Categoría | Vecinales

Familia Leiva: pioneros de a caballo

Más de cien años tranqueando estos pagos lleva la familia Leiva, una de las fundadoras de Chacras de Coria.  Criollos de alma y enamorados de su tierra natal, cultivan una añosa tradición que no se apaga: la vida en el puesto.

Por Nicolás Sosa Baccarelli

Una familia con historia

Daniel y Gonzalo.

Nadie puede jactarse de ser oriundo de la zona, si no conoce a “los Leiva”. Nadie puede ufanarse de conocer el piedemonte si no sabe llegar al “Puesto Leiva”. Más de un siglo de trabajo y amor, más de cien años de hacer el monte a caballo. Custodios de esa tradición, guardan con celo las costumbres más puras de un pasado glorioso de esta patria. La primera: el orgullo de la sangre. “Siempre pienso en mi abuelo de quien estoy tan agradecido” responde Daniel con evidente emoción y trae a la charla un nombre: Manuel Leiva… o simplemente don Manuel.

Comenzó con un par de carros que pronto se multiplicaron y llegaron a ser doce, con sus  correspondientes mulas. Con ellos, don Manuel transportaba guano, áridos, la cosecha de las fincas cercanas y todo tipo de materiales con los cuales “se hizo Chacras”. Las viejas residencias, las casas de las fincas y posteriormente las de fin de semana, contaron para su construcción con el trabajo de don Manuel. No había otra forma de hacerlo más que a pulmón.

Nombrando a Manuel y a Petrona, su esposa, nos hemos remontado a cien años atrás; a una época en que la sombra y el agua eran un privilegio. “Acá no había agua, había que ir a buscarla abajo y traerla, era un sacrificio” cuenta Daniel, rememorando tiempos pasados.

Cruzando la ruta, a pocos metros hacia el oeste de la cancha de Chacras nace la huella que conduce a “La Agüita”, nombre con que se conoce la zona. Allí fue donde Manuel Leiva comenzó con la crianza de sus animales y transformó ese pedazo de desierto en un “puesto”. Cabras, chanchos, aves, vacas ocuparon la vida de Manuel y Petrona, y de sus seis hijos que ya se iniciaban en las tareas de campo.

Uno de ellos, Aquiles – en cuyo homenaje se colocó ese nombre a la caballeriza de Daniel y su familia- se casó con la recordada por todos, Adelaida Triviño. Establecieron el hogar familiar en una casa esquina ubicada en calle Benito de San Martín, frente a la placita hoy llamada Dr. Carlos Levy, ahí donde el quince da la vuelta.

De ese matrimonio nacieron los diez hermanos que conforman el “clan Leiva” de Chacras. Ramón, Ángel, Eugenio – conocido como “El Chivato”- Manuel, Alfredo, Daniel, Ana, Margarita y el menor, Alejandro. A muchos de ellos los vemos a diario transitar las calles del pueblo.

El número de hijos da pie para imaginar la increíble cantidad de primos. A eso se suman otros tíos, sobrinos, “compadres” y por lo tanto, ahijados -que suelen ser muchos- y otros tantos que la vida arrimó encontrando en “los Leiva”, una casa que se quiere y se siente como propia. Eso se respira cuando se llega al puesto.

Allá lejos en el tiempo…

Traían el agua en tambores de doscientos litros transportados en carretela, desde el cuadro de estación de Chacras; con eso se llenaba una pileta para los animales. Luego don Aquiles, conocedor del terreno, emprendió una perforación, y encontró lo que buscaban a seis metros de profundidad. “Acá los sapos no se bañaban, se plumereaban” agrega Daniel y nos arranca una carcajada a todos.

Esta árida geografía se ha modificado desde hace algunos años. En medio de la extensión seca y pedregosa, han brotado pequeños pantanos con una modesta fauna acuática y algunas cortaderas. Algunos relacionan este hecho con la construcción del dique Potrerillos.

Daniel recuerda los años de su infancia con gratitud y emoción. Recuerda con cariño al Dr. Edmundo Correa, a don Victorio Cerutti -desaparecido durante el proceso militar-, amigos de su abuelo a quien contrataban para tareas de transporte. Suenan apellidos: Savoy, Vescove, Tejo, Coria, Estela, Elaskar, Fara, Catalani, Plendoux, Bauco y tantas otras familias queridas de Chacras.

“Es triste… quedó la Iglesia nomás” dice lamentando el crecimiento desmedido que ha experimentado el pueblo estos últimos años. “Los terrenos se han achicado, la urbanización, entre otras cosas, no ha favorecido a la actividad en el campo”, comenta.

Daniel creció y entre visitas y tonadas llegó el amor a su vida. Se casó con Mónica Urbani, “la Mónica” para los vecinos.  De ese matrimonio nacieron Irene, Gonzalo y Romina. La hija mayor se casó y formó su hogar. Siempre temprano y sin que el frío importara, recuerdo ver llegar el sulqui de los Leiva a la escuela. Mónica lo conducía.

Se esperaban todo el año los cumpleaños de Gonzalo y de Romina. Esos días eran una fiesta. Los treinta niños y las maestras de la Escuela Teresa O´Connor atravesaban el pueblo caminando, para llegar a “La Agüita”. Allí el festejo duraba el día entero y podía durar más también junto a la inmensa familia y los muchos amigos.

Caballos criollos y jinetes de renombre

“Caballeriza Don Aquiles” es el nombre actual del establecimiento. Un homenaje a ese hombre que les dio la vida y les enseñó los primeros secretos de cómo transformar un potro porfiado en un pingo parejo. El lugar cuenta con cuidadas pesebreras en las que descansan los animales que tienen a pensión –cuidado- o para ser trabajados.

Si bien siempre estuvo en el rubro, desde 1974 Daniel se ha dedicado por completo a esta actividad. Ahí fue cuando advirtió la importancia de la equitación y de estar a tono con  las nuevas exigencias del mundo equino. Luego llegó Gonzalo, su único hijo varón quien heredó esto que no es un oficio; es una pasión, un arte y una forma de vida.

No hay distingos de género en el puesto. Hombres y mujeres trabajan a la par. Mónica, Irene y Romina despliegan las tareas domésticas con la misma soltura con que liberan o atan al palenque a un animal. No hay vacaciones ni domingos; los animales deben comer y ejercitarse todos los días. Años de sacrificio dieron sus frutos, hoy “Don Aquiles” cuenta con la buena fama suficiente para recibir animales en doma y trabajo provenientes de diferentes puntos del país. Prestigiosos criadores dejan sus caballos de raza en manos de “los Leiva” para ser amansados o para lograr los movimientos, la destreza y la actitud necesarias para desempeñarse en las tareas de campo y en las exposiciones. Las presentaciones en dichos eventos y el desarrollo de  pruebas funcionales se hicieron para Daniel y Gonzalo, una práctica habitual en la que han obtenido excelentes resultados. Feriagro -Luján de Cuyo-, San Luis, La Pampa, Córdoba, Buenos Aires, La Rural de Palermo, han visto desfilar por sus picaderos a estos jinetes que honran nuestro suelo.

Interesados en que “se conozca qué hay y cómo se vive de este otro lado de la ruta” como indica Daniel, la familia recibe a diario a clientes y amigos que se arriman a ensillar sus caballos, a darle una mirada o simplemente a tomarse unos amargos o comerse unos asadasos que nunca faltan. También se organizan cabalgatas para los que se acercan con intenciones de conocer el paisaje, clases y charlas de equitación.

Caballos criollos, generosos carneos, jineteadas; una familia con sangre noble y corazón gaucho… Esto también es, y quizá sea lo mejor, de  Chacras de Coria.

3 Comentar este artculo

  1. Mauricio Leiva Dijo:

    hola gente talves no se acuerden de ni pero talves se acuerdan de mi abuelo Don Capino leiva, o mi viejo el Rulo Luis Leiva de godoy cruz. Muy lejano en el tiempo recuerdo una juntada de todo el clan Leiva alla en el puesto de Don Americo. Solo queria mandarles un gran saludo y muchos cariñoa a la familia.

    Mauricio Leiva

  2. SILVIA BRAMONTI Dijo:

    Buenas,yo recuerdo haber ido a la TERESA O’CONNOR algunos años con Manuel Leiva…saludos a la familia…

    Silvia Bramonti

  3. Dante moreno Dijo:

    Hola mi apellido es moreno y mi papa esta buscando a victor leiva hizo el servicio militar con el y desea encontrarlo…desde ya muchas gracias…mi nombre es Dante moreno y se pueden comunicar conmigo por facebook..

Deje su comentario

Encuesta

  • ¿Le parece positivo el cambio de sentido en las calles Italia y Loria?

    Loading ... Loading ...
Encontrá este widget en www.argentina.ar
Mendoza
Soleado
Soleado
30°C
sensación térmica: 34°C
humedad: 16%
 
  • + leidos
  • Nuevos
  • Comentarios
Correveidile en Facebook

 

marzo 2012
L M X J V S D
« ene   abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Chacrificados

Edición Papel