Categoría | Cultura

Panamá Club: muros públicos y a domicilio

El colectivo con sede en Guaymallén está conformado por cuatro artistas que eligen muchas veces la calle como museo y las paredes de la vía pública como soporte material. La función social del arte y el emprendimiento comercial en la obra de Elías, Alejandro, Pelado y Dötz.

Por Andrea Calderón

Ellos dicen que lo suyo es bizarro, popular, groncho y absurdo. Hablan de vomititos para referirse a las descargas de color que casi diariamente dan por los muros de las calles -no importa dónde- siempre y cuando tengan un aerosol a mano y la intención de hacerlo. Se permiten atracones de murales y cuando da, improvisan un asado y celebran la aventura fresquita de la obra. En Mendoza, cerca de 60 intervenciones llevan la firma de Panamá Club, un colectivo de artistas que lejos de encasillarse, se define como un grupo con fines de lucro en estado de mutación que pinta la calle sin descuidar el trabajo retribuido.

Cebra Sandía

Los murales de Panamá Club pueden estar a la vuelta de la esquina, porque Alejandro (27), Dötz (30), el Pelado (27) y Elías (26) no saben de reprimir el deseo a la hora de intervenir la vía pública. Desde hace dos años, el proyecto en común, experimental y diverso en lo artístico, plantea imágenes que van desde el post-graffiti hasta el diseño gráfico e industrial, pasando por la ilustración, la pintura, las instalaciones y cualquier variable gráfica que suponga un desafío, describen los protagonistas de esta movida nacida en la calle en 2010 gracias al grupo Muralistas Mendocinos de Facebook, que reúne a personas interesadas en el Street Art y las pintadas colectivas.

Panamá Club en el Barloa

Unidos en la geografía por motivos distintos, cuatro jóvenes de “provincia” -Alejandro (La Plata), Dötz (La Pampa), el Pelado (San Luis) y Elías (Mendoza)- confluyeron un día en la calle “y pegaron onda”. Desde entonces, cada vez que surgía una convocatoria decían presente. Después de algunos encuentros la afinidad fue latente y se pusieron a trabajar en un espacio que improvisaron en la casa de uno de ellos en San José, Guaymallén. “Alejandro tenía una habitación a medio terminar donde armamos el tallercito. Era un 15 de enero, hacían 35 grados de calor, uno de los vecinos escuchaba merengue a todo volumen, de al lado sobresalían unas palmeras gigantes, estábamos bajo un techito de tacuara, el cielo era rosado y pensamos: ‘Estamos en Panamá’.

Chocolates Panama Club

Elías y Barney eran compañeros de Diseño en la facultad. Les gustaba dibujar y pintar, pero hasta entonces no se habían planteado la posibilidad de hacerlo en las calles. El Pelado o Tío Pelado estudiaba y cargaba con una fuerte influencia del humor gráfico en su obra punk rock. Dötz venía del palo del graffiti. Cuando salieron por primera vez como colectivo sintieron tal entusiasmo que el proyecto se volvió una práctica casi diaria en busca de darle vida a paredes olvidadas en la Ciudad de Mendoza, Guaymallén, Buenos Aires, General Pico o donde sea que vayan. Panamá Club es quien lanza zanahorias en la calle General Paz, le rinde homenaje al Malbec en Perú y Godoy Cruz, se enorgullece del lomo pintado en el Barloa de Las Heras o se da el gusto de homenajear a Benedetti en el Barrio Sarmiento de Godoy Cruz.

Durante el segundo encuentro de artistas visuales en Espacios del Monte.

“El grupo nació con la visión comercial de hacer remeras y armar un proyecto de serigrafía, que más tarde tuvimos que tercerizar porque no nos daban los costos. Desde el principio pensamos que podríamos generar algo para ganar dinero partiendo de nuestros estilos diferentes. Después nos dimos cuenta de que nuestras ideas eran más amplias de lo que creíamos y así fue como empezamos a pintar muros. Hemos pasado por distintas propuestas, también por la ilustración. Lo bueno del grupo es ver cómo muta en el tiempo y se retroalimenta”, coinciden sus integrantes.

En lugares públicos o sitios privados, la impronta panameña se descubre a la vista. Un pelotero de Rodeo del Medio, las paredes de la peluquería Víctor Hugo de Chacras o la habitación del hijo de un taxista fanático de la serie Ben 10, forman parte de los caprichos coloridos realizados puertas adentro. A la calle, la salida es espontánea y a falta de movilidad propia, suele ser cercana al radio de reunión. Basta con algunas pinturas para desenvolver las ideas en gran tamaño y dos o tres horas de trabajo, dependiendo de la complejidad del muro.

“No somos ni un estudio de diseño ni una crew de graffiteros sino que buscamos hacer lo que nos gusta con fines comerciales, además de pintar la calle. Las paredes las elegimos estratégicamente en lugares donde pase mucha gente y circulen colectivos. Tratamos de intervenir muros que estén feos y transformar una casa abandonada, por ejemplo, en un mural pochoclero, como llamamos a los trabajos que nos sirven para promocionar lo que hacemos. La cantidad de muros hace la diferencia de nuestro grupo y lo bueno es que muchos nos descubren en el momento mismo en que estamos pintando”, dicen los Panamá, que en noviembre del año pasado dictaron un workshop en el que compartieron las bases teóricas y prácticas del arte urbano contemporáneo.

Facebook es un canal de comunicación fundamental para Panamá Club y la calle, una posibilidad expresiva y real de saltear las restricciones que tantas veces presenta el círculo de exposiciones locales. Ese contacto con las personas, ese ida y vuelta urbano, estimula la práctica de quienes llevan adelante este proyecto artístico que vive de lo que hace y le devuelve al arte su función social.

Pirata Club, Panamá Club y La Barba, Colón y 9 de julio, Ciudad de Mendoza

¿Un mural en Chacras?

Para concretarlo, dicen, sólo hace falta pintura y darles una mano con el traslado. Los panameños ya tienen la idea en la cabeza, una pared a la espera y todas las ganas de moverse por nuestro pueblo. Quien quiera ponerse en contacto con los artistas por este mural público u otros privados puede escribir a holapanamaclub@gmail.com

Facebook: Panamá Club

6 Comentar este artculo

  1. maru Dijo:

    sigan vomitando colores en toda la provincia, chicos, son GRO-SOS!! y lo bien que le viene un poco de color descontracturado a esta provincia contracturada, por dio!!!!!!!

  2. DEBORA CARRICONDO Dijo:

    NECESITO POR FAVOR COMO HAGO PARA LOCALIZARLOS . QUIERO PARA EL CUMPLE DE MI HIJA DE 15 PINTAR LA CALLE. MUCHAS GRACIAS.

  3. Adriana Sayavedra Dijo:

    Débora, metete en su página y allí tenés el contacto. Si no, más tarde te paso el número de celular.

  4. correveidile Dijo:

    Contacto con los Panmá Club:
    holapanamaclub@gmail.com
    Facebook: Panamá Club

  5. Clara Dijo:

    me encanta todo jeje h o l a

  6. lola menti Dijo:

    hola muy lindo todo, mas q nada los que lo hacen jejej

1 Tracks para este artculo

  1. El Correveidile y Chacras tienen su primer muro Panamá | CORREVEIDILE Dijo:

    [...] Panamá Club: muros públicos y a domicilio [...]

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Le parece positivo el cambio de sentido en las calles Italia y Loria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
30°C
sensación térmica: 34°C
humedad: 14%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

julio 2013
L M X J V S D
« jun   ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Chacrificados

Edición Papel