Categoría | Deportes

Cien años de pasión leprosa: 1913-2013

Un siglo en la vida de un club tan popular como la Lepra. Los inicios de la entidad y los primeros campeonatos del fútbol mendocino. Don Bautista Gargantini, el gestor de la fusión, de los colores y del estadio azul que hoy lleva su nombre.

Por José Félix Suárez.

Especial para Correveidile

Las raíces del Club Sportivo Independiente Rivadavia -que el 24 de enero cumplió 100 años de vida-  se remontan al Club Belgrano, creado en 1902 en la época de los primeros cimientos del fútbol mendocino. Ese club que resultó uno de los más antiguos del medio nació en el local de una conocida panadería, propiedad de la familia Burotto, administrada por don  Luis Burotto y sus hijos Italo, Santiago, Arístides y  Humberto.

Al  poco tiempo, en 1908, cambió de denominación y se llamó Club Atlético Belgrano hasta que en 1911 recibió una dura sanción de la Unión de Fútbol de Mendoza por tiempo indeterminado que le impidió seguir participando del campeonato local. A raíz de ello un grupo de adherentes decidió fundar con fecha del 24 de enero de 1913 otra entidad que recibió el nombre de Club Atlético Independiente. El acta fundacional se suscribió en la sede provisoria de la calle Godoy Cruz al 633 con la firma de Pedro Castro (elegido presidente), Humberto Burotto (vice-presidente), Enrique Mila (secretario), Domingo Rodríguez (tesorero),  Francisco Romairone,  Francisco Franco,  Jaime Martínez, Isaac Agüero, Pedro Gálvez y Juvenal Galaburry quienes acordaron elegir una Comisión Directiva por el término de un año.

Seis años después,  un 4 de enero de 1919, al fusionarse con  el Club  Sportivo Rivadavia  nació el actual Club Sportivo Independiente Rivadavia. Bautista Gargantini (hijo) (1891-1985), un exitoso  bodeguero, reconocido criador de caballos pura sangre, precursor  de las primeras corridas de toros en la provincia y quien también participó de manera muy activa en la política -en 1922 fue electo vice gobernador en  la gestión de Carlos Washington Lencinas-, se convirtió en el nuevo titular como autor y principal gestor de la fusión.

En sus inicios el equipo representativo lució una camiseta de color verde musgo con cuellos y puños blancos y pantalón azul que luego pasó a ser roja, blanca y verde a rayas verticales con pantalón blanco por lo que en esa  época se los conoció como “Los Tricolores”.

El propio Gargantini resultó el inspirador del color azul de la camiseta con pantalón blanco que se ha  mantenido a través de los años. En 1920 el club organizó un partido a beneficio del hospital de infecciosos Carlos Washington Lencinas al que también concurrían los enfermos de lepra. En razón de que los leprosos, cuando salían de sus casas o cuando se trasladaban de pueblo en pueblo se identificaban con el color azul para que nadie se les acercara y de ese modo evitar el contagio, asociándolos al color de la divisa y al beneficio organizado, sus hinchas comenzaron a ser llamados “Los Leprosos”. Lo que en esos momentos nació como una burla, porque era un término hiriente y ofensivo, se convirtió con el tiempo en el símbolo de la garra, la pasión y el fervor del centenario club.

Primeros  Títulos

Entre 1913 a 1920 el club ganó ocho campeonatos de la era amateur de manera consecutiva. En esa época actuaba en condición de local en la vieja cancha del Colegio Nacional en calles  Godoy Cruz  y 25 de Mayo.  En Primera División y en la Intermedia Ascenso estaban afiliados clubes que en su gran mayoría desaparecían muy rápidamente o se fusionaban con otros: La Peña, Los Andes, Honor y Patria, Deportivo Sarmiento, Deportivo Gutemberg,  Sportivo José Néstor Lencinas, Vélez Sársfield, Atlético Pacífico, Racing Club, Benjamín Matienzo, Deportivo Olascoaga, Unión Sport Club Las Heras, Sportivo Domingo Bombal, Sportivo Juan Gregorio Las Heras, Sportivo Libertad, La Vanguardia,  Correos y Telégrafos, Socorros Mutuos,  Club Español, Rodeo de la Cruz,  La Superiora, Gimnasia y Esgrima (Sección Fútbol), Deportivo Mendoza, Club Unión, Sportivo Canillitas  y La Juventud.

El 3 de abril de 1921 el club fue fundador en un local de la calle Buenos Aires 42 de la Liga Mendocina de Football y obtuvo su primer título de campeón en 1924 cuando ya existía la tradicional rivalidad con Gimnasia y Esgrima que había sido fundado en 1908, conocido como “Los Pitucos”  por su mayor abolengo social, que había resultado campeón en 1922 y 1923. En esos  tiempos se mantenían en primera división Tracción y Talleres (luego Andes Talleres),  Sportivo Godoy Cruz (después Godoy Cruz Antonio Tomba),  Atlético Palmira, Nacional-Vélez Sársfield-Pacífico (más tarde Atlético Argentino), Asociación Sportiva Italiana, La Vanguardia, Racing Club,  Defensores del Oeste, Jorge Newbery, Rodeo de la Cruz (dio origen al Deportivo Guaymallén), Huracán Bombal y Unión Sport Club Las Heras (Huracán Las Heras al fusionarse), Gutiérrez Giol (se convirtió en Gutiérrez Sport Club), Luján Sport Club, Deportivo Maipú, Mayor Drummond y Atlético San Martín. Esos años la superioridad del club del parque se vio reflejada en los seis títulos que obtuvo consecutivamente: 1924, 1925, 1926, 1927, 1928 y 1929. Volvió a ser campeón en las temporadas de 1932, 1935, 1936, 1940 y 1945 cuando creció su popularidad de manera notable y el enfrentamiento con Gimnasia y Esgrima se había convertido en el tradicional clásico del fútbol local.

El Estadio

La del domingo 5 de abril de 1925, bajo la presidencia de Humberto Giol, es otra fecha muy ligada al sentimiento del pueblo leproso porque se produjo la inauguración del actual estadio en terrenos del parque General San Martín que habían sido donados el 28 de marzo de 1923 por Resolución Nro. 64 del Ministerio de Industrias y Obras Públicas  de la Provincia en el mandato de Carlos Washington Lencinas en una superficie de 3 hectáreas 38 metros cuadrados  “para la construcción de un field de fútbol y de ejercicios deportivos”.  Para ello se debió demoler un muro que ubicaba sobre la actual calle Boulogne Sur Mer y que dividía la ciudad del parque. La construcción fue una de las más modernas de Sudamérica con la primera tribuna de cemento del país, escenario que  contaba además con un moderno velódromo para desarrollar competencias de ciclismo y motociclismo. Aquella tarde de fútbol y fiesta, con una concurrencia que superó las 10.000 personas, se presentó Peñarol de Montevideo, vencedor por 2 a 0 del elenco mendocino. La revancha se disputó el 10 de abril y el cuadro uruguayo resultó nuevamente ganador 2 a 1.  Esos años existían muy pocos escenarios como las canchas de Pacífico en la calle Perú al 2.200, Sociedad Sportiva Italiana en la Av. San Martín al 500, Vélez Sársfield donde hoy ubica la plaza Hipólito Irigoyen en la Cuarta Sección y  Benjamín Matienzo  donde funciona en la actualidad el Área Fundacional. El estadio Azul conocido en la actualidad como “La Catedral” lleva merecidamente el nombre de Bautista Gargantini.

Década del 60

Los periodistas especializados consideran al equipo que a comienzos de la década del 60 ganó tres campeonatos consecutivos –1960, 1961 y 1962– como el mejor de todos los tiempos. En esas tres temporadas reunió 116 puntos en 78 partidos con 47 victorias, 22 empates, solo 9 derrotas, con 163 goles a favor y 90 en contra.

Dirigido por Raimundo Bibiani Mumo Orsi, aquel calificado plantel se formó con Raúl Amador González (el único arquero que en el fútbol mendocino logró un gol de arco a arco en la tercera fecha de 1962 en el empate en un gol con Godoy Cruz), Juan Silverio Filizzola,  Hugo Rubén Torres (era el hijo del canchero don Evaristo Torres),  Amadeo Ramón Gándola,  Luis Armando Cortez,  Manuel Santos, Orlando Atilio Braconi,  Emilio Fernández, Manuel de Jesús Barrionuevo,  Carlos Moyano, Pedro Oscar Gómez,  Agustín Paulino Merlo,  Pedro Romero, Carlos Ramón Villarroel,  Italo Abel Fernández, Héctor Fumaroni, Herman Norberto Yácomo,  Juan Alberto Bendazzi,  Roberto Juan Reggio,  Angel Bernardo Bastías,  Roberto López,  Edmundo César Ferreyra,  Enrique Aurelio Warlet,  José Miguel Chan,  Patricio Jofré, Osvaldo Aliendro,  José Justino Urquiza,  Enrique Pescetti, Hugo Armando y Juan Francisco Lombardo que se incorporó tras su paso por Boca Júniors y River Plate.

Dos nuevos títulos en  1965 y 1967 confirmaron la gran hegemonía Azul de esos años, época en que se produjo el debut oficial  de Antonio Segundo Cura Vergara en la primera división con apenas 17 años.  Es uno de los futbolistas más queridos del largo y brillante historial a la par de señeras figuras como el Mariscal Luis Bolognesi, Francisco Benegas, el Gran Capitán Luis Armando Cortez, el Arbolito Roberto López, el Mariposa Alberto Ortíz, Osvaldo Aliendro, el Gringo Hugo Cirilo Mémoli y el llamado Rey Tomás Felipe Carlovich.

La participación en seis Nacionales –1968, 1973, 1977, 1979, 1980 y 1982– enriquece la trayectoria del Club Sportivo Independiente Rivadavia que desde 2007 participa nuevamente  en el Torneo Nacional “B” -tras haber ascendido por primera vez en 1999 dirigido por el Turco Claudio Omar García y descendido en 2002 –con la meta de llegar al Nacional “A” ahora conducido por Fernando Gamboa-.

Fotos gentileza de Roberto D Agostino

5 Comentar este artculo

  1. ROSANA URQUIZA Dijo:

    SOY HIJA DE JOSE JUSTINO URQUIZA Y ME GUSTARIA ME ENVIEN TODO LO QUE TENGAN DE MI PAPA EN SU PASO POR LA INSTITUCION. GRACIAS

  2. Matías Piquero Dijo:

    Soy nieto de Emilio Fernandez, quisiera saber si existe la posibilidad de que me brinden datos acerca de él en su paso por la institución.

    Gracias y saludos.

  3. Marcelo Dijo:

    Hola a todos.
    Soy el hijo de Italo Fernández y hoy domingo 07 de Julio de 2013, hemos estado viendo las fotos de la lepra campeones del 1960, 61 y 62 juntos con mi padre (Italo y su nieto Emmanuel)…
    Actualmente vivimos todos en San Luis (capital). Mi padre les manda Grandes Saludos y Abrazos para todos…

  4. Hugo Armando Dijo:

    Hola ,Italo me Allegra saber que ESTAS bien , TE MANDO UN gran abrazo !!!!!!!! Hugo Armando ( combata ) DESDE Florida USA

  5. Cristian Dijo:

    Hola a todos!queria preguntar por Manuel Santos,que fué campeón en 1960,él era el hermano de mí abuela.Mí abuela falleció por los años ´90 y después de eso perdimos contacto con Manuel,que en la familia lo llamabamos de Manolo,por su descendencia Española.Desde yá muchas gracias,espero que alguién me pueda decir algo,más allá que puede que haya fallecido(realmente no lo se).Saludos

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Está de acuerdo con que la calle 6 de setiembre se llame ahora Raúl de la Mota?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Cubierto
Cubierto
20°C
sensación térmica: 19°C
humedad: 45%
 
Correveidile en Facebook

 

febrero 2013
L M X J V S D
« ene   mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Chacrificados

Edición Papel