Archivo | Destacados

La cocina de Omar Peralta*: Berenjenas a la parmesana -->

La cocina de Omar Peralta*: Berenjenas a la parmesana

Es tiempo de berenjenas y hay que aprovecharlas antes de que se nos pasen de temporada. Vamos por esta versión tradicional, muy sana y sencilla: ¡una receta del corazón!

Ingredientes:

• Salsa de tomates 500 cc.

• Berenjenas 4

• Jamón cocido 200 grs.

• Mozzarella 200 grs.

• Salsa blanca 500 grs.

• Ajo 5 dientes

• Albahaca 1 atado

• Queso parmesano 100 grs.

Procedimiento:

Grillar las berenjenas en lonjas -con la piel- y en oliva, vuelta y vuelta. Salpimentar. También se pueden freír en aceite de oliva; queda al gusto de cada uno. Tomar una fuente para horno y colocar una base de salsa de tomates con hojas de albahaca, seguido de una capa de berenjenas, otra de jamón cocido, queso mozzarella rallado, salsa blanca mezclada con el ajo picado y volver a empezar, hasta llegar a la parte superior de la fuente. Terminar con queso parmesano. Llevar al horno a gratinar. Al servirlas, a mí me gusta acompañarlas con un cacharrito con chimichurri para que quien guste se lo agregue, salseándolas. ¡Quedan muy bien!

Cariños y salud,

*Sus Cursos de Cocina grupales, en su casa de Vistalba, son una maravilla. Para más información comunicarse con él al 261 656-5906

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

¡Hasta siempre, Peti Molina querido! -->

¡Hasta siempre, Peti Molina querido!

Dolor y alegría de saber que hasta tus últimos días de tu paso por la tierra demostraste entereza y humor, viendo la cosecha de tu siembra de amor y cariño, privilegio de transitarlos con el afecto de tu incondicional mujer, de tus hijos y de los amigos que pudieron estar con vos en tus momentos de despedida.

Te fuiste en paz, habiendo vivido lo vivido, una vida intensa de la manera que quisiste, llevando a cuestas los sabores y sinsabores que conlleva nuestro paso por ella, muchos tuvimos el privilegio de hacerlo junto a vos. Chau Ferrrrnando, Peti Molina querido, hermano de la vida. ¡Te extrañaré! Buen viaje en tu vuelo de libertad, que siempre te caracterizó. Allá nos encontraremos y algún motivo inventaremos para brindar nuevamente, tinto de por medio. ¡Andá averiguando alguna bodega cerca! Nació el 17/03/64, murió el 28/03/20. Por Alberto Cabanillas

Escrito en Destacados, NecrológicasComentarios (0)

Editorial: Ser y Tener (segunda parte) -->

Editorial: Ser y Tener (segunda parte)

En la primera parte (ver el número pasado), dejamos planteada una reflexión sobre el sentido que le damos a nuestra existencia sabiéndonos mortales. Cada ser humano goza del libre albedrío que le permite hacer según su buen parecer. Cada persona va construyendo su propio camino. ¿En busca de qué? Casi todo el mundo nos diría que lo que busca, lo que verdaderamente desea es ser feliz. Ahora bien, la cuestión es que cada cual busca la felicidad de distintas maneras.

Aristóteles, en el libro Z de su metafísica, trata el tema en profundidad. Como su razonamiento es bastante complejo haremos el esfuerzo de simplificarlo, aunque no de dar soluciones para ser felices. La primera idea importante es no buscar la felicidad (el sentido último de nuestra existencia) en cosas que, o bien nos las pueden arrebatar o bien las podríamos perder. Algunos confunden felicidad con alegría. La primera debería ser un estado permanente de nuestro ser, la segunda es siempre pasajera. La alegría casi siempre es momentánea. Nos alegra recibir una buena noticia, o encontrarnos con alguien querido que habíamos perdido de vista… En fin, este grato momento pasa rápido y luego continuamos con nuestra rutina.

En cambio, la felicidad debe ser un estado de ánimo permanente, que no esté dependiendo de circunstancias ajenas a nosotros. Algunas personas se empeñan con afán en tener ‘el auto de sus sueños’. Imaginemos que, con un poco de suerte, lo consigan. Encontró lo que tanto deseaba. Por ello lo cuida como al bien más preciado. Pasea en él orgulloso, mostrando su mejor sonrisa y deseando que muchas miradas se posen en él. Gasta mucho dinero en patentes, seguros, cochera… Pero un mal día, su felicidad (el automóvil) puede ser sustraído o sufrir un accidente o cualquier otra contingencia. Entonces se siente el ser más desdichado del universo. Ya no se siente feliz, piensa que todo su empeño fue vano y que volverá a tener que empezar de cero para reconstruir su felicidad.

Otros piensan que deben progresar. Tener una casa llena de confort. Y se desviven para lograr ese anhelo que los hará felices. Se dedican tanto a ello, que, sin darse cuenta, trabajan mucho más tiempo, descuidan a sus familias, no descansan lo suficiente, el mal humor se les hace algo cotidiano. Volvamos a suponer que después de tanto empeño logra poseer la casa soñada. La protege con rejas, con cámaras de seguridad, con carísimos seguros… Pero ya sabemos que en cualquier vivienda todo puede pasar. Lo peor sería un incendio y la destrucción total del inmueble. Se esfumó la felicidad.

Según el evangelio de San Mateo, Jesús dijo a sus discípulos: “No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban…” No nos desvivamos persiguiendo cada vez más bienes materiales. Eso no es progresar, es simplemente tener más. Y nuestra felicidad no puede estar pendiente de algo que podemos perder de un momento a otro. Los griegos antiguos (filósofos de distintas corrientes) llamaban ‘ataraxia’ a la disposición de ánimo, gracias a la cual una persona, mediante la disminución de deseos que puedan alterar el equilibrio mental y corporal, y la fortaleza frente a la adversidad, alcanza dicho equilibrio y finalmente la felicidad, que es el fin de nuestra existencia.

Escrito en Destacados, EditorialComentarios (0)

Coronavirus: El mundo en alerta -->

Coronavirus: El mundo en alerta

Escribe el médico infectólogo, encargado del área de Virología y HIV Ambulatoria del Hospital Español.

Dr. Ariel Battistini. Médico infectólogo (Mat. 7326).

Qué está pasando en el mundo? A fines de diciembre, el 31 de ese mes de 2019, se reportó al mundo que en China había una serie de casos de una enfermedad respiratoria que tenía una etiología desconocida y que probablemente se tratara de un cuadro viral desconocido hasta el momento. Finalmente se descubrió que el productor era un coronavirus, uno más de los miles y miles que existen en el planeta. Por desgracia este virus tiene un alto índice de transmisibilidad de persona a persona y rápidamente se expandió a nivel intercontinental y tuvo y tiene una diseminación masiva.

Hasta el 15 de marzo había más de 150.000 casos en el mundo, más de 5.000 muertes y una distribución tal que determinó que esto se tratara como una pandemia, tal vez la más grande conocida en la historia de la humanidad no por la cantidad de casos sino por la cantidad de países afectados. Hoy estamos en la Argentina tomando medidas drásticas para ver si podemos frenar la evolución y el desarrollo de esta pandemia. Estas decisiones sumadas a las que suceden en otros lugares apuntan a evitar que se produzca un crecimiento masivo de casos que no permitan que los sistemas de salud puedan soportar la pandemia. Los países, DEBEN obligatoriamente tomar medidas drásticas. El director general de la Organización Mundial de la Salud le pidió al mundo entero que tomara medidas agresivas porque sabemos que vamos a tener contacto con este virus todos.

Sabemos que entre un 85, 90% de los casos serán cuadros leves y esta es una de las maneras de transmitir calma a la población: resfríos comunes, cuadros tipo gripales, con fiebre, dolor de garganta, rinorrea, dolores musculares, y una gran parte de los cuadros serán asintomáticos. Hay un porcentaje del 10, 15% en el cual se pueden producir cuadros más severos, de tipo gripales que provoquen más necesidad de reposo, hasta cuadros de neumonía e insuficiencia respiratoria que está demostrado que se producen en personas mayores de 65 años o que tengan alguna enfermedadco-mórbida, como insuficiencia respiratoria crónica, EPOC, enfermedades cardiológicas, diabetes, enfermedades oncológicas o que inmuno deprimen, como el HIV o enfermedades reumatológicas que requieren de tratamiento con corticoides prolongados.

Este grupo de pacientes es el que más riesgo tiene de padecer la enfermedad grave y desgraciadamente, mayor riesgo de morir. El porcentaje globlal, que se ha determinado de mortalidad de este virus, ronda alrededor del 2,2 al 2,4%. Es muy bajo y es más bajo que la mortalidad que tuvo la gripe pandémica del H1N1 en el 2009. Pero es agresivo y severo porque ese 10, 15% de la población que puede llegar a tener una enfermedad más severa, puede realmente sobrecargar los sistemas de salud y hacerlos colapsar.

Para ser un caso sospechoso de coronavirus tenemos que tener algunos datos específicos: la sintomatología. Es un cuadro que empieza con fiebre, sí o sí tiene que estar. Esto, más dolor de cabeza, de garganta, tos, dificultad para respirar o síntomas aún más graves como la falla renal o el shock séptico, pero eso está ya más del lado de los médicos que del mismo paciente. A eso hay que agregarle que el paciente tiene que haber estado, dentro de los últimos 14 días, en algún país con circulación propia del virus o en contacto con un caso sospechoso o confirmado. Tiene que haber lo que se denomina el nexo epidemiológico, por lo tanto no todas las fiebres ni dolores de garganta son coronavirus. Esto es así hasta que empiece a haber circulación activa dentro de nuestro país, donde esto, obviamente va a cambiar.

Hay factores a tener en cuenta para prevenir la enfermedad y la diseminación del virus en la población. Ya sabemos que se han suspendido las clases y todas las actividades culturales como deportivas. Estas son decisiones justas y acertadas que está tomando el Gobierno y son realizadas en tiempo y forma, porque todavía no hay muchos casos en la Argentina, son todos importados y se han adoptado las medidas drásticas rápidamente.

Foto: Javier Gallar. Fila en la farmacia horas antes de que el presidente anunciara la cuarentena obligatoria.

Foto: Javier Gallar. Colectivo casi vacío horas antes de que el presidente anunciara la cuarentena obligatoria.

Escrito en Destacados, SaludComentarios (0)

Frenar la propagación: Responsabilidad y solidaridad -->

Frenar la propagación: Responsabilidad y solidaridad

Todas las personas tenemos instintos. Éstos los heredamos genéticamente y son necesarios para la vida. Uno de ellos es el de supervivencia. Instintivamente frente a un peligro de vida, reaccionamos para protegernos a nosotros y a nuestra familia. Frente a un inminente peligro no nos detenemos mucho a pensar, simplemente buscamos escapar de él.

Por Gabriel Gallar

Todos somos conscientes del peligro que representa para la sociedad esta pandemia que estamos padeciendo y nadie quiere ser presa de ella. Estamos bombardeados de información sobre cómo cuidarnos. No las vamos a reiterar aquí porque sería redundante. En cambio, queremos detenernos con un poco de calma, sobre lo que nos sucede cotidianamente. Leemos y vemos que cientos de personas se atiborran en los supermercados cargando los carros con cientos de productos. Bajo una especie de locura colectiva los súper vendieron en dos días, tanto como en Navidad. Mientras los empresarios dicen y repiten que el abastecimiento es y será normal. El que llega primero lleva todos los alcoholes en gel que encuentra. No piensa que el que viene detrás también lo necesitará. Y así en muchas situaciones. El miedo y también el egoísmo no da lugar a la solidaridad. Nos impide comprender que otra persona también necesitará lo que yo acaparo, en definitiva, se lo estoy privando al otro.

Desde el gobierno nos dan pautas claras de comportamiento para evitar contagiarnos o producir contagios. La básica es tratar de no deambular por la vía pública por que sí. Y los que están en riesgo cumplir con la cuarentena sin salir de casa. Es algo elemental para prevenir la enfermedad. Sin embargo, nos enteramos diariamente de personas que no respetan estas indicaciones. Es verdad que sentimos conculcada parte de nuestra libertad. No es fácil tolerar que desde el gobierno se nos imponga quedar encerrados en casa o restringir al mínimo posible salir de ella sin necesidad verdadera. Hay que tomar conciencia de la gravedad de la situación y actuar con responsabilidad y solidaridad por el bien de todos. No es fácil, pero estamos viviendo circunstancias excepcionales y debemos proceder en consecuencia.

Las redes sociales y los programas de televisión nos bombardean con datos, videos y hasta chismes sin importancia. En muchos programas de TV los panelistas son improvisados en el tema, son meros opinadores, han aparecido cientos de especialistas infectólogos. Confunden más de lo que aclaran. Nos angustian más que tranquilizarnos. Debemos mantener la sensatez y la cordura sin dejar de cuidarnos y cuidar a los demás. Para concluir, deseo compartir lo mejor que leí en estos días en un mensaje de un amigo. Un poco de esperanza y de utopía valen la pena. Sábado, 14 de marzo de 2020. Por: Edna Rueda Abrahams (fragmento) “Y así un día se llenó el mundo con la nefasta promesa de un apocalipsis viral y de pronto las fronteras que se defendieron con guerras se quebraron con gotitas de saliva, hubo equidad en el contagio que se repartía por igual para ricos y pobres, las potencias que se sentían infalibles vieron cómo se puede caer ante un beso, un abrazo.

Y nos dimos cuenta de lo que era y no importante, y entonces una enfermera se volvió más importante que un futbolista, y un hospital se hizo más urgente que un misil. Se apagaron luces en estadios, se detuvieron los conciertos, los rodajes de las películas, las misas y los encuentros masivos y entonces en el mundo hubo tiempo para la reflexión a solas, y para esperar en casa que lleguen todos y para reunirse frente a fogatas, mesas, mecedoras, hamacas y contar cuentos que estuvieron a punto de ser olvidados. Tres gotitas de mocos en el aire, nos han puesto a cuidar ancianos, a valorar la ciencia por encima de la economía, nos ha dicho que no solo los indigentes traen pestes, que nuestra pirámide de valores estaba invertida, que la vida fue primero y que las otras cosas eran accesorios. No hay lugar seguro, en la mente de todos nos caben todos y empezamos a desearle el bien al vecino, necesitamos que se mantenga seguro, necesitamos que no se enferme, que viva mucho, que sea feliz y junto a una paranoia hervida en desinfectante nos damos cuenta que, si yo tengo agua y el de más allá no, mi vida está en riesgo.}

Volvimos a la aldea, la solidaridad se tiñe de miedo y a riesgo de perdernos en el aislamiento, solo existe una sola alternativa: ser mejores juntos… Puede ser, solo es una posibilidad, que este virus nos haga más humanos y de un diluvio atroz surja un pacto nuevo, con una rama de olivo desde donde empezará de cero”.

Escrito en Destacados, SaludComentarios (0)

Arquitectura: “Toba” Farmache Delhez construye en Chacras de Coria -->

Arquitectura: “Toba” Farmache Delhez construye en Chacras de Coria

Seguramente podremos decir pronto, que el distrito tendrá una casa con la impronta del arquitecto y artista de nombre Cristóbal, nieto del maestro Víctor Delhez y parte de una numerosa familia de talentos creativos.

Por Onelia Cobos

Esto significa que el sello distintivo, vanguardista, deconstructivista y futurista del lenguaje arquitectónico de “Toba” nos preanuncia la existencia de un verdadero privilegio. Desde la libertad total en el uso del material elegido, chapa, hasta el ingreso, despierta el asombro el mundo de las formas fragmentadas y la danza lúdica de las líneas geométricas impredecibles, que suben, bajan, se ensanchan y estrechan lugares. Nos maravilla el desprejuicio de los cortes.

Dos niveles anuncian un dormitorio en la planta alta. El mundo verde intocado acaricia cada metro construido. Cantan los pájaros y se hamacan en las ramas que felices agradecen el caos controlado que las respeta sin atropello. La planta baja refugia a los tableros donde el artista produce dibujos, grabados y pinturas, muchas de las cuales han sido colocadas en un suspendido sobre techo.

A un costado del área, el baño juega con los espejos de luz filtrada por paredes triangulares. Nos traslada al mundo de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid. Este desequilibrio geométrico nos  saluda y recuerda aquel otro asombro que ofreciera Cristóbal con su trabajo de tesis: “El Museo Nacional del Grabado”.

La construcción crece de a poco. Guardará muy probablemente la sorpresa de su abuelo por el acceso al lugar por una convencional calle, recientemente abierta. La decisión de aquel abuelo de desalentar las rutas viales para acceder al terreno Delhez será siempre parte del recuerdo.

Una puerta de chapa, muy alta y angosta recibe al visitante que queda extasiado con un parche verde de césped. La puerta, enmarcada elegantemente en hierro negro nos recuerda las altas y finas figuras de ángeles y monjes de la monumental obra de Víctor.

Está muy cerca el estudio del abuelo desde donde los duendes del talento descansan y esperan que esta absoluta creación artística se termine para el deleite y el orgullo de la población.

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Actualidad: La crisis de las representatividades -->

Actualidad: La crisis de las representatividades

El bolonqui que se armó con la derogación y posterior restablecimiento de la ley 7722, sumado a los procesos que están teniendo lugar en varios países, nos lleva recordar un par de cosas que venimos diciendo desde hace tiempo sin que, admitámoslo, nadie nos dé mucha  bola.

Por Dr. Alberto Montbrun – UNCuyo

1.- Legitimidad política versus licencia social

Rodolfo Suárez obtiene el 51 % de los votos y Anabel Fernández Sagasti, el 36 %. Si ambos se ponen de acuerdo en un tema crucial como la minería ¿cabe objetar la legitimidad de la decisión? La realidad muestra que sí.

Hay una concreta divergencia entre legitimidad política y licencia social. La gente (ese colectivo tan usado y clisheado) piensa por sí misma y se empina sobre el verticalismo de sus convicciones. Sale a la calle, se moviliza y obliga a recular. Se podrá argumentar que no hubo realmente un “debate” y que tanto la posición triunfante como la que busca facilitar la reapertura de la actividad minera cuentan con argumentos válidos a favor y en contra. Seguro, pero la militancia ambientalista jugó un papel catalizador muy importante porque hay elementos sencillos de visualizar y absorber por amplios sectores:

1) el agua es crucial para Mendoza;

2) la minería a cielo abierto contamina y consume mucha agua;

3) en los controles del Estado no cree nadie;

4) mientras no aparezca algo más seguro, mejor y confiable dejemos la 7722.

2.- Los representantes ya no representan

Hace décadas que las encuestas de opinión exhiben una constante y sistemática reducción del nivel de credibilidad, confianza e imagen positiva de los partidos políticos y las instituciones en general. En la actualidad menos del 80% del colectivo social se siente representado por algún partido concreto. Las opciones de voto se definen en cada elección en función de los candidatos y del nivel emocional de la gente. A ello se suma la desaparición –en términos prácticos, no de discurso y sanata– de los viejas ideologías rígidas, prescriptivas y programáticas. ¿Entonces? ¿Dejamos todo como está o empezamos a pensar algo distinto?

3.- La separación de poderes nunca fue real, pero ahora menos aún

Lo sabemos hace tiempo pero lo confirmamos ahora de nuevo: el congreso, las legislaturas y los concejos deliberantes están dibujados. Desde el surgimiento de la intermediación de los partidos políticos a principios del siglo pasado se generaron los roles de “mayoría oficialista” que vota todo por “lealtad” y no pregunta nada y “minoría opositora” que se opone y critica todo. Cualquier idea de debate o discusión en busca de síntesis superadoras ha desaparecido salvo excepciones (vg. juicio por jurados). Oficialismos y oposiciones son siempre iguales sea cual sea el nombre del partido. Cuando la UCR era oposición en Mendoza impedía el endeudamiento de la provincia que ahora como oficialismo quiere aprobar. El PJ se opuso a la fórmula de actualización de jubilaciones de Macri porque decía que perjudicaba a los jubilados…y ahora la deroga porque dice que es impagable. Patético.

4.- El pueblo delibera y gobierna cada vez más

Las representatividades están en crisis porque a lo largo de centurias hubo sectores sociales –élites, dirigencias, líderes, aristocracias, oligarquías– que tenían más acceso a la educación y al conocimiento que el resto. Ahora eso cambió y el conocimiento se democratizó absolutamente. Hoy hay mucha más sabiduría (y sentido común) en el colectivo social que en la legislatura o la casa de gobierno. Eso es nuevo y nos interpela. Los colectivos saben más que los líderes. Las preguntas que cabría formularse son:

1) ¿Puede haber democracia sin un parlamento representativo del colectivo social? Sin dudas que NO

2) ¿Puede haber democracia con una forma de mediación de la representación popular que supere el monopolio de los partidos y se abra hacia otros espacios sociales?

No apurarse a contestar. Mejor abrir la cabeza, ponerse creativos y mirar para adelante. Nuestra época es nueva y por lo tanto los anclajes en el pasado pueden ser inconvenientes para resolver los desafíos épicos que nos plantea la hora.

Imagen de los poderes de la Nación en la primera encuesta del año

Muy buena Buena Ni buena ni mala Mala Muy mala No sabe
Ejecutivo Nacional 16,4 19,8 26,7 14 15,4 7,7
Congreso de la Nación 4,9 15 35,4 20,8 17 6,9
Judicial de la Nación 2,6 5,7 21,4 27,9 36,9 5,5


Fuente: Inteligencia Analítica (Sebastián Galmarini) 2020


Escrito en Destacados, Info general, Qué pasa con...?Comentarios (0)

Medrano: nuevos senderos con historia vecinal -->

Medrano: nuevos senderos con historia vecinal

Los vecinos de la calle de “la piedra pintada” idearon un circuito peatonal que preserve esta emblemática vía de Chacras de Coria y que se encuentra bajo evaluación del municipio.

Por Federica Berra

Fue hace casi un año cuando la Municipalidad de Luján de Cuyo implementó un programa de recuperación progresiva de veredas, que respetara las características urbanísticas del lugar, para que los peatones pudieran circular con mayor seguridad por el espacio público. Este proyecto se sustentó en la Ordenanza 36/70, que estipula que los propietarios de las viviendas construidas sobre la línea de cierre deben hacer el retiro correspondiente para liberar el terreno perteneciente al municipio (y así poder construir las veredas). Las obras que implicaban estas renovaciones comprometían muchas de las cualidades que los vecinos tanto aprecian de la calle Medrano, como la antigua arboleda, entre otros aspectos identitarios.

Además, con las obras planteadas, el tránsito hubiera crecido de forma significativa y los autos iban a circular a mayor velocidad, perjudicando la seguridad de los peatones. También preocupaba el hecho de que algunos vecinos  iban a tener que modificar -incluso retraer- las fachadas de sus casas para respetar la nueva línea de cierre y cumplir así con la ordenanza. Al verse en esta complicada situación, los vecinos se reunieron para buscar otra salida favorable para todos, que no implicara talar árboles ni destruir viviendas, entre ellas, algunas “históricas”.

Fue así como Sergio Cerrone, vecino y arquitecto, desarrolló un circuito de senderos que respeta tanto a las arboledas como la disposición de las casas sobre la calle Medrano. El municipio recibió el proyecto de forma positiva y se llegó a un acuerdo: los pobladores aportarán los materiales de construcción, mientras que la Municipalidad colaborará con el soporte técnico. Desde la institución aseguran que esta senda peatonal garantiza la circulación segura del vecino desde calle Edmundo Correas hasta Viamonte.

Por su parte, el vecino y arquitecto Ricardo Zumel comentó a Correveidile que “esta forma de trabajo se llama ‘reordenamiento territorial con participación vecinal’ y está muy bueno que suceda, porque no pasa en otros lugares”.  Da cuenta de la importancia que tiene el hecho de que se trabaje de forma conjunta entre la municipalidad y los vecinos para resolver de la mejor forma posible este tipo de problemas. De esta manera, se pueden construir soluciones efectivas y en este caso, una alternativa que respeta la voluntad de los vecinos.

Escrito en Cultura, DestacadosComentarios (0)

Editorial: Ser y Tener (Primera parte) -->

Editorial: Ser y Tener (Primera parte)

El ser humano es el único animal del planeta dotado de razón y conciencia. Por ello, también, es el único que sabe fehacientemente que la muerte es su destino final. Desde pequeños sabemos que no somos perpetuos y que vamos a morir, aunque no sepamos nunca cuándo ni de qué modo.

Este sabernos seres finitos, con principio y fin, ha sido tema de muchísimas obras filosóficas. La muerte como presencia no deseada y, a la vez, como destino final, ha inspirado a muchísimos autores a preguntarse por el sentido de la vida.

¿Cuál sería el mejor proceder en este tránsito hacia la nada? Las religiones nos traen consuelo con una vida después de la muerte. La vida eterna, en algunos casos, o la reencarnación, en otros. Para ello debemos cumplir ciertas normas de conducta o mandamientos que aseguren nuestro paso a una vida mejor.

A todos nosotros, alguna vez, se nos vino encima la pregunta: “¿Cuántos años viviré?” Es un dilema simultáneamente terrible y fantástico, cuya única respuesta es la incertidumbre. Para atemperar un poco esta angustia hemos construido lo que se llama “esperanza de vida”. Se define a ésta como a la cantidad de años que un recién nacido puede llegar a vivir si los patrones de mortalidad por edades que predominan en el momento de su nacimiento, se mantuvieran invariables a lo largo de toda su vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en nuestro país esa expectativa se acerca a poco más de 76 años (los datos van cambiando y se espera que en pocos años más, lleguemos a los 83 -en el 2040-). Las mujeres más longevas son japonesas con una esperanza de vida de 86,8 años. Mientras que la población de Sierra Leona, en África, es la más baja de todo el planeta, de 50,8 años.

Supongamos que en Argentina una persona comience su vida “productiva” a los 18 años. Consigue alguna ocupación remunerada y empieza a labrarse “un futuro”. Consigue un trabajo. A cambio de su esfuerzo le dan dinero, que es el bien de cambio que todos usamos. Algunos reciben más y otros mucho menos. Pero no trabajamos solamente por el dinero. Aristóteles, hablando del tema, nos enseñó que el fin último del trabajo es el descanso.

La cuestión que sometemos a la reflexión es la siguiente: ¿Qué futuro queremos forjar antes de que la muerte nos sorprenda? Aquí cada cual y por su libre albedrío tomará las decisiones que considere mejores. Seguramente, la primera es satisfacer las necesidades básicas: vivienda, salud, educación, alimentación, protección y recreación. (Nada sencillo en la Argentina de hoy). Sigamos suponiendo que una vez logrado esto ya tenemos cierta estabilidad y algo de tranquilidad. ¿Y ahora? Algunos deciden por el tener y otros por el ser.

Escrito en Destacados, EditorialComentarios (0)

Feliz receta: El tomaticán de Omar Peralta -->

Feliz receta: El tomaticán de Omar Peralta

Que chileno, que mendocino, que sanjuanino… con carne, con charque, con choclos, con asado del día anterior, en fin, cada  aldea, cada casa, tiene su versión y naturalmente todas son bienvenidas. Aquí ofrezco la mía.

Ingredientes: 1/2 kg tomates perita bien maduros, 1-2 dientes ajo, 1/4 kg cebolla, 1 pimiento rojo chico, 2 huevos 1 cda., pan rallado sal, pimienta y orégano a gusto ají picante (optativo y a gusto), 1 pizca azúcar, aceite de oliva para freír, 1 chorrito vino tinto

Cómo hacerlo: En una sartén u olla, saltear la cebolla en pluma, el pimiento rojo en juliana y el ajo en unas 4 cucharadas de aceite de oliva. Cocinar hasta que la cebolla se ponga transparente. Incorporar el chorrito de vino. Agregar los tomates cortados en cubitos (yo no los pelo y les dejo las semillas). Rehogar hasta que reduzca un poco el líquido de los tomates, unos 5 a 7 minutos. Condimentar. A continuación agregar los huevos y revolver bien, viendo que se coagule el huevo, que la clara se ponga blanca. Rectificar la sazón si fuera necesario. Ya está. Servir en un plato, en cazuelitas o sobre una tostada grande de pan casero. De cualquier forma que hayamos decidido servirlo, rociar con un chorrito de aceite de oliva y espolvorear con orégano para decorar.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Se siente segura/o en Chacras de Coria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Despejado
Despejado
11°C
sensación térmica: 13°C
humedad: 71%
 
Correveidile en Facebook

 

abril 2020
L M X J V S D
« mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Chacrificados

Edición Papel