Historias del Pago: La Plaza de Chacras y su vida centenaria

Su historia es poco conocida. Veamos cómo se desarrolló este punto neurálgico de esparcimiento.

Por Carlos Campana

Desde hace más de 100 años está allí en el centro de Chacras. Es nuestra plaza, un lugar de esparcimiento para los chacrenses, un sitio obligado de los sábados y domingos.

El 25 de mayo de 1903 fue inaugurada y recibió el nombre del mendocino y guerrero de la Independencia, General Gerónimo Espejo. Desde ese momento, se dio espacio a los tradicionales corsos de flores realizados por las señoras de la alta sociedad con el fin de recaudar fondos para la proyectada parroquia del distrito.

En 1916, en este predio, tuvo lugar el primer mitin político realizado por la Unión Cívica Radical en vista de las elecciones presidenciales para apoyar a su candidato Hipólito Yrigoyen.

Ese mismo año, fue el lugar para celebrar la inauguración de la estación del ferrocarril trasandino “Paso de los Andes”, con la presencia de funcionarios del gobierno y el público en general, que le dio color al evento del que participó la banda de música de la Ciudad.

Desde sus inicios, la Plaza General Gerónimo Espejo tuvo la importancia que la destacan en la actualidad.

Colorido único

Durante los años ‘40 y ‘50 fue el sitio preferido por los niños y las familias que disfrutaron de su belleza. Son famosas las retretas que reunieron a vecinos de otros distritos y departamentos para vivenciar sus días de fiesta.

En los días patrios se realizaron celebraciones impulsadas por el ímpetu vecinal, con instrumentos, el himno siempre entonado, comidas típicas y hasta algún vecino que se animó a bailar. Dada la relevancia que cobró con el paso del tiempo, a su alrededor se levantaron varios de los edificios más importantes del distrito.

Otro hecho que propició no sólo el crecimiento de la plaza sino su reconocimiento, fueron los surtidores con agua potable. Y en búsqueda de este recurso, llegaron decenas de pobladores a abastecerse del agua proveniente del Río Blanco. Inclusive, muchos niños de la zona ofrecieron sus servicios y llenaron damajuanas para repartir por los comercios a cambio de una buena propina.

Una nueva plaza

Debido a su antigüedad y a la intensa vida que albergó desde sus inicios, el comienzo del nuevo siglo encontró a la plaza muy deteriorada. Por eso, en el año 2006 fue sometida a una remodelación total. El proyecto ganador del concurso organizado por el municipio fue el del estudio Mallea-Román, un matrimonio de vecinos, siempre activos y comprometidos con su lugar.

Se hicieron nuevamente las veredas, los puentes de ingreso y las acequias -interiores y perimetrales-, que también fueron empedradas. Además, se repavimentó con adoquines -solado- la calle que la separa de la Iglesia y del Salón para Todos, el espacio comunitario ubicado enfrente.

Las veredas se ampliaron y se introdujeron rampas. Para ello, se usaron mosaicos calcáreos antideslizantes, graníticos y de piedra pórfido de Sierra Chica, cuya mezcla se utilizó para crear motivos que adornaron los suelos.

Los espacios verdes fueron mejorados y para su cuidado y conservación se estableció un sistema de riego por aspersión a base de cisternas y equipos de bombeo automáticos.

El espacio central también fue refaccionado y las gradas de la explanada circular fueron hechas nuevamente con asientos de piedra. Con ese mismo material se hicieron los cordones de las calles.

Otro tanto se hizo con el pie del mástil y las pérgolas. En el centro se colocó una fuente adornada con un juego de chorros verticales.

Este lugar, como en sus inicios, sigue siendo el de encuentro para decenas de visitantes. Allí se organizan ferias y exposiciones desde el año 1998, en aquella oportunidad de la mano de un grupo de vecinos, y hasta hubo paseos a caballo para los más pequeños. Para que los vecinos también la disfruten de noche, existe un moderno sistema a base de torres y farolas, de formas tradicionales y con un bajo costo de mantención.

De pasado a presente, estas son algunas pinceladas de los orígenes y transitares de nuestra querida plaza.

Años setenta. Así lucía nuestra plaza central por aquellos años: con los árboles pintados de blanco. Una estética típica de los gobiernos militares.

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con que la calle 6 de setiembre se llame ahora Raúl de la Mota?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
30°C
sensación térmica: 33°C
humedad: 45%
 
Correveidile en Facebook

 

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov   ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Chacrificados

Edición Papel