Archivo | Cocinarte

Nuevos hábitos de alimentación -->

Nuevos hábitos de alimentación

Los seres humanos estamos en constante evolución y a pesar de que los grandes consumidores de noticias puedan pensar que el mundo está perdido, habemos quienes confiamos en la humanidad toda.

Por Anabel Ocáterli*

Los hábitos alimentarios que cambian paulatinamente tienen que ver también con esta evolución. Actualmente encontramos a quienes adhieren a las costumbres veganas, a la macrobiótica, al naturismo, al crudivorismo, al consumo sin gluten o sin harinas blancas: todas nuevas formas de comer que son tendencia en las nuevas generaciones.

Hace poco un amigo homeópata me contaba que ha conocido a muchos niños y niñas con gustos vegetarianos innatos. Incluso hijos de padres omnívoros que rechazan, sobre todo, las carnes rojas. En esta misma línea, mi amigo y algunos de sus colegas, advierten sobre la intolerancia o alergia a la leche, característica en niños y niñas menores de dos años. Ellos relacionan la abundante mucosidad (siempre los niños fueron mocosos, me dijo un pediatra tradicional, en defensa del “saludable” líquido blanco) y constantes problemas intestinales (empachos, diría mi madre) con el excesivo consumo de lácteos en menores de tres años.

Los profesionales de la salud cercanos al naturismo desaconsejan totalmente la tan de moda leche deslactosada y proponen, en cambio, las leches vegetales, de almendra, avena, quinoa u otras.

Más allá de la adhesión o incomodidad que genere esta información en cada uno, es incontenible la toma de conciencia general sobre la toxicidad del efecto acumulado que provocan ciertos conservantes y aditivos que contienen muchos alimentos industrializados de consumo masivo. Ni hablar del terror que ha generado el permiso que tienen las industrias de utilizar radiación para mejorar la conservación de alimentos, vigente desde hace poco en la normativa argentina.

Otro gran tema es el efecto adverso que pueden generar los agroquímicos que pueden contener la mayoría de las frutas y hortalizas que ingerimos. En la medida en que más personas tomen conciencia de los efectos reales de los medicamentos homeopáticos, con resultados por el efecto acumulado, mayor es el temor por el resultado que pequeñas dosis de agrotóxicos pueden generar en el organismo a largo plazo.

Ante esta avalancha de información, que hoy llega a más personas en el mundo gracias a la apertura que brinda internet, habrá quien piense “ya no se sabemos qué comer” y habrá quien pueda decirle que sí sabe y que ya cambió su forma de alimentarse y alimentar a su familia.

*Periodista, escritora y poeta.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Feliz receta: El tomaticán de Omar Peralta -->

Feliz receta: El tomaticán de Omar Peralta

Que chileno, que mendocino, que sanjuanino… con carne, con charque, con choclos, con asado del día anterior, en fin, cada  aldea, cada casa, tiene su versión y naturalmente todas son bienvenidas. Aquí ofrezco la mía.

Ingredientes: 1/2 kg tomates perita bien maduros, 1-2 dientes ajo, 1/4 kg cebolla, 1 pimiento rojo chico, 2 huevos 1 cda., pan rallado sal, pimienta y orégano a gusto ají picante (optativo y a gusto), 1 pizca azúcar, aceite de oliva para freír, 1 chorrito vino tinto

Cómo hacerlo: En una sartén u olla, saltear la cebolla en pluma, el pimiento rojo en juliana y el ajo en unas 4 cucharadas de aceite de oliva. Cocinar hasta que la cebolla se ponga transparente. Incorporar el chorrito de vino. Agregar los tomates cortados en cubitos (yo no los pelo y les dejo las semillas). Rehogar hasta que reduzca un poco el líquido de los tomates, unos 5 a 7 minutos. Condimentar. A continuación agregar los huevos y revolver bien, viendo que se coagule el huevo, que la clara se ponga blanca. Rectificar la sazón si fuera necesario. Ya está. Servir en un plato, en cazuelitas o sobre una tostada grande de pan casero. De cualquier forma que hayamos decidido servirlo, rociar con un chorrito de aceite de oliva y espolvorear con orégano para decorar.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Copas refrescantes: Los vinos del verano -->

Copas refrescantes: Los vinos del verano

En época estival es grande la tentación de refrescarnos con diferentes bebidas. Pero para quienes disfrutan del vino, nada mejor que uno a temperatura adecuada, para que nos acompañe en mesas y terrazas y también en la playa.

Por Silvia Avagnina

Hay vinos que se adaptan a diferentes épocas del año, pero también épocas para esos vinos. Y el verano es una de las que admite vinos frescos e invita a disfrutar de blancos jóvenes con aromas delicados, rosados con dejos a frutas frescas, cítricas y por qué no, de algunos tintos de carácter suave. Entre los varietales blancos encontramos secos, dulces, frutados, florales, espumantes, gasificados, y toda una gama para satisfacer los diferentes gustos de los consumidores dentro de un rango de gran calidad como el que ocupan los vinos argentinos.

Algunos varietales para apreciar

*Chardonnay, con personalidad compleja o fresco y floral: En su estilo fresco es liviano, con predominio de frutas de carozo, flores y algo cítrico. La complejidad aparece luego de una estancia en barricas de roble y se presenta untuosa, con sabores mantecosos y frutas tropicales; intenso, persistente en boca, con impronta de pan tostado. Cuando en sus uvas se busca un principio de sobremadurez, resaltan sabores a miel.

*Chenin, un vino prometedor: Ofrece una amplia gama de estilos, desde secos hasta dulces y es interesante su aporte en los espumantes, en assemblage con Chardonnay o Semillón. Es agradable por su equilibrada acidez. Se aprecian aromas y sabores como membrillo, manzana, durazno, acacia. Elaborado para ser consumido joven, exhibe notas de pera y ananá.

*Riesling, un vino atractivo: Sus aromas y sabores resinosos mezclados con un dejo a flor de retamo, hacen que lo disfrutemos solo o acompañado de comida ligera. Es agradable de beber como seco, aunque posee una acidez acentuada que resulta agresiva para algunos consumidores, o bien en su versión dulce, es complejo, untuoso, estructurado.

*Sauvignon Blanc, salvaje y aromático: Su acidez combina cítricos de pomelo y lima; por su frescura es que hace honor a su nombre silvestre. Aromas entre frutal, boj y herbáceo, con dejos a ruda. Recuerda también a las grosellas, al sauco, a las setas y a las flores.

*Semillón, untuosidad y dulzura: Se lo utiliza con éxito en cortes para espumantes. Como único protagonista, ofrece vinos cremosos, con gran potencial de envejecimiento. Presenta aromas de hierba recién cortada, frutas de carozo, cítricos. Cosechada la uva con buen punto de madurez, aparece la miel y cera. En boca es armónico, redondo y de gran complejidad.

*Torrontés, el azahar de los vinos: Perfume de flores, hierbas verdes, naranja, rosa, uvas moscateles y cera de abeja acompañan a este vino que nos deleita bebiéndolo bien frío como aperitivo. Por su frescura y dulzura, su singularidad se adapta a un público joven.

*Traminer (Gewürztraminer), el vino especiado: En boca es armónico, fresco, ligero, de baja acidez. Con toques especiados y picantes y características aromáticas que recuerdan a maracuyá y rosas. Se perciben frutas tropicales, especias, cítricos, flores. Posee textura untuosa y es muy persistente en boca.

*Viognier, cada vez más conocido: Sus aromas evocan a flores con un toque cítrico que recuerda la magnolia. Asimismo algunos aromas frutales como damasco y melón. En la boca es complejo y untuoso. Interesante para beberlo joven con esas características pero si pasa fugazmente por roble, se presenta como concentrado y voluminoso, con buena capacidad para evolucionar favorablemente en el tiempo.

*Rosados: Podemos disfrutar de una amplia gama con tonalidades y aromas diversos. Los tonos desde piel de cebolla hasta rosa intenso, hacen furor en la playa y en las barras entre los jóvenes. Estos vinos son frescos, muy frutados.

¿Y las variedades tintas? Un Pinot Noir, con su débil tonalidad y su discreto sabor a frutos rojos nos invita a refrescarnos, al igual que un Sangiovesse, con aroma y sabor a rosas.

Escrito en CocinarteComentarios desactivados

Pasión por el vino: Guía para comenzar una cava­­­­­­­­­­­­­­­­­­ -->

Pasión por el vino: Guía para comenzar una cava­­­­­­­­­­­­­­­­­­

Quienes aprecian degustarlos, anhelan poseer una colección de buenas botellas almacenadas en una cava hogareña. He aquí algunos consejos para lograr el objetivo.

No se trata de armar una bodega ideal y compleja sino de contar con una serie de vinos clasificados y ordenados, en algún rincón de nuestra casa que pueda oficiar de bodeguita. Este rincón puede ser un mueble con estantes, un placard, un closet en un corredor, la despensa o el sótano. Basta que reúna ciertos requerimientos básicos para la conservación de los vinos, que se mencionan a continuación.

Temperatura: Alrededor de 15° C, sin variaciones repentinas.

Humedad: Constante entre 60 y 70%; si es menor hará que los corchos se sequen y el vino se oxide y si es demasiada, posibilita el desarrollo de bacterias, hongos y mohos.

Aireación: Es importante para mantener el ambiente ventilado, libre de olores.

Luz: Promueve la oxidación de los vinos. Las fluorescentes emiten radiaciones ultravioletas que lo oxidan y las alógenas e incandescentes emiten calor. Las apropiadas serían las leds que casi no emiten calor.

Vibraciones: Lugares con vibraciones hacen que los sedimentos no se depositen definitivamente y estén algo en suspensión.

Olores: Ciertos compuestos como solventes, jabones, naftas, barnices, pinturas, poseen olores penetrantes y contagiosos que pueden dañar al vino.

Almacenamiento

Se pueden organizar los vinos por región, año o tipo. Las botellas deben permanecer acostadas, pudiendo apilarse unas sobre otras. Se las tendrán identificadas colocando una pequeña tarjeta colgada del cuello de una de ellas, por grupos de vinos. En la misma se consignará la marca del producto, establecimiento, variedad y año de elaboración. Es interesante contar con un cuaderno de anotaciones donde se registren ubicación, fechas y comentarios de los vinos que se van consumiendo, stock, entradas y salidas de los mismos y el año máximo en que se debe consumir.

Si se compra vino a granel

En caso de tener que embotellar un vino de damajuana o adquirido de una barrica, se usarán cochos de primera calidad, hervidos y humedecidos con el vino. Conviene, a pesar de tomar estas precauciones, encerar o lacrar las botellas. Para ello se procederá a fundir la cera en un recipiente agregando una cucharada de aceite y manteniéndolo sobre una fuente de calor no muy fuerte, pero suficiente para que la cera quede líquida; se sumerge rápidamente el cuello de la botella girando y levantándola de un golpe seco. Lo mismo ocurre si en lugar de cera se usa lacre.

Qué vinos seleccionar

Lo más difícil es saber comprar el material destinado a la bodega. Hay varios factores que inciden en ello, como por ejemplo el gusto personal, los medios económicos que se dispone para tal fin y si se vive en una región productora. Esta pequeña cava doméstica puede comenzar con poca cantidad de botellas, aunque lo ideal son alrededor de 200, repartidas en los siguientes grupos. Entre los tintos se contarán con blends, varietales de guarda y jóvenes.

Los blends, en general vinos de mayor precio, son el producto de una cuidadosa elaboración de dos o más varietales, hasta diez o doce, donde el paladar y conocimientos del enólogo permiten determinar en qué porcentaje debe compartir cada uno con el resto. Son muchas horas de degustación hasta lograr el producto deseado.

Entre los varietales tintos se contarán con algunos de guarda y otros jóvenes, procedentes de las diferentes regiones vitícolas.

Los blancos deben ser del año, interesantes son los Sauvignon Blanc y Torrontés, muy apreciados en épocas estivales, para acompañar comidas livianas e incluso para beberlos muy frescos y como aperitivos. Algunos vinos pueden ser conservados más tiempo por su condición varietal y de elaboración, caso de ciertos Chardonnay o Semillón fermentados en barricas, que resisten el paso de los años y ganan en complejidad. No deben faltar en esta colección los rosados, que nos brindan agradables y placenteras sorpresas. Mendoza es excelente productora de ellos.

Los espumantes, en cualquiera de sus métodos de elaboración, charmat o champenoise, poseen características únicas, particulares de la bodega de procedencia.

Los vinos de cosecha tardía de variedades como Semillón, Sauvignon Blanc, Gewurstraminer, Petit Manseng, Malbec, entre otros, nos permiten apreciar un gran abanico de aromas y sabores.

Tener una cava propia es uno de esos proyectos que puede dar enorme placer para disfrutar con la familia o con amigos. ¡Hay que animarse y poner manos a la obra!

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Receta del día: Pastel de papa y zucchini -->

Receta del día: Pastel de papa y zucchini

Buscamos entre las recetas del chef Pablo Martín y rescatamos esta delicia de pocos pasos e ingredientes accesibles, ideal para deleitar a toda la familia. Tomen nota y prepárense para ponerse manos a la obra.

INGREDIENTES (de 6 a 8 porciones)

1 kilo de Papas – 250 grs garbanzos – 3 Cebollas – 2 Zanahorias – 4 Dientes de ajo – 4 Zucchinis – 4 Cebolla de verdeo – 2 ctas. de Pimentón ahumado – 2 ctas. de cúrcuma – 2 cdas. de Fécula – 4 cdas. de Levadura de cerveza nutricional – Cantidad necesaria de pimienta, sal marina y aceite de oliva.

PROCEDIMIENTO

Poner a hidratar los garbanzos en abundante agua y dejarlos toda la noche. Luego colarlos y cocinarlos en agua o caldo de verdura durante una hora o hasta que estén. Colarlos y enfriarlos.

Limpiar bien las papas y cocinarlas en el agua hirviendo hasta que estén blandas. Colarlas y hacer un puré (si se quiere se pueden pelar). Procesar los garbanzos y mezclarlos con el puré de papa. Rectificar sabores.

Cortar la cebolla y las zanahorias en juliana (tiritas finas), los zucchinis en rodajas, la cebolla de verdeo cincelar y picar el ajo.

Mezclar 500 cc de agua fría con la fécula, el pimentón y la cúrcuma.

Dorar las rodajas de zuchinis con un chorrito de aceite o agua. Reservarlas.

Luego dorar cebolla y zanahorias con un chorrito de aceite o agua. Ahora es el turno de incorporar la mitad de la cebolla de verdeo, el ajo, sazonar y después de 20 segundos agregar el agua con la fécula. Mezclar enérgicamente. Cuando comience a espesar, agregar el puré de papas y garbanzo, la levadura y un buen chorro de aceite. Mezclar.

Poner en una fuente para horno un poco de la mezcla y unas laminas de zucchinis. Intercalar hasta finalizar los ingredientes. Agregar un buen chorro de aceite y llevar la fuente a la parte de abajo del horno y dejar que dore bien. Decorar con el resto de la cebolla de verdeo.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Receta de Causa Limeña, por Omar Peralta -->

Receta de Causa Limeña, por Omar Peralta

Les comparto esta sugerencia para las mesas de Navidad o Año Nuevo, pensada en base a nuestro clima, la región y la economía hogareña; que sea algo que no nos complique mucho y nos convoque a compartir. Ojalá así sea. La Causa es un plato típico de la gastronomía peruana, en base a papas, bastante fácil de realizar:

Ingredientes: Para 2 personas Patatas -preferiblemente papa amarilla peruana- 1 kg. Pechuga de pollo, 500 gr. Cebolla, 1 Mayonesa Lima, 1 Ají amarillo, 3 Aguacate, 1 Aceite de oliva virgen extra Sal y pimienta al gusto. Tiempo de elaboración: 30 minutos.

Paso a paso: Cocinar las papas y prensarlas mientras estén calientes. Agregar el ají (recuerden que es opcional, si no se consigue no hay problema), el zumo de lima, la sal y la pimienta. Mezclando bien y amasando, para conseguir una textura muy cremosa. Dividir la masa en tres partes. Reservar. Cocinar la pechuga de pollo, deshilacharla y mezclarla con la cebolla muy picada y la mayonesa. Probar y rectificar de sal. Reservar.

Cortar la palta en rodajas de medio centímetro de grosor. Montar el plato con ayuda de un aro de emplatar. Poner en la base un tercio de la masa de papas y sobre ella colocar la palta. Sazonar con una pizca de sal y pimienta. Cubrir con la segunda capa de masa de papa. Sobre la papa, colocar la mezcla de pollo, mayonesa y cebolla apretando ligeramente con un tenedor. Terminar con la última parte de la masa de papa y servir acompañada de una ensalada de hojas verdes. Si se desea, se puede acompañar de salsa huancaína o de salsa de oliva para conseguir más colorido y sabor. Esta preparación se puede hacer en una fuente más grande y servir desde ahí, a cada plato.

Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Hoy comemos veggie burguer -->

Hoy comemos veggie burguer

Compartimos una exquisita receta de la chef Juliana López May.

Ingredientes para 6 personas:

1 taza de lentejas, 1 taza de arroz yaman, 1 cebolla colorada en brunoise, 1 zanahoria en brunoise,1 morrón colorado en brunoise, 1 diente de ajo picada, 1cucharada de raíz de jengibre picada, 1 huevo o clara si es necesaria, 1 taza de queso parmesano de buena calidad, cilantro picado, sal y pimienta, aceite de oliva, pan rallado

Preparación:

Dorar las verduras en un wok bien caliente con una cucharada de aceite de oliva hasta que estén cocidas. Cocinar el cereal y la legumbre deseados pasándolos un poco de la cocción al dente. Mezclar las verduras ya cocidas con los granos, el cilantro, el parmesano, el huevo, la sal y la pimienta. Procesar la mitad de la preparación para lograr una buena pasta. Darle forma y pasar por pan rallado. Cocinar en sartén o en el horno caliente con un hilo de oliva en la placa. Si lo van a servir en sándwich, agregar lechuga y tomate!

Imagen: Recetas HelloFood

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Receta: Pan dulce express -->

Receta: Pan dulce express

Se acerca la Navidad y aprovechamos para compartir con nuestros lectores una receta que gentilmente nos cediera nuestra correctora, Marcela Rinaldi. La especialista destaca que lo interesante, además del sabor, es que no lleva levadura entre sus ingredientes, por lo que su preparación es más rápida. Hágalo, disfrútelo y después nos cuenta cómo le salió.

Ingredientes

300 gr de manteca (1 ½ pan)

400 gr de azúcar

8 huevos

1 kg de harina leudante

½ l de leche

100 gr de nueces

100 gr de almendras

200 gr de pasas de uvas

250 gr de frutas abrillantadas

1 pocillo de café de coñac

3 cucharadas soperas de agua de azahar

4 cucharadas soperas de polvo royal

Preparación

Batir la manteca con el azúcar y formar una crema. Agregar los huevos de uno en uno y batir. Incorporar la harina y la leche mezclando bien. Agregar el coñac y el agua de azahar, las nueces, las almendras, pasas y frutas y siempre mezclando a medida que va agregando cada cosa. Por último agregar el polvo de hornear y seguir mezclando suavemente.

Para hornearlos tiene dos opciones: la antigua, enmantecando y enharinando 3 tarros de leche en polvo, o la actual que consiste en comprar los moldes de papel. Distribuir en partes iguales con un cucharón. Cocinar en horno mínimo durante dos horas; a la hora y media recién se puede abrir el horno para curiosear.

Los panes se dejan en el horno hasta el día siguiente. Se desmoldan y se dejan orear durante 24 hrs , luego se guardan en bolsas de nylon.

Consejo para comer: estarán mas ricos al cuarto día.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Cocina con amor: Primavera de ensaladas -->

Cocina con amor: Primavera de ensaladas

Transitamos una estación agradable para cambiar nuestra dieta e incorporar todo tipo de hortalizas: grilladas, horneadas o crudas. También se pueden enriquecer nuestras guarniciones para acompañar los diferentes cortes de carnes -vaca, pollo, cerdo, pescado y cordero-.

Por Patricia Suárez Roggerone*

Algunos tips para armar combinaciones de ensaladas:

  • Berros frescos, cebollas rojas asadas, corazones de alcauciles asados junto con las cebollas, queso de cabra, vinagreta de limón, miel y tomillo.

Para 4 personas:

1 atado de berro fresco y limpio

2 cebollas coloradas hervidas en agua con sal por 20 minutos

4 alcauciles hervidos

200 grs. de queso de cabra

100 grs. de almendras tostadas

100 grs. de aceite de girasol

Sal y pimienta al gusto

Vinagreta:

2 cucharadas de yogurt natural

1 cucharada de queso blanco

Juego de ½ limón

50 cc. de aceite de oliva

Preparación: Colocar las cebollas cortadas en cuartos en una placa de horno condimentadas con aceite de girasol, sal y pimienta. Cocinar 15 minutos, agregar los alcauciles y cocinar por 10 minutos más. Colocar en fuente las cebollas, los alcauciles, agregar las almendras tostadas, las hojas de berros, los trozos de queso de cabra y condimentar con la vinagreta.

  • Zanahorias, cebollas de verdeo, pimiento rojo, pimiento verde, berenjena, espárragos, zucchinis y hierbas frescas.

Para 4 personas:

2 zanahorias tiernas cortadas a lo largo en 6 longas

2 cebollas de verdeo cortadas en 4 a lo largo

2 pimientos rojos cortados en 6 a lo largo

1 berenjena cortada en 8 a lo largo

1 atado de espárragos

1 zucchini cortado en 8 partes a lo largo

100 cc. aceite de maíz

Sal y pimienta al gusto

Hierbas frescas: orégano, romero y tomillo

Preparación: Colocar las hortalizas cortadas en una fuente para horno, condimentadas con el aceite, la sal, la pimienta y las hierbas. Cocinar por 30 minutos en horno de 180 grados, hasta que estén doradas y crujientes. Servir en un plato, se puede acompañar con quínoa, garbanzos o lentejas hervidas.

  • Zucchinis grillados, zapallitos redondos y berenjenas grilladas con vinagreta de limón

Para 4 personas

3 zucchinis cortadas en lonjas

2 zapallitos redondos cortados en lonjas

2 berenjenas cortadas en lonjas

200 grs. de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Jugo de limón 2 unidades

100 cc. aceite de oliva

Menta, un puñado

Tomillo fresco, un puñado

Orégano fresco, un puñado

Preparación: Colocar las hortalizas cortadas en una fuente para horno, condimentadas con el aceite, la sal, la pimienta y las hierbas. Cocinar por 30 minutos en horno de 180 grados, hasta que estén doradas y crujientes. Agregar por arriba la vinagreta realizada con las hierbas picadas, el jugo de limón y el aceite de oliva.

*Cocinera y artista. La autora es la chef ejecutiva de La Vid, el restaurante de Bodega Norton.


Escrito en Cocinarte, DestacadosComentarios (0)

Pizza sin gluten, una opción diferente -->

Pizza sin gluten, una opción diferente

Desde la promulgación a nivel nacional de la ley de celiaquía, y la adhesión de nuestra provincia a esta norma, es un poco más frecuente en los súper e hipermercados encontrar una góndola especial de productos sin tacc (trigo, avena, cebada, centeno). La harina de trigo está tan instaurada en nuestras vidas, que ni siquiera vemos como una opción probar otras. Por eso en esta nota, te dejamos una receta fácil y rápida para hacer masa de pizza con harinas alternativas. Además es una receta apta para celíacos. ¡A animarse!

Para hacer una pizza sin tacc de tamaño normal (8 porciones):

  • 200 gr de fécula de maíz
  • 150 gr de harina de arroz
  • 150 g de fécula de mandioca
  • 1 huevo
  • Medio pocillo de leche
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Una cucharada de aceite
  • Sal a gusto
  • Una cucharadita de azúcar

Lo primero que vamos a hacer es “la espuma” de la levadura. Para ello, en un recipiente tipo plato hondo o bowl ponemos ¾ de una taza de agua tibia, le agregamos la levadura en polvo, y una cucharada de azúcar. Lo dejamos tapado y en un lugar calentito para que vaya leudando.

En otro recipiente tamizamos la harina de arroz y las féculas, le agregamos la sal, y mezclamos en seco. Luego, agregamos el huevo, la leche, un poco de aceite (el aceite de oliva le da un toque especial) y la levadura que ya debe haberse activado. En caso de faltar agua, recordar siempre agregar agua tibia, ya que muy frío o muy caliente mata la levadura.

Al mezclar todo, debe quedarnos una masa similar a la que sale con la pizza de harina de trigo, pero más blanda y menos firme. Con un amasado de unos 5 minutos está perfecto. Esa masa que nos quedó, va a tener que quedar en reposo un mínimo de 15 minutos en un lugar calentito y oscuro.

Una vez que la dejamos leudar, vamos a tomar la masa, y colocarla en un recipiente para pizza de tamaño normal, previamente enmantecado y enharinado. Este tipo de masa no es apta para bolillo, por lo que te recomiendo que la coloques en el centro de la pizzera, y con tus dedos la vayas llevando hacia los costados (si se te pega en los dedos, podés usar un poquito de aceite para ayudarte). Una vez lista, llevar a horno medio, y dejar  10 minutos para que se seque, luego colocarle la salsa y darle otros 10 minutos más de calor. Por último, colocar el queso y llevarla una última vez al horno. Cuando el queso esté derretido, ¡listo! Una pizza rica y diferente.

Una propuesta de pizza apta para celíacos y rica para todos.

Escrito en CocinarteComentarios (0)

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con la expropiación de un terreno en calle Mitre para continuarla entre Viamonte y Panocchia?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Parcialmente Nuboso
Parcialmente Nuboso
8°C
sensación térmica: 10°C
humedad: 70%
 
Correveidile en Facebook

 

julio 2020
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Chacrificados

Edición Papel