Archivo | Correo de Lectores

Minibuses: un viejo anhelo de la comunidad  de Chacras de Coria -->

Minibuses: un viejo anhelo de la comunidad de Chacras de Coria

El servicio diferencial “minibuses”, que va desde Chacras de Coria a la ciudad de Mendoza responde a un viejo anhelo de los habitantes del lugar.

El proyecto surgió en el año 2011 a partir de la idea del arquitecto Alfredo Méndez, miembro de la Unión Vecinal “ Pasaje Nazar”. Sus integrantes, desde ese momento en conjunto con la Unión Vecinal “ Chacras de Coria”, iniciaron las acciones pertinentes.

Se llevaron a cabo varias actividades: la elaboración de encuestas y la aplicación de las mismas, consultando a vecinos de la zona en sus domicilios, en negocios, en cafés y en restoranes del lugar. La opinión favorable tuvo un altísimo porcentaje. Por ello se solicitó y asistió a reuniones con autoridades de Dirección de Vías y Transporte de la Provincia, donde finalmente se presentó el proyecto de la implementación del servicio diferencial de transporte público de pasajeros que cubriera el recorrido Chacras de Coria-Ciudad de Mendoza. Luego se realizaron nuevos y sucesivos reclamos ante dicha institución y en forma paralela ante la Municipalidad de Luján de Cuyo solicitando su apoyo.

Con el servicio hoy funcionando siento la obligación, en primera instancia como vecina y en segunda como parte de una comisión vecinal, de agradecer a quienes tanto trabajaron con entusiasmo en este proyecto. Y de paso recordar a Luis Cerutti, en ese entonces secretario de la Unión Vecinal “Pasaje Nazar”,quien acompañó cada una de las tareas llevadas a cabo siempre pensando en mejoras para su querido Chacras de Coria.

Hoy este servicio da solución a una antigua necesidad del lugar.

No significa esto que desconozca la problemática de MendoTran considerando que se debe dar urgente solución a quienes no se les ha resuelto un servicio imprescindible como lo es el medio de transporte.

María Antonieta Pellegrini Guevara


Escrito en Correo de LectoresComentarios (2)

Correo de lectores: Promesas de Pedemonte -->

Correo de lectores: Promesas de Pedemonte

La arquitecta, habitante de la zona, considera necesario que se diseñen estrategias que aborden los factores sociales, políticos, económicos y productivos que estimulan la dinámica de este espacio.

Por María Verónica Escudero

Desde hace tiempo se evidencian acciones orientadas a la regulación normativa del uso físico de la tierra, ya sea desde la provincia o desde los municipios. Sin embargo hay un sector de la metrópolis que evoluciona en medio de estos factores y despierta preocupación en algunos, fantasías en muchos y algún interés en otros. El sector es el piedemonte: una amplia franja de terreno ondulado que se extiende al oeste de la trama urbana consolidada y que es surcado por numerosos cauces que canalizan el agua de lluvia hacia los sectores más bajos, donde habita una gran cantidad de mendocinos. Esta condición natural de Mendoza ha generado emergencias históricas como las del ‘70 y motivado importantes obras hidráulicas para defender la zona urbana, aunque también importantes discusiones al respecto.

El piedemonte acompañó al sistema urbano en su evolución albergando distintos grupos sociales, desde comunidades rurales que migraban motivadas por las crisis del campo, poblaciones urbanas de alto poder adquisitivo que lo habitan en vecindarios cerrados y muchísimas familias, jóvenes en su mayoría, que por no estar contempladas en el sistema encuentran en el piedemonte la oportunidad de tener un hogar individual.

En mi caso, hija de una familia de clase media, habité distintos lugares de Las Heras y Capital hasta que mis padres migraron para quedarse en el sur de la metrópolis. Un lugar de transición entre lo urbano y lo rural que se consolidaba favorecido por el bajo precio de la tierra agraria, valor que reflejaba las políticas aplicadas hasta principios de los ‘90, y que facilitó la migración de pobladores del centro que escapaban de la contaminación, el calor, la inseguridad y la alienación que la ciudad proponía en aquellos tiempos.

Finalmente, un día decidí conocer qué era “eso que crecía”. Ingresando por huellas de tierra y avanzando entre los jarillales me encontré con un poblado de características sumamente peculiares: viviendas de las más variadas tipologías y materiales; una casa con forma de barco; otras con rudas de carros en las ventanas; algunas casas alpinas; otras pequeñas construcciones dispersas en medio de frondosas arboledas y en medio del trino de los pájaros y el aroma de la jarilla, el tomillo y el ajenjo.

Visité muchas veces la zona en distintos horarios y conversé con algunos pobladores, todos con esfuerzo se esmeraban en la conquista de aquel piedemonte tan hostil plantando árboles, arbustos y un poco de pasto, que en algunos casos se entremezclaba con la flora nativa. Todos ostentaban esa satisfacción de los que colonizan, de los que conquistan…

Los contras a considerar eran la falta de agua potable, situación que imposibilita también la escrituración del terreno, la escasa capa fértil del suelo y la salinidad del agua de riego disponible. Otro problema no advertido en aquel momento fue la ausencia de una jurisdicción municipal que reglamentara las construcciones, la actividad comercial y la urbanización: como el ancho de calles, las ochavas, los retiros, los senderos peatonales, entre otras cosas. Todo en la zona se dio en función de la buena voluntad de la gente y la visión de algunos emprendedores o líderes vecinales. Finalmente, después de discutirlo mucho con familiares, amigos y conmigo misma también, junté mis ahorros y decidí formar parte de aquel poblado. Con esfuerzo construí un monoambiente y comencé a darle forma a su entorno, para proveerle la sombra necesaria y habitar el lugar.

Actualmente las preocupaciones que expresan las voces del ordenamiento territorial son la definición del límite de lo urbano; la orientación del crecimiento urbano hacia el espacio rural o sobre el piedemonte natural; la regulación de la urbanización sobre estos ámbitos o también su prohibición. En relación al tema, si bien puedo estar de acuerdo sobre la necesidad de que cada emprendedor minimice los impactos negativos que genera sobre el ambiente y la sociedad, me resulta inevitable cuestionarme, entre muchas cosas, cómo hubiera evolucionado este piedemonte si el Estado fuera su dueño.

Considerando que todo lo ejecutado en el piedemonte ha sido realizado por personas de distintos niveles de ingreso y sin financiamiento, cabe preguntarse: ¿Cuánto más y mejor podría satisfacer la demanda habitacional el Estado, si en vez de desarrollar programas de acceso a la vivienda sólo buscara facilitar el acceso a la tierra?

Escrito en Correo de LectoresComentarios (0)

Correo de lectores: ¿Qué pasa con la limpieza en Carrodilla? -->

Correo de lectores: ¿Qué pasa con la limpieza en Carrodilla?

Hola. Recurro a ustedes porque somos los olvidados de la zona. Pagamos los servicios como todos y bien caros son, pero a un mes de tener tanta basura, las arañas, cucarachas y ratas nos tienen preocupados. ¿Ustedes podrán ayudarnos y hacer público el Reclamo de los vecinos de calle Malabia?, dice una habitante de Carrodilla, que además envía una foto para dejar constancia de sus dichos.

Escrito en Correo de Lectores, DestacadosComentarios (0)

Cuidemos a los chicos, bajen la velocidad -->

Cuidemos a los chicos, bajen la velocidad

Les escribo para comentarles una situación que observo a diario. En la escuela secundaria de calle besares Enrique Mosconi, hay alumnos cruzando siempre la calle, sobre todo en los horarios de entrada y salida. No hay ninguna señal de tránsito que indique que hay una escuela, ni reductores de velocidad, ni agentes de tránsito regulando y cuidando a esos niños, con el agravante de que los vehículos circulan a alta velocidad. Me llama la atención que, más adelante, justo frente al destacamento policial y la oficina de tránsito hay todo tipo de señales. Entiendo que están cambiadas las prioridades y recurro a ustedes para que eleven esta preocupación a quien corresponda. En el jardín de niños de Besares casi Darragueira, ocurre lo mismo.
Celia Orsini

Escrito en Correo de LectoresComentarios (0)

Correo de lectores: Monumento al semáforo -->

Correo de lectores: Monumento al semáforo

Tengo una idea que, estimo, puede beneficiar al departamento. Consiste en hacer un monumento en las calles San Martín y Alte. Brown. En el mismo colocaría: “Monumento al primer semáforo que nunca se pudo instalar y sincronizar a nivel mundial”.

No me digan que no sería fabuloso. Sería reconocido en los libros Guinness… Miles de personas visitando el monumento y muchos beneficios más. ¿Y todo por qué? Porque un grupo minúsculo de personas cómodas, mezquinas y con poca visión de futuro, no querían esos semáforos, contando con el visto bueno de algunas personas con cierto poder en la Municipalidad, poniendo en riesgo la vida de muchos que diariamente pasan por ese lugar. Si se pusieron semáforos en lugares mucho más complicados, ¿cómo no sincronizar un semáforo de tres tiempos nada más? En fin, ¿no les parece una buena idea?

Roberto Zamora


Escrito en Correo de LectoresComentarios (1)

Correo de lectores: Puente, casa y medianera -->

Correo de lectores: Puente, casa y medianera

La Municipalidad construyó un puente peatonal ubicado a menos de medio metro de la pared de mi casa. Si hubiéramos dejado la medianera de alambre y tela verde que teníamos, quien circulara por allí vería hacia el interior de mi vivienda, así que hemos tenido que hacer una medianera de tres metros para resguardar nuestra privacidad. La respuesta de las autoridades es que se trata de un espacio urbano, sin embargo nosotros sentimos que esta obra debería haber sido consensuada con nosotros, los vecinos. Vivo en calle Italia esquina Liniers y no estoy en contra del puente sino de la falta de respeto y consideración.  Sería importante que cuando se realicen este tipo de cambios se comunicaran con los vecinos.

Virginia Ferraris


Escrito en Correo de Lectores, DestacadosComentarios (0)

Correo de lectores: Desperdicio de agua en emergencia hídrica -->

Correo de lectores: Desperdicio de agua en emergencia hídrica

“Esto ocurre en la calle Larrea 850, frente al barrio privado Punta Larrea. El agua se derrama porque la acequia es poco profunda. Ya lo denuncié varias veces a la Municipalidad y también a Irrigación. Nadie hace nada. ¿No es que debemos cuidar el agua?”, comparte Juliana Peroche, y envía la siguiente imagen más que contundente.

Escrito en Correo de Lectores, DestacadosComentarios (0)

El adiós a Carlos Carrión y Roberto Bordeira -->

El adiós a Carlos Carrión y Roberto Bordeira

José Félix Suárez despide al colaborador de Correveidile y apasionado reportero gráfico, así como al jugador granate que hizo historia en el fútbol del departamento. Hasta siempre.

El adiós a Carlos Carrión

A fines de junio se conoció la triste noticia del fallecimiento de este fotógrafo de raza que prefería que lo reconocieran como reportero gráfico porque siempre acompañó sus imágenes en color o blanco y negro con textos que ilustraban sus trabajos.

En la última etapa de su rica trayectoria profesional, radicado en Tres de Mayo, Lavalle, en compañía de su hijo Diego, se convirtió en colaborador de nuestro periódico con retratos de pueblos, culturas, costumbres, paisajes y lugares históricos que había visitado y recorrido con su inseparable cámara viajera al hombro.

Trabajó en La Opinión, Los Andes y El Andino. Fue corresponsal en Sudamérica de la agencia francesa Sygma. Cubrió las luchas en los regímenes militares y la guerrilla en Nicaragua, el derrocamiento del general Noriega, la guerrilla en El  Salvador, las atrocidades de Sendero Luminoso en Perú y la guerra de Malvinas.

Sus trabajos fueron editados en diarios y revistas de prestigio internacional y su retrato de Pinochet, durante una jornada militar en Santiago en una jornada lluviosa, es todo un documento en la historia del fotoperiodismo. Su ojo clínico captó el momento en que el general chileno levantó su abrigo hasta la altura del cuello para protegerse del clima.

Esa foto fue tapa de distintos medios y mundialmente se la conoció con el nombre de “El Vampiro”. Después de ese episodio fue expulsado de Chile y para volver a entrar a ese país debió hacerlo con valija diplomática.

Roberto Bordeira: Para siempre en el historial granate

Un confuso hecho policial a mediados de julio conmovió a la opinión pública y rodeó la dolorosa muerte de Roberto Osvaldo Viegas Bordeira, el empresario hotelero, cuyo auto apareció quemado y su cuerpo sin vida una semana después de su desaparición en las inmediaciones de un basural en Godoy Cruz, muy cerca de Palmares, donde residía.

Había sido operado del corazón y esporádicamente padecía demencia senil con episodios de confusión. Tenía 74 años y tras la autopsia se confirmó que su deceso se produjo por muerte natural.

Bordeira fue un destacado jugador de fútbol. Se inició en las divisiones inferiores de Lujan Sport Club y con el tiempo fue uno de los grandes referentes, un destacado marcador central, firme y seguro en la marca, de excelente juego aéreo.

Se fue un futbolista que luego del retiro supo construir un presente y un futuro en su actividad privada. Con honestidad y transparencia, con don de buena gente. En el Jardín del Bajo se marchitó una flor, se la llevó el destino. Queda para siempre el recuerdo de su color.

¡Hasta siempre, amigo Roberto! ¡Te vamos a extrañar!

Carlos Carrión

Roberto Bordeira

Escrito en NecrológicasComentarios (0)

Escribe el vecino: Basura y peligro en la calle Los Aromos -->

Escribe el vecino: Basura y peligro en la calle Los Aromos

“Estimados, me dirijo a Uds. para que a través de las fotos que les envío puedan ver la inseguridad de la calle Los Aromos en Chacras de Coria. No tiene barandas en el zanjón y muchos vecinos la usan para tirar la mugre de sus casas, lo cual genera un criadero de mosquitos. Yo soy vecino y es una verdadera lástima que una calle como ésta esté llena de escombros de construcción y que no se multe a la persona que no contrata un contenedor”, comparte un habitante de la zona.

Escrito en Correo de Lectores, DestacadosComentarios (0)

Correo de lectores: Almirante Brown por delante -->

Correo de lectores: Almirante Brown por delante

Por Laura Hart

Frente al crecimiento poblacional que Chacras y Vistalba han tenido en los últimos tiempos, es lógico que se presenten cambios; transformaciones que apuntan a dar fluidez a la vida cotidiana de los pobladores. Los barrios se suman, y se multiplican las personas, las actividades comerciales, educativas, los establecimientos y los vehículos, por lo que es indispensable renovar las vías de circulación.

Sin embargo hay cambios nocivos y crecimientos mal encaminados. Hay acciones transformadoras que más que beneficiosas pueden llegar a ser nefastas.

Los espacios públicos no son tema menor sino el reflejo de la cultura de la comunidad, el escenario del día a día de los habitantes, el paisaje que por ser el mismo de los antepasados constituye buena parte de nuestra memoria colectiva.

Por eso los cambios en vialidad deben ser hechos considerando todos los aspectos. No sólo los de circulación. Deberían resguardarse, por ejemplo, las arboledas añosas, los sitios patrimoniales, las acequias y todo aquello que forme parte de la historia del lugar además de la estética que caracterizan los rincones de esta zona y que son tan preciados por los lugareños y los que nos visitan.

Esto me lleva a pensar y a escribir proponiendo reflexiones de cómo será ese proyecto que se piensa para la calle Almirante Brown. Se habla de un bulevar… ¿Será necesario? ¿A qué costo? ¿Se perderán los viejos álamos, parte de la casa de los perros, la acequia, el ambiente solariego y rural de esa calle emblemática? ¿Será necesario cambiar y transformar hasta desfigurarla por completo? Es cierto que los vecinos sufren el polvo que los autos levantan… ¿Se podrá, quizás, asfaltar solamente sin cambiar su entorno paisajístico?

Recordemos que las cosas distintivas de ciertos lugares son las que le dan valor. ¿Qué sería de Mendoza sin los álamos centenarios, las acequias y los canales, las compuertas de riego, las cortaderas, los túneles formados por la copa de los árboles en las rutas y las calles? Perderíamos nuestra identidad lugareña.

Sería como pensar a Buenos Aires sin el barrio de La Boca o a Bariloche sin el Lago Nahuel Huapi… Paris sin la Torre Eifel o Florida sin sus bulevares con palmeras.

Sería como haciendo una exagerada pero válida comparación, echar abajo al Cabildo de Buenos Aires por estar fuera de la línea de edificación.

Creo que a veces las transformaciones y los cambios en espacios públicos son también una forma de instaurar una impronta que, más que una obra útil y bien pensada para la gente termina siendo los símbolos, marcas y colores del poder con los que el gobierno busca quedar identificado.

Sería muy bueno, en mi opinión, que se reconsidere el proyecto para la “modernización” de nuestra querida calle Almirante Brown, así como también se conserven las zonas residenciales en la condición de tal, evitando actividades que atentan contra la vida tranquila que hemos elegido para vivir en Chacras de Coria y Vistalba.

Escrito en Correo de Lectores, DestacadosComentarios (2)

Encuesta

  • ¿Considera necesario la colocación de un semáforo en la esquina de la Virgen?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
33°C
sensación térmica: 32°C
humedad: 29%
 
Correveidile en Facebook

 

febrero 2019
L M X J V S D
« ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Chacrificados

Edición Papel