas y Sociales de la UNCuyo, se realizará el  6° Foro Socioambiental Mendoza y el 1° Foro Nacional.

El lema de estos encuentros toma como referencia el Foro Social Mundial de Porto Alegre, creado en el año 2001, y es: “Otro mundo es posible”. Se desarrollarán talleres de diálogo, intercambio y acciones sobre: Educación y arte, Espiritualidades: respeto y evolución, Igualdad y movimientos sociales, Comunidades originarias, Economía y trabajo, Ambiente y ecosistema, Soberanía alimentaria, Salud y huerta hogareña.

Asimismo habrá expresiones artísticas, yoga, sorteos, feria de artesanos y comidas típicas. La participación es libre y gratuita.

Para informes e inscripciones, anotarse en foro.s.mendoza@gmail.com

Escrito en TendenciasComentarios (1)

Cátedra de Movilidad Urbana en Chacras de Coria -->

Cátedra de Movilidad Urbana en Chacras de Coria

El jueves 16 de agosto a las 15.30 hs. el punto de reunión será la Plaza principal del distrito para quienes deseen ser parte de la Cátedra de Movilidad Urbana que organizan los arquitectos Oscar Razquin y Verónica Escudero. El objetivo es recorrer distintos espacios en bicicleta y aprender de la clase abierta que darán para analizar el territorio desde una escala más humana. Para más información comunicarse al 2615071663 o 2616219964.

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Autos clásicos recorren la Cordillera de los Andes -->

Autos clásicos recorren la Cordillera de los Andes

En esta edición del Winter Rally participan 45 autos con 90 corredores de Francia, Italia, Suiza, Colombia, Brasil y Buenos Aires, Salta, Córdoba, Rosario y Tucumán.

Se trata de una competencia de autos clásicos donde se vive la gran aventura de recorrer en pleno invierno los caminos de la Cordillera de los Andes. Este viernes 10 de agosto se largará la “Etapa Pre Cordillera de los Andes” desde Club Tapiz, por los caminos de Medrano, visitando la Bodega Renacer, para luego recorrer el nuevo camino de Cacheuta, que conecta con el perilago de Potrerillos. La Posada del Blanco recibirá a los participantes en Potrerillos con un cálido almuerzo invernal, a orillas del Río Blanco. El Gran Hotel Potrerillos será el epicentro del evento, que largará el sábado 11 de agosto la “Etapa Maratón” con el desafío de llegar a la base del cerro Aconcagua, el más alto de América con 6.962 metros, y a la base del Cristo Redentor en Las Cuevas, declarado como pueblo auténtico por el Ministerio de Turismo de la Nación.​​

Foto: Mendoza Post

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Cómo cuidar el jardín en otoño -->

Cómo cuidar el jardín en otoño

Con las bajas temperaturas conservar la vitalidad del césped y las plantas es fundamental. Consejos útiles para mejorar tu parque.

Fuente: Diario Los Andes

En primavera y verano todo florece y abundan los colores, pero llega el otoño y los jardines, sobre todo en zonas áridas como Mendoza, parecen un cementerio de plantas y hojas. Los primeros fríos hacen estragos en el césped y algunas especies no resisten las bajas temperaturas.

Para mantener con vitalidad los espacios verdes del hogar debemos tener en cuenta ciertos cuidados que están a nuestro alcance.

La ingeniera agrónoma Andrea Román nos brinda algunos consejos útiles para darle batalla al frío y hacer del jardín un vergel todo el año.

Riego y poda

Una de las actividades que cambia radicalmente con la estación es el riego, tanto del césped como los canteros.

“Los riegos se van espaciando cada vez más en otoño e invierno. Por ejemplo, el césped se debe regar tres veces por semana y los arbustos, cada siete o diez días. El otoño también es buena época para realizar los trasplantes de árboles y arbustos de hoja caduca. Para trasplantar los de hoja perenne, hojas que se renuevan a lo largo del año, es mejor esperar a que llegue el invierno. Igualmente siempre debemos tener especial cuidado con el riego, ya que al realizar el trasplante se dañan muchas raíces”, apunta la especialista.

En cuanto a la poda, actividad típica del invierno, la limpieza principal se realiza entre julio y agosto, aunque en otoño se comienza a cortar las ramas secas y enfermas de los árboles y arbustos.

“La poda puede ser perjudicial si es excesiva y sin criterio, ya que aumenta la sensibilidad a patógenos. Se recomienda sólo realizar poda para formar el ejemplar u otorgarle una buena aireación entre los diferentes brotes. Los arbustos de follaje persistente suelen mantenerse bien sin poda pero hay especies, como los rosales, que es mejor  podarlos a fin del invierno y de forma intensa para obtener una brotación vigorosa que dará abundantes flores”, apunta la especialista.

Otra de las tareas a realizar para conservar la especie es el almacenaje de los tubérculos de las plantas estivales, como por ejemplo la begonia, la dalia, la cala de color y el lilium.

“En el caso de los tubérculos se sacan los bulbos de las tierra una vez que las hojas se han secado, dado que la mayoría de estos bulbos no soportan las heladas. Luego hay que guardarlos en un lugar seco, oscuro y libre de heladas hasta la primavera cuando se vuelven a plantar”, explica Andrea Román.

Ir a la nota completa: https://losandes.com.ar/article/view?slug=otono-como-cuidar-tu-jardin-en-la-estacion-dorada

Escrito en TendenciasComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Se siente segura/o en Chacras de Coria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
26°C
sensación térmica: 25°C
humedad: 64%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

enero 2020
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Chacrificados

Edición Papel